Cargando...
Consultorio odontológico

Tecnología > Odontología

Cómo será la atención odontológica en el futuro y qué avances tecnológicos hay en Uruguay

En Uruguay “los cambios son de a poco, pero continuos”; se busca avanzar en la implementación de tecnología odontológica

Tiempo de lectura: -'

08 de junio de 2022 a las 05:04

Por Abril Mussini - Especial para Cromo

¿Confiarías en la atención de un robot? Las cirugías dentales realizadas por máquinas son una realidad en China desde 2017. A fin de excluir el “error” humano, en setiembre de ese año se logró llevar a cabo un implante dental hecho con una impresora 3D por medio de un dispositivo de forma autónoma.

Cada día hay más avances tecnológicos en el mundo y Uruguay no quiere quedarse atrás. Empresas y laboratorios intentan implementar nuevos productos todo el tiempo, como es el caso de Pro3.

Conferencia de Christian Coachman en Punta del Este, 2022

Organizado por esta distribuidora de productos odontológicos (Pro3), Christian Coachman, líder mundial en innovación en odontología, estuvo en Uruguay en mayo, donde brindó una conferencia en Punta del Este para más de 200 personas.

Coachman, referente mundial en la técnica de “diseño de sonrisa”, integra la sexta generación de dentistas de su familia que, en 2019, cumplió 170 años en la odontología, ingresando a los Récord Guinness.

Este tipo de eventos son organizados por la empresa cada dos años, a menudo en colaboración con la Universidad de la República (Udelar). 

Tecnología en Uruguay

Giselle Bliman, directora de la empresa familiar Pro 3 hace 10 años, explica que lo más innovador en el mercado uruguayo actualmente es la digitalización de los procesos odontológicos. El primer paso de la digitalización es necesario un escáner.

A diferencia de métodos que podrían considerarse rudimentarios o tradicionales (como moldes de yeso) los software que vienen con escáneres permiten un proceso más rápido, sencillo e indoloro para realizar una pieza dental.

El sistema va acompañado de impresoras 3D para poder recrear la imagen que se obtuvo digitalmente. Se trata de tecnologías que ingresaron al mercado hace 10 años, explicó Bliman. 

Hoy en día “ya es un producto masivo”, indicó el experto. Muchos profesionales, líderes de opinión y universidades ya poseen el producto y en cinco años “estará democratizado”.

Desde Pro 3, que en general importan las herramientas de países europeos, también desarrollaron con apoyo de la ANII el diseño e impresión de herramientas que le sirven a los doctores para su tratamiento.

“Hoy en día yo diseño con un software cómo va el implante en el hueso, imprimo en 3D, hago una guía quirúrgica y el doctor solo tiene que agujerear donde va el implante”, explicó Bliman. Con este nuevo método no hay necesidad siquiera de reposo o postoperatorio, permite al paciente inmediatamente regresar a sus tareas cotidianas.

La ortodoncia tradicional quedó atrás. “Los brackets los sustituimos por alineadores transparentes, que hacen movimientos chicos cada dos semanas”, explicó la directora de Pro 3. Todo el procedimiento es previsto a través de un software específico.

Si bien Bliman indica que todos los odontólogos de hoy en día tienen acceso a esta tecnología, la realidad es que se continúan utilizando los brackets tradicionales. 

Esto se debe a los costos que implican para los pacientes. Solo los brackets y su colocación cuestan $ 10 mil. Los alineadores sextuplican el costo.

Desde hace años la educación para los odontólogos uruguayos intenta estar cada vez más a la vanguardia. “Es un proceso que lleva más de 10 años”, dijo Mauricio Figueredo, docente de Prostodoncia fija, cátedra dedicada a prótesis, en la Udelar. “Los cambios han sido, por ser una institución pública, de a poco pero continuos, porque todo requiere una valoración de la parte económica”, agregó.

Los primeros avances que hizo la Udelar fueron en los laboratorios dentales, en los que se empezó a utilizar un sistema digital en que se toman moldes, el laboratorio los digitaliza y se transforma en una restauración para el paciente.

Posteriormente se incorporó también el sistema de historia clínica digital, que hoy en día ya está diseminada en todo el sistema de salud.

