Cargando...
Se recomendó el desarrollo de las construcciones en madera.

Agro > EL FUTURO DEL SECTOR

Construir en madera y hacer biocombustibles, ideas para el sector forestal

Investigadores de IICA, con apoyo del BID, presentaron ideas para el desarrollo futuro del sector forestal que, según dijeron, se enfrenta a prejuicios y altos costos logísticos

Tiempo de lectura: -'

06 de mayo de 2022 a las 12:00

Impulsar la construcción en madera, desarrollar un polo logístico forestal en la zona de Tacuarembó y Rivera y crear una biorrefinería son algunas de las ideas que investigadores del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) plantearon para que el sector forestal supere sus principales desafíos y avance en sustentabilidad bajo ejes económicos, sociales y ambientales.

Los autores del estudio “Situación y perspectivas del sector forestal uruguayo”, realizado por el IICA y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Rodrigo Barros y Hernán Marisquirena, destacaron en la presentación de la investigación que el sector forestal uruguayo se enfrenta a prejuicios, cambios normativos y altos costos logísticos locales, pero sostuvieron que tiene buenas oportunidades porque es fuerte en planificación, innovación, en formalidad del empleo y profesionalismo de la mano de obra.

El sector forestal uruguayo “es muy joven y planificado, no tiene nada de espontáneo. Los resultados se dan por la interacción del sector público y privado, que se hace con orden”, dijo Barros y resaltó que es un núcleo de producción “versátil, abierto a innovar”, y que tiene capacidad de transformación.

Edificios de madera

Una de las ideas que dieron es potenciar la construcción en madera, aunque indicaron que existen límites culturales, técnicos y normativos para el uso de esa materia prima como material de construcción.

En el marco de la presentación del estudio, la arquitecta Carolina Pérez Gomar habló sobre este tipo de construcciones y dijo que muchas veces las barreras vienen dadas por el desconocimiento del material.

Sostuvo que para sobrepasar las barreras a las que se enfrenta la madera como material constructivo es necesario solucionar la falta de tres elementos: un código de construcción que estipule cómo usar la madera en sistemas constructivos, una normativa para bomberos, y una certificación para los productos de construcción de madera. “La manera de sasnar esto es conocer un edificio construido en madera”, dijo.

Economía circular

Los autores del estudio plantearon promover la economía circular para avanzar en la transformación de subrpoductos, y detallaron que el manejo de los residuos en el sector es uno de los desafíos.

Algunas de las alternativas que presentaron para el manejo de los residuos fueron crear una planta de MDF, una biorrefinería y un polo logístico e industrial. Según indicaron, sería beneficioso estudiar la prefactibilidad de hacer biocombustibles en la zona de Tacuarembó y Rivera, donde hay una gran producción forestal.

Crear un polo industrial forestal, en el que trabajen diferentes rubros fue una idea que se planteó para fortalecer el sector. Dahiana Morgavi, representante de la Asociación de Empresarios de la Madera y Afines (Adema), dijo que sería una buena idea crear un proyecto así pero se preguntó “¿tendremos madera?”, y cuestionó que muchas veces los aserraderos pequeños no acceden a la materia prima, lo que les genera inquietudes, porque es “una inestabilidad”, dijo. Nelson Ledesma, presidente de la Sociedad de Productores Forestales, quien estaba presente en el Edificio Mercosur, donde se mostró el estudio, le respondió a Morgavi que en la mayoría de los casos, el faltante de producto se debe a un tema de precios, ya que los productores analizan sus opciones de venta, y si hay un comprador más fuerte que un aserradero, es a donde llevan la materia prima.

 

Un sector masculinizado

“Reconocimos un sector masculinizado”, aseguró Marisquirena, quien dijo que ese resultado de la investigación porque “es lo que sucede en otros países también”.

Según dijo, dentro del rubro forestal hay una excepción a esta regla, que se da en los viveros, donde cerca del 50% de la mano de obra es femenina, pero en otros rubros no sucede igual. Los datos recabados para llegar a ese resultados se obtuvieron de estadísticas de trabajo del Banco de Previsión Social y de la Dirección General Forestal, del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...