Economía y Empresas > Bebidas

Consumo de cerveza bate récord histórico a impulso de las importadas

La demanda crece hacia segmentos premium, artesanales y latas de bajo costo

Tiempo de lectura: -'

28 de marzo de 2018 a las 05:00

El crecimiento explosivo de las marcas importadas de cerveza –que han hecho mella sobre el liderazgo histórico de la industria nacional–, contribuyeron a que el consumo de esa bebida registrara en 2017 un nivel récord. Actualmente, uno de cada cuatro litros de cerveza que degustan los paladares de los uruguayos viene del extranjero, con consumidores que demandan segmentos cada vez mas premium, pero también variedades en lata importadas de bajo valor.

El consumo de cerveza tuvo en 2017 el mejor año desde que se llevan registros y volvió a posicionarse por encima de los 100 millones de litros, tras una pequeña caída que registrada en 2016.

Entre enero y diciembre del año pasado las ventas de cerveza acumularon un crecimiento de 13,8% en comparación al año previo, según los datos de volumen físico comercializados en la plaza local y declarados por fabricantes e importadores ante la Dirección General Impositiva (DGI) para la determinación del Impuesto Específico Interno (Imesi).

Así, en 2017 tributaron el impuesto 106,7 millones de litros, una cantidad que supera levemente el pico observado en 2012 cuando el consumo de esta bebida alcohólica había sido de 106,6 millones de litros. El volumen declarado es el más alto en la serie histórica que publica la DGI, que se inicia en 1987.

El mayor dinamismo en el consumo estuvo explicado por un leve repunte de la cerveza nacional, pero especialmente por la cerveza importada que sigue ganando espacio en el mercado.

La cerveza fabricada en el exterior comercializada en el país alcanzó un volumen total de 29,2 millones y representó el 27,4% de lo vendido en el mercado.

La importación crece de manera ininterrumpida desde 2008 cuando representaban apenas 1,4 millones de litros y su porción del mercado era de tan solo el 1,5%.

El avance de la cerveza importada llevó a que el año pasado el sindicato de la bebida denunciara que Fábricas Nacional de Cerveza (FNC) –que tiene más del 90% del mercado– estaba sustituyendo la producción local por importada. Fuentes de FNC comentaron a El Observador "que el crecimiento de la industria cervecera responde al impulso que han tomado las marcas nacionales, que se suma a la implementación de nuevas tecnologías aplicadas a la fabricación de cerveza y a la inversión permanente para sostener un desarrollo sustentable".


Embed

Cambio cultural

El director de la consultora idRetail, Gustavo Rodríguez, explicó algunos de los cambios que su empresa ha constatado en el segmento de cervezas de la plaza local.

Según dijo, el crecimiento del volumen en la venta de cerveza vino acompañado en los últimos años de un incremento en el valor promedio por litro comercializado, más allá del ajuste que las distribuidoras suelen hacer para acompañar la suba general de los precios. "Lo que hay es en cierta medida una 'premiumización' del mercado de la cerveza en Uruguay, algo que también es transversal a otros nichos del consumo de alimentos e higiene para el hogar y personal ", resumió.

Eso implica que los consumidores están tendiendo a demandar marcas y productos con un costo mayor en detrimento del segmento mainstream (cervezas más básicas y económicas), que aún ostenta el liderazgo en el volumen total de consumo.

De acuerdo a idRetail, el segmento tradicional