Cargando...
La mosca de la bichera, una adversidad sanitaria que persiste y genera graves perjuicios a los ganaderos.

Agro > SEÑALAN QUE HAY DESAZÓN

Cinco expresidentes ruralistas reclaman al gobierno por demoras en erradicar la bichera

Cinco expresidentes ruralistas afirmaron que la atención al tema bichera no parece estar acorde al sufrimiento de los animales, de los productores y de las pérdidas que la plaga provoca

Tiempo de lectura: -'

22 de febrero de 2022 a las 11:23

Cinco expresidentes de la Federación Rural (FR) -Julio Armand Ugón, Fernando Dighiero, Jorge Riani, Miguel Sanguinetti y Carlos Maria Uriarte- elaboraron una “carta abierta”, titulada “Preocupados por la bichera”, en la que afirman que “hoy reina la desazón entre quienes curamos bicheras”.

Los firmantes de la carta, todos productores ganaderos, expresan: “Exhortamos a agotar esfuerzos para que el programa se realice en el menor tiempo posible. Entendemos que la atención que se la ha dado al tema no parece estar acorde al sufrimiento de los animales, de los productores, y de las pérdidas económicas y/o de motivación que esta plaga provoca, sobre todo en el sector ovino”.

“Hoy estamos convencidos de que es posible erradicarla, y que estamos más cerca que nunca para poder lograrlo, y que de hacerlo sería un gran avance para la producción ganadera nacional”, afirman los expresidentes de la FR.

Tras señalar que están “muy preocupados por el tratamiento que se le ha venido dando en los últimos meses al tema de la Erradicación de la Bichera” y que la carta la elaboraron “para contribuir a que el país se pueda verse libre de esta plaga, lo antes posible”, expresan que “el detonador” de la misma fue la información que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) divulgó a fines del año pasado, indicando que el programa comenzaría a ejecutarse en 2023.

Estiman que dados los plazos máximos anunciados para cada una de las cuatro zonas previstas para la liberación de las moscas estériles (12 meses), el programa estaría llegando al norte, “que es la zona más ovejera y la que más sufre la bichera”, recién en 2027 y que eso “es muy difícil de asimilar por parte de los productores de esa región”.

Indican, sobre eso, que tomando en cuenta una pérdida anual para el sector estimada en US$ 40 millones por la acción de esa plaga, de cumplirse los plazos máximos hechos públicos, podrá haber causados pérdidas por más de US$ 100 millones al país.

“Confiamos que, si las cosas se hacen bien, en tiempo y forma de acuerdo al Plan Técnico Original, las etapas de dispersión deberían estar más cerca de los mínimos previstos (seis meses), que de los máximos (1 año)”, expresan.

También citan aspectos en los que los técnicos internacionales hacen énfasis, que es fundamental proteger el programa de los avatares políticos y/o públicos ajenos al programa de erradicación y que es fundamental que los costos estén ligados a la necesidad del programa y a ninguna otra razón.

“Otro aspecto que nutre nuestra preocupación es su gobernanza (…) no vemos con tanta claridad que el ambiente natural de un programa de esta índole sea dentro de la Dirección de Sanidad Animal”, se expresa en la carta, donde se añade al respecto que “como el programa va a ser pago por los productores (al menos en su gran mayoría), entendemos que ellos son quienes deben ser los responsables de su gobernanza, con el aval, apoyo y el control del Estado a través del MGAP, para garantizar el objetivo público de su creación”.

La fuente de financiamiento también se señala como un aspecto que genera preocupación.

La carta de los expresidentes de la FR

CARTA ABIERTA - PREOCUPADOS POR LA BICHERA - 17 de febrero del 2022

El propósito de esta carta no es representar la opinión de la Federación Rural, ni de ninguna otra institución, sino simplemente es el sentir de cinco ex presidentes de nuestra querida institución, que estamos muy preocupados por el tratamiento que se le ha venido dando en los últimos meses al tema de la Erradicación de la Bichera, y nos sentimos en la obligación de hacer pública nuestra opinión.

Lo hacemos sin ningún afán de crítica, y para contribuir a que el país se pueda verse libre de esta plaga, lo antes posible.

Queremos dejar claro que tampoco pretendemos emitir ningún tipo de juicio personal de quienes han estado trabajando en este tema. Valoramos mucho su esfuerzo, y todos ellos nos merecen el mayor respeto y consideración.

Nuestra preocupación respecto al tema no es nueva, ya que todos nosotros desde nuestros comienzos como productores, y luego en nuestra acción gremial, estuvimos siempre luchando contra esta plaga.

Hoy estamos convencidos de que es posible erradicarla, y que estamos más cerca que nunca para poder lograrlo, y que de hacerlo sería un gran avance para la producción ganadera nacional.

El detonador de esta carta fue la información hecha pública sobre fin de año por parte del MGAP, según la cual el Programa comenzaría en el 2023.

