27 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,85
14 de abril 2021 - 17:10hs

La predisposición a la compra de bienes durables cayó 6,3 puntos en marzo, y tuvo su mayor retroceso en un año, según el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) que publica la Cátedra de Confianza Económica de la Universidad Católica (UCU) y la consultora Equipos.

El reporte explica que esta variación está relacionada “a la sensibilidad” que presenta este indicador respecto a la incertidumbre económica que se está viviendo en el país, y es “coherente” con la pérdida de confianza de recuperación económica en el corto plazo.

“Como se observó en los meses posteriores al shock covid-19 en marzo de 2020, las personas, en momentos de incertidumbre, aplazan sus gastos; o porque sus ingresos han disminuido o para poder ahorrar”, dice el informe.

Más noticias

Dentro de los componentes que conforman este subíndice, electrodomésticos, y automóviles y viviendas, ambos descendieron, con un leve impacto superior en estos dos últimos. “Esto puede estar relacionado a que el gasto requerido es mucho mayor y por lo tanto involucra decisiones más pensadas”, se explica.

Confianza tuvo su mayor caída en un año

El ICC de marzo tuvo un descenso de 3,8 puntos, el mayor desde marzo de 2020 cuando estalló la pandemia en Uruguay. Con un puntaje de 45,4, el índice continúa en el nivel de moderado pesimismo y se alejó de la zona de moderado optimismo.

“Al igual que en octubre de 2020, cuando los casos comenzaron a aumentar exponencialmente y el ICC reaccionó disminuyendo 1,3 puntos; en marzo, el registro récord de casos diarios, de casos activos y de muertes volvió a impactar fuertemente en el ICC. La agudización de una crisis sanitaria que se vive hace ya un año, aun con un plan de vacunación en marcha, genera grandes niveles de incertidumbre en los consumidores, lo que tiene un impacto directo en la conformación de sus expectativas y su confianza en la economía”, señala el informe.

Además de una menor predisposición a la compra de bienes durables, también cayeron los otros dos subíndices que conforman el ICC.

La “situación económica personal”, fue el subíndice que menos disminuyó. Dentro de sus componentes (situación económica personal actual y a un año), si bien ambos descendieron, se continúa manteniendo un mayor optimismo con las expectativas a futuro.

Por su parte, la “situación económica del país” disminuyó impulsada principalmente por una importante caída registrada en el componente con menor horizonte temporal (situación económica del país a un año), dejando atrás el puntaje registrado en febrero, que fue el mayor desde la llegada del covid-19 a Uruguay.

Según el informe, esto estaría indicando que los consumidores están perdiendo la confianza en una recuperación económica de corto plazo, en línea con un momento de incertidumbre y agravamiento de la crisis sanitaria a un año de su inicio.

Temas:

Confianza del consumidor Covid-19 Consumo

Seguí leyendo

Te Puede Interesar