Copa Libertadores > GRAN IRREGULARIDAD

Con remontadas inexplicables como esta, la sexta que busca Saralegui queda muy lejos

Peñarol tuvo un primer tiempo soñado en el que no solo mostró su mejor cara, sino que lo terminó ganando, pero en el complemento volvió a ser un equipo inentendible, con errores infantiles y quedó último en su grupo

Tiempo de lectura: -'

15 de septiembre de 2020 a las 21:56

Del blanco al negro, del cielo al infierno, de un gran primer tiempo a una pobrísima producción en el complemento. "Vamos por la sexta", dijo el flamante técnico Mario Saralegui cuando asumió el 1° de setiembre en el Palacio Cr. Gastón Guelfi.

Esa es la apuesta que le pidió el propio presidente Jorge Barrera para irse del cargo al menos con la clasificación a la segunda fase, algo que no se da desde 2011.

¿En qué se basaba Saralegui? En lo que era la camiseta de Peñarol cuando él jugaba, hace mucho, mucho tiempo.

Los números de Peñarol hasta este partido con Colo Colo, contradicen esa intención de ir por la famosa sexta. De los últimos 19 partidos que había disputado en el exterior, ganó solo dos. Pobrísimo.

Entonces, ¿qué podía pasar de milagroso para que todo cambiara en pocos días?

Más allá de esto, la propuesta de Saralegui sorprendió antes del partido y demostró que fue mucho más ambiciosa que la de su rival.

Notable David Terans y muy bien los tres juveniles que se conocen de memoria desde hace mucho tiempo, dejando en el banco a Xisco Jiménez quien hace tiempo que no aparece y no convierte, por lo que no justifica su titularidad. 

Allí se notó la mano del técnico aurinegro. El rendimiento colectivo ilusionaba con Facundo Pellistri por derecha, Facundo Torres por izquierda y Agustín Álvarez Martínez por el centro.

La velocidad de estos juveniles fue la que hizo la diferencia en esos primeros 45 minutos que Peñarol terminó ganando muy bien, imponiendo respeto.

Peñarol obligaba a su rival a jugar de contragolpe. El aurinegro parecía el local y no el visitante. Parecía un Peñarol de cuando Saralegui jugaba, aquel de 1982 que ganó de punta a punta la cuarta Copa.

En la jugada del gol, sobre los 40 minutos, Terans ganó en velocidad y aprovechó un resbalón de Insaurralde, y allí llegaron los tres juveniles juntos. Álvarez primero, Torres segundo y luego de sendos despejes del arquero Cortés, llegó la conversión de Pellistri.

Fue el primer tiempo soñado por todos los manyas.

Pero el ingreso de Leonardo Valencia en Colo Colo le cambió la cara al equipo superando a Jesús Trindade y a Walter Gargano.

Todo lo bueno de aquella primera mitad, se diluyó en el complemento. Ya a los 50' llegó el empate de Suazo luego de que los dos volantes antedichos se quedaran sin reacción, y que Enzo Martínez marcara al revés de como se debe marcar a quien llega por su zona del área.

Así comenzó a perder el ritmo vertiginoso que había imprimido en la etapa inicial y ya parecía un equipo distinto. Más acostumbrado a lo que muestra en el fútbol local.

Y llegó la jugada más inesperada de todo el partido. Un inexplicable penal que cometió Gargano. Se olvidó de su experiencia y oficio, y barrió insólitamente en el área a Bolados. Así rubricó una de sus noches más negras con la camiseta de Peñarol. Tanto fue así que minutos después Saralegui lo sacó.

En 16 minutos se cayó como un castillo de naipes. Se derrumbó. Sintió el cimbronazo.

Peñarol perdió la pelota y el rumbo. Ese ingreso de Valencia movilizó a todos sus compañeros y comenzó a destapar los yerros mirasoles.

Hubo errores importantes de Saralegui. Como se habló de sus virtudes en la primera parte, hay que decir que no se entiende cómo sacó a Terans a no ser que hubiera algún problema de lesión. Pero la cara del futbolista no mostró que saliera por ese tema.

También terminó sacando a Facundo Torres quien si bien había bajado en su nivel, se podía esperar algo más en lo que restaba del partido.

Sin embargo, el técnico aurinegro le dio cabida al chileno Christian Bravo, que todavía parece no haber llegado a Peñarol.

En todo el segundo tiempo, el equipo de Saralegui pareció olvidarse del arco de enfrente. Prácticamente no llegó, salvo un gran remate de Pellistri que sacó notablemente Cortés al córner. Nada más.

Entre los puntos débiles, una vez más, Enzo Martinez en la zaga dejó huecos increíbles y en la última jugada, sin mirar, la tiró para atrás hacia Kevin Dawson y dejó solo al delantero Parraguez, quien no pudo con el coloniense.

Peñarol perdió por errores propios. Recibió una remontada inexplicable en un equipo que cuenta con jugadores con cierto roce internacional

Le pasó lo mismo que le sucedía a Diego Forlán cuando estaba de técnico: recibió un gol y se desinfló. ¿Recuerdan, por ejemplo, lo que sucedió ante Rentistas cuando le ganaba 2-0 y terminó 2-2 "por 3 minutos fatales", como dijo entonces el propio DT? Ahora le sucedió a este mismo plantel con Saralegui al frente. Obviamente, hay algo que no funciona.

El equipo aurinegro mostró una gran pasividad en el segundo tiempo que llevó a que en 15 minutos le anotaran dos goles y no reaccionara. Solo se vio algo bueno de parte de Pellistri que recobró su mejor versión luego de un buen tiempo.

Fue un golpazo que recibió este conjunto que dirige Saralegui, que le dio aire, revivió a Colo Colo que venía de no hacer goles en los últimos encuentros y que de cuatro que jugó tras el parate por la pandemia mundial por coronavirus, nunca había ganado por el Torneo Chileno: había perdido dos y empatado los otros dos..

Es una derrota que le duele mucho a Peñarol. Duele por muchas cosas: por cómo perdió este partido, por un rival que no mostró prácticamente nada, por repetir las distracciones defensivas y porque lo deja último cuando debe viajar la semana que viene a la altura de Cochabamba en la que la última vez que viajó, regresó goleado.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...