Economía y Empresas > COLUMNA

Coaching y psicología: ¿qué es qué?

Ambos son terapéuticos; sin embargo difieren en el método, los alcances, los límites y las situaciones en las que deben aplicarse

Tiempo de lectura: -'

18 de septiembre de 2019 a las 05:02

Por Karina Pittini 
Directora de Human Capital 
Consulting (HCC) Uruguay

En diversos ámbitos me preguntan la distinción entre el coaching y la psicología. A veces, también lo hacen ejecutivos elegidos por sus organizaciones para iniciar un proceso de coaching. Y en ese primer encuentro, donde aún no tienen claro qué es coaching y para qué sirve, algunos creen asistir a terapia. 

Esto me deja claro que tenemos tela para cortar respecto a la distinción entre el coaching y la psicología.  Y quizá también vos te preguntes ¿contrato un psicólogo o un coach?  La respuesta es depende qué quieras.  Son dos procesos que tienen similitudes, en algunos casos hasta bases comunes y sin embargo son disciplinas diferentes. 

Para empezar, el psicólogo es un profesional de la salud que tiene una formación técnica y práctica de nivel universitario.  Está capacitado y debe trabajar a nivel integral de la persona. Conoce acerca de la conducta, las emociones, las bases de la personalidad, neurobiológicas y neurofísicas. Sabe lo que es esperable y lo que no en el mundo psíquico, físico, emocional y relacional. El proceso terapéutico se sustenta en una relación donde el psicólogo interviene, para mejorar la calidad de vida del consultante. Para esto, aplica métodos y técnicas, basadas en marcos teóricos determinados. También en evidencia empírica y datos de investigación que aportan las neurociencias y otras muchas disciplinas. Diagnostica para prevenir y asistir a personas con disfunciones o patologías, así como también a personas que buscan mejorar su calidad de vida. 

Aporta contenido según su marco referencial, siendo así que interviene con interpretaciones, uso de significados e indicaciones. Es parte de su responsabilidad la psicoprofilaxis, es decir, el uso de recursos y técnicas psicológicas para promover el desarrollo de las posibilidades del ser humano. Abarcará el entorno del consultante tanto como sea necesario para su proceso. 

El coach es un profesional que se entrenó en una metodología y herramientas. Su cometido es facilitar procesos, orientados a objetivos y a que las personas cambien en la forma en que lo decidan. Para que vayan en la dirección que quieran ir, sean quienes quieren ser y avancen hacia su mejor versión.  

El coaching es pragmático y en sus bases hay diversas teorías psicológicas -humanista, positiva, cognitiva, constructivista- así como teorías sistémicas, lingüísticas, neurociencias, entre otros.  

Se orienta a que las personas, equipos y organizaciones clarifiquen, definan y alcancen sus metas. A través de herramientas, promueve que el cliente realice su propio proceso.  Desde el diagnóstico de su estado actual, la actualización de sus valores -que son la motivación y garantía del éxito- hasta el diseño de sus planes de acción. El coach facilita que la persona vincule propósitos con objetivos, active sus recursos, sus creencias y actúe para elevar al máximo su desempeño.  

El coaching también se sustenta en una relación, siendo que en este caso, es el cliente quien tiene todas las respuestas. El cliente es el responsable de su propio proceso. Es quien aprende, descubre, decide y hace para lograr lo que se propone. El coach propone una metodología y herramientas para que el cliente tenga éxito en el proceso. No interpreta, no enseña, no aporta contenido, ni da consejos. 

Facilita el proceso para que el cliente decida qué, cómo y cuándo.  

Es así que, tanto la psicología como el coaching son terapéuticos y promueven mejor calidad de vida. 

El psicólogo puede utilizar el coaching como herramienta. El coach no está capacitado para llevar adelante ningún proceso relacionado a la psicología. Ni para trabajar con personas con disfunciones ni patologías. Ambos procesos se apoyan en el despliegue de potencialidades y habilidades. Así como también, generan opciones, aprendizajes y promueven autonomía. 

El caso de Antonio podría haber sido abordado tanto desde el coaching como desde la psicología.  Es profesional recibido hace unos años y quería tomar decisiones acerca de su carrera. Se le presentaban oportunidades relevantes  que implicaban cambios para él y su familia.  Actualmente y luego de definir sus objetivos y tomar más conciencia respecto de él y de su entorno, tiene su decisiones y su plan. Paso a paso va hacia lo que quiere en relación con su profesión.  Al haber clarificado sus propósitos, está cuidando lo que es importante en su vida personal y familiar. Si el proceso hubiera sido de coaching, la misión estaba cumplida.  Dado que, en su caso, necesita hacer cambios respecto a relaciones con aspectos disfuncionales, el abordaje elegido fue desde la psicología utilizando herramientas de coaching. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...