Nacional > Nepotismo

Con críticas a la Jutep, Vázquez cesó a su consuegro del servicio de seguridad presidencial

Presidencia consideró que la recomendación sobre separarlo del cargo es "contradictoria"

Tiempo de lectura: -'

08 de marzo de 2018 a las 19:00

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, cesó a su consuegro del servicio de seguridad presidencial, informó el portal de Presidencia. La resolución fue tomada luego de que la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep) recomendara al mandatario cesarlo, si bien el organismo no cuestionó la ética del mandatario. Vázquez ya había adelantado que en caso de que la Jutep considerara que la contratación de su consuegro fuera considerada nepotismo, estaba dispuesto a cesarlo.

El mandatario había consultado al organismo luego de que El Observador publicara que Enrique Estévez, el padre de la esposa de Álvaro Vázquez, hijo mayor del presidente, trabajaba como chofer e integraba el equipo de seguridad presidencial. Estévez participó de varias misiones oficiales a distintas partes del mundo, según consta en las resoluciones del Ministerio del Exterior.

Si bien el presidente aceptó cesar a su consuegro, en la resolución en la que lo decreta deja claro que considera que la Jutep se "contradijo", porque por un lado indica que el cargo no viola el artículo del decreto 30, pero por el otro recomienda que lo separe del cargo. Según Presidencia, "no existe espacio lógico para sostener el fundamento" del organismo.

La resolución de Presidencia cuestiona, además, que la Jutep haya "omitido pronunciarse sobre el eventual cuestionamiento ético, si lo hubiera, como fuera pedido" y aclara que esa omisión llevó a que "la Secretaría de Presidencia insistiera el 2 de marzo en cuanto a obtener un pronunciamiento en ese sentido". "No se comprende a cabalidad -y pese al esfuerzo realizado- la omisión en responder explícitamente en referencia al eventual cuestionamiento ético, en la medida en que el marco jurídico acuerda al órgano la competencia de hacerlo", indica.

El fundamento de la Jutep para no haberse pronunciado sobre si la contratación fue o no ética fue que "no corresponde con respecto a decisiones adoptadas tanto por el señor presidente de la República como por otros funcionarios públicos cualquiera sea su rango jerárquico". Vázquez consideró que esa justificación no era una excusa válida.

En la nota que la Jutep envió a Vázquez -que Presidencia incluyó en la resolución- el organismo destaca en primer lugar el "reconocimiento al señor presidente por su ejemplar actitud de someter a consideración de esta junta un tema que hace a la ética y a la transparencia". El directorio indicó en la nota que "no existe ningún impedimento constitucional" para que su consuegro trabaje en el servicio de seguridad presidencial, pero que no era "conveniente que se mantuviera el vínculo" laboral.

Al ser familiares políticos, el vínculo laboral entre Estévez y el presidente no contraviene el decreto 30 del 2003, en el que se prohíbe el acceso de familiares a oficinas públicas a personas dentro del segundo grado de consanguinidad (abuelos, padres, hijos, nietos y hermanos del funcionario) o afinidad (suegros, cuñados, yernos, nueras y abuelos, hijos y nietos del cónyuge).

Sin embargo, en su resolución difundida el miércoles 21, la Jutep exhorta "a los jerarcas públicos que tienen familiares trabajando en la misma dependencia o bajo su jerarquía" a "corregir de inmediato estas situaciones".

Embed

Comentarios