La última y más reciente incorporación se utiliza desde hace un año y medio. Se trata de un escáner intraoral. El aparato es similar al que se usa para endurecer la resina dental. Tiene un extremo donde emite disparos de luz donde envían la imagen real de la boca a la computadora y crea un diseño 3D. “Con eso se completó lo que podría ser un flujo 100% digital realizado en la universidad”, contó Figueredo.

Escáner Intraoral Trios 3 Basic de 3Shape

Todas estas innovaciones se adquieren por licitaciones, a través de fondos que la universidad evalúa. En el caso del escáner, Pro 3 ganó la licitación por la marca 3Shape que representa.

Actualmente, el uso del escáner intraoral ayuda a hacer más rápidos los procedimientos que antes se realizaban “artesanalmente”. Para hacer una pieza se escanea la boca directamente, haciendo una impresión que luego se envía al laboratorio para diseñar. Finalmente con ese diseño se manda a hacer la pieza y está lista para colocar al paciente.

Esta última adquisición todavía no se aplica en el 100% de los casos. Su utilización está en una fase transicional “porque requiere formación”, explicó Figueredo. “En un tiempo va a requerir un cambio y un ajuste de nuestro plan de estudios. “Estas tecnologías llegaron para quedarse”, opinó.

Si bien los estudiantes tienen acceso al conocimiento de las tecnologías y procedimientos más nuevos es difícil que lo pongan en práctica. “El escáner intraoral es un insumo bastante costoso, estamos hablando de un valor cercano a los US$ 30 mil”, dijo Figueredo. Por lo que el estudiante que egresa es probable que no pueda acceder o cuando tenga la posibilidad de hacerlo ya se haya renovado esa tecnología.

Impresoras 3D
La Udelar accedió a impresoras 3D hace tres años. Se trata de un insumo más accesible en relación al escáner, con un precio hasta 30 veces menor y un software gratuito. 
Por otra parte, la universidad terceriza muchos procedimientos que no se pueden realizar allí. Por ejemplo, las guías quirúrgicas para implantes, diseños paso a paso de la intervención que sirven de guía al odontólogo, que se tercerizan a empresas como Pro3.
Se espera que a futuro se pueda tener mayor resolución de tratamientos, con mayor velocidad, que para Figueredo “sigue siendo un debe” por parte de la universidad.

¿Futuro robotizado?

La incorporación de máquinas es una realidad que está llegando a todos los rubros y la odontología no es la excepción. “Pero hay realidades que en el mundo son diferentes a las nuestras”, opinó Figueredo.

El doctor aludió a cómo se aprende en Japón, donde prácticamente no hay personas con falta de piezas dentales o caries para tratar. Allí cuando quieren estudiar estos temas se utilizan fantomas, que son como muñecos plásticos o de goma que simulan la cavidad oral. Esa realidad dista mucho de la de Uruguay. “En nuestro país, la necesidad de tratamiento es brutal”, expresó Figueredo refiriéndose al exceso de pacientes con problemas odontológicos.

Sobre que los robots sustituyan a los profesionales, Giselle Bliman no cree que eso suceda, pero sí se requerirá de especialistas con cada vez mayor capacidad y conocimiento sobre este tema. Expresó que la asistencia de robots que intervengan en procedimientos quirúrgicos quizás será una realidad dentro de 10 años. Esto implicaría mayor precisión y la sola asistencia del odontólogo.

En el mundo ya es una realidad. Además de los procedimientos en China, la Universidad de Nueva York, una de las tres escuelas en Estados Unidos con un sistema robótico de implantes dentales, realizó en mayo de este año intervenciones dirigidas por estudiantes.

Pero ¿aceptaremos la atención de una máquina? Según Figueredo, la respuesta es negativa. “Podría poner el ejemplo de una colega (en España), que contrató un robot en su clínica, que lo que hacía era dar la recepción del consultorio. Cuando hizo el estudio de mercado a los pacientes les resultó una falta de empatía tener a un robot en la sala de espera para dar la bienvenida”, narró el doctor. Consideró que es una cuestión cultural y que “esa falta de empatía que da el robot sigue pareciendo una dificultad y una desventaja”.
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...