Cargando...
Archivo. Congo

Mundo > Congo

Congo y Zimbabwe promueven el consumo de insectos para combatir el déficit alimentario

Si bien en zonas rurales de África se consume esporádicamente insectos, el objetivo sería criarlos para elaborar un tipo de papilla rica en vitaminas, proteínas y minerales para suplir las carencias de la mala alimentación

Tiempo de lectura: -'

05 de septiembre de 2022 a las 05:03

En la República Democrática del Congo, un organismo británico de ayuda social está promoviendo la práctica de cría de insectos para su consumo humano como una forma de paliar el déficit alimentario, informó The Guardian.

Si bien los insectos han sido considerados siempre una fuente eficiente de proteínas que requiere menos lugar y consumo de agua que la ganadería, cuestiones de gusto y resistencia cultural en varias partes del mundo han limitado difusión como alimento.

Para demostrar los beneficios de utilizar insectos como fuente de alimentación, un proyecto del Reino Unido con un presupuesto asignado de £ 50.000 está abocado a difundir el consumo de orugas, langostas migratorias y moscas-soldado negras.

La iniciativa se está poniendo en práctica en la provincia congoleña de Kivu, donde uno de los pocos medios de vida de sus habitantes es la cría de ganado que a medida que la población humana crece cuenta cada vez con menos lugar para su cría, además de la presión ejercida sobre las fuentes acuíferas.

En la región Sur de Kivu ya existe la costumbre de comer insectos, de los cuales existen 23 especies diferentes, como el picudo rojo, los escarabajos, las termitas y los grillos. Los habitantes de la región los capturan para comerlos, pero no son objeto de una cría sistemática.

El proyecto en marcha busca “promover la producción de insectos para comida humana y para la elaboración de alimento animal” y cuenta con fondos provistos por la Agencia Católica para el Desarrollo de Ultramar (CAFOD), una organización basada en Inglaterra y Gales.

Consultada por The Guardian sobre el proyecto, la agencia aclaró que no era cierto que el programa aliente a la gente a comer insectos, sino que su cría estaría destinada a alimentar peces para enriquecer su valor proteico.

Por otra parte, en Zimbabwe otro proyecto en curso para usar gusanos del árbol mopane en la papilla que se sirve en las escuelas. El gusano, que es la larva de la polilla emperador y se la encuentra en los árboles, es consumida esporádicamente en las zonas rurales de Zimbabwe durante las temporadas de lluvia.

Con un presupuesto de £ 300.000, el objetivo es alimentar niños pobres de hasta 11 años de la zona de Gwanda y de la capital, Harare, con una papilla de insectos que sería rica en vitaminas B1 y B2 y minerales, incluyendo fósforo, potasio, hierro, cobre, zinc, magnesio y sodio.

Según el responsable del proyecto, el doctor Alberto Fiore, profesor de química y tecnología, la papilla de insectos sería superior en valor alimenticio al maíz que es la base de la dieta en Zimbabwe y es pobre en proteínas, minerales esenciales, aminoácidos y ácidos grasos.

La fórmula de la papilla combina gusanos criados con cereales y frutas que se consiguen localmente. La mezcla incluiría también sorgo y mijo y de acuerdo con lo informado por Fiore, el producto tiene buen gusto, cualidad que se ha confirmado después de hacer pruebas de consumo en Escocia.

La promoción del consumo de comidas basadas en insectos es sólo la primera parte del proyecto. Éste se continúa con un control aleatorio de los niños que consumen la papilla para saber en qué medida resulta beneficioso en términos de rendimiento escolar y salud.

La doctora Sarah Benyon, una entomóloga fundadora de la Granja de Insectos en Pembrokeshire, en el Reino Unido, ha expresado que los proyectos que promueven el consumo de insectos son un camino seguro para salvar vidas y mejorar la nutrición de los pueblos pobres del planeta.

Agregó que es aconsejable promover la inclusión de insectos también en la dieta de los países desarrollados, ya que “con la actual agricultura que diezma la biodiversidad y el cambio climático, no tenemos otra opción que cambiar la forma en que producimos y consumimos nuestra comida y los puntos de vista al respecto”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...