Teniendo en cuenta los plazos máximos anunciados para cada una de las 4 zonas previstas para la liberación de las moscas (12 meses), el Programa estaría llegando al Norte del país, que es la zona más ovejera y la que más sufre la bichera, recién en el 2027. Esto es muy difícil de asimilar por parte de los productores de esa región. Teniendo en cuenta que en USA, la plaga se erradicó en dos campañas, la primera entre 1957 y 1959, en un territorio 3,5 veces el del Uruguay (541.887 km2), y la segunda entre 1962 y 1966, en un territorio 10 veces el de Uruguay (1:922.409 km2).

A la hora de evaluar las perdidas, y sobre la base del cálculo hecho por el MGAP en el 2019, cada año que se demore serán 40 millones de USD de pérdidas directas para el sector. Es decir, de cumplirse los plazos máximos hechos públicos, de ahora hasta para cuando la erradicación llegue al Norte (2027), la plaga podrá haber causados pérdidas por más de 100 millones de dólares al país.

Confiamos que, si las cosas se hacen bien, en tiempo y forma de acuerdo al Plan Técnico Original, las etapas de dispersión deberían estar más cerca de los mínimos previstos (6 meses), que de los máximos (1 año). El tiempo lo determinará cuan efectivos seamos en la dispersión.

Más allá de que todo es mejorable, y que nadie tiene la verdad absoluta, para asegurar el éxito de un desafío de esta magnitud, es indispensable poder contar con lo más amplia masa crítica posible.

Por esta razón, entendemos que para lograrlo se necesita el mejor respaldo técnico posible, destacando el insustituible aporte de los técnicos nacionales, es fundamental el aval de los técnicos internacionales con experiencia en exitosas campañas similares.

Estos técnicos internacionales cada vez que se los ha consultado, siempre hacen énfasis en que para lograr el éxito hay aspectos que son fundamentales tener en cuenta, a saber:

Es fundamental contar con la participación comprometida de los productores.

Que el personal asignado a la campaña de Erradicación debe tener dedicación exclusiva.

Que el Programa debe tener capacidad dinámica para responder en tiempo y forma a sus necesidades.

Por eso es fundamental proteger el programa de los avatares políticos y/o públicos ajenos al programa de erradicación, así como de otras situaciones productivas/sanitarias que se puedan dar.

Nos tememos que lo ocurrido en los últimos meses es una clara muestra de lo que se nos advirtió, y que debemos a toda costa prevenir.

Un tema que no se debe descuidar es el costo adicional que las modificaciones agregadas tendría en el costo del Programa (mano de obra, moscas, dispersión, etc.), cuyo costo puede llegar a incidir en forma importante en la campaña. En este sentido consideramos que es fundamental que los costos estén ligados a la necesidad del Programa, y a ninguna otra razón.

Otro aspecto que nutre nuestra preocupación es su gobernanza. Debemos tener muy en cuenta que el Programa de Erradicación que se pretende impulsar en Uruguay es inédito, porque no contaría con el apoyo directo del Congreso de los EUA como se dio en las exitosas campañas de América Central y del Norte.

No vemos con tanta claridad que el ambiente natural de un programa de esta índole sea dentro de la Dirección de Sanidad Animal. No podemos dar ninguna posibilidad a que los vicios de otras campañas sanitarias lo contaminen. Lo importante, más allá del lugar en que se lo ubique, es garantizarle la suficiente independencia y necesaria autonomía.

Como el Programa va a ser pago por los productores (al menos en su gran mayoría), entendemos que ellos son quienes deben ser los responsables de su gobernanza, con el aval, apoyo y el control del Estado a través del MGAP, para garantizar el objetivo público de su creación.

Por eso nos inclinamos a escuchar a los que tienen experiencia a la hora de definir la gobernanza del programa.

Otra fuente de preocupación es su financiamiento. Sin descartar otras fuentes posibles, una de las fuentes de fondos que se ha manejado, es la de utilizar los fondos del 1% Municipal tal cual se hizo el aporte al Fondo Coronavirus. Entendemos que, para considerar esta posibilidad, es fundamental hacerlo independientemente de su posible derogación.

Hoy reina la desazón entre quienes curamos bicheras.

Las actuales autoridades del MGAP han reiterado que hoy el tema está en manos del las gremiales quienes deben dar sus aportes en cuanto a la gobernanza y financiamiento del Programa. Por eso consideramos oportuno realizar estos aportes.

Percibimos que existe un desconocimiento preocupante entre los productores de las posibilidades de la erradicación y del trabajo realizado, y peor aún, parecería ser que para algunos no se trata de un problema tan grave.

Exhortamos a agotar esfuerzos para que el Programa se realice en el menor tiempo posible.

Por todo lo expuesto, entendemos que la atención que se la ha dado al tema, no parece estar acorde al sufrimiento de los animales, de los productores, y de las pérdidas económicas y/o de motivación, que esta plaga provoca, sobre todo en el sector ovino.

Julio Armand Ugón

Fernando Dighiero

Jorge Riani

Miguel Sanguinetti

Carlos Maria Uriarte

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...