Mundo > India

Cómo falsos secuestros de niños difundidos en Whatsapp terminaron en el linchamiento de más de 20 personas

Una muchedumbre de 2000 personas asesinó a un ingeniero de sistema de 27 años, el domingo

Tiempo de lectura: -'

18 de julio de 2018 a las 14:31

La policía india detuvo el domingo 15 a 25 personas luego de la muerte de un hombre, víctima de una paliza después de la difusión de un rumor en WhatsApp sobre el secuestro de un niño.

Los detenidos son sospechosos por la muerte de Mohammad Azam, de 27 años, que fue atacado junto con dos amigos por una muchedumbre de 2.000 personas el viernes 13, en el distrito de Bidar, en el sur del estado indio de Karnataka.

El asesinato del hombre, que era ingeniero de sistemas, se produce luego de que más de 20 personas fueron linchadas durante los dos últimos meses en India, porque se creía que secuestraban menores.

Los rumores falsos difundidos vía WhatsApp se han convertido en un problema de seguridad en ese país; las autoridades consideran que todas las personas asesinadas eran inocentes.

Chocolate que terminó en tragedia

Los dos amigos de Azam resultaron heridos de gravedad. La policía indicó que los tres se dirigían hacia la ciudad de Hyderabad, luego de visitar a un amigo en Bidar, cuando se detuvieron a medio camino para dar chocolate a un grupo de niños.

Uno de los menores empezó a llorar y esto llamó la atención de personas que les acusaron de ser secuestradores perseguidos por la policía, explicó a la AFP N. Patil, el adjunto del jefe de la policía de Bidar.

Después de intentar escapar, los tres hombres fueron linchados por una multitud de personas alertadas por WhatsApp.

Esta paliza se produce pocos días después de que la plataforma -propiedad de Facebook- publicara recomendaciones en la prensa india para identificar las informaciones falsas que circulan en esta plataforma.

Asesinados por videos falsos

Una de las primeras víctimas de esta ola infernal fue una mujer de 65 años llamada Rukmani. Ella y otros cuatro miembros de su familia se dirigían en auto hacia un templo ubicado en el estado de Tamil Nadu, en mayo, según informó el diario New York Times.

Fueron interceptados por una multitud embravecida que los tomó por "secuestradores de niños", atacados y heridos.

WhatsApp es una plataforma usada intensivamente por más de 250 millones de indios; hace un tiempo comenzaron a circular rumores -que luego se probó que eran falsos- relacionados a secuestros de niños. A través de este red de mensajería social se viralizaron videos en los que se veían a personas que robaban menores.

Uno particularmente compartido era en realidad una publicidad pública hecha en Pakistán; fue editada de su formato original para que pareciera un secuestro real y se difundió velozmente por WhatsApp.

El asesinato de Rukmani ocurrió luego de que la familia se detuviera para pedir instrucciones sobre el camino a tomar. Una abuela que se encontraba allí sospechó y llamó a su hijo, que comenzó a difundir la alarma a través de WhatsApp.

La familia, según contaron algunos miembros a New York T‌imes, se puso nerviosa y decidió regresar, pero cuando llegaron al siguiente pueblo ya lo esperaba una multitud furiosa que los golpeó con palos de hierro, patadas y puñetazos. Videos de ese ataque también han circulado.

Rukmani murió en ese momento y el resto de la familia fue dejada allí, en el auto destrozado. Uno de ellos permaneció en coma durante semanas. La policía detuvo a 46 personas por el crimen de la mujer y el ataque a su familia y buscan a 74 más.

Medios de India reportaron también el asesinato de un hombre del norte del país, que fue atado a una columna de electricidad y golpeado brutalmente. Otro hombre fue atacado y colgado de un puente, en Pulicat. En ambos casos se sospecha que las multitudes que los atacaron estaban convencidas de que eran "foráneos" que venían a secuestrar niños.

Desde la semana pasada WhatsApp empezó a señalar los mensajes que son reenviados (dicen Reenviado) y lanzó una campaña de publicidad en periódicos para educar al público sobre los peligros de difundir y creer en rumores infundados.

En tanto, las autoridades indias intentan frenar los ataques advirtiendo sobre estos estas "noticias" falsas, arrestando a algunas personas que las han enviado e incluso cortando el acceso a internet en ciertos lugares, por períodos cortos. El martes 17 la Suprema Corte de la India pidió que se aplique "mano dura" contra estas multitudes violentas.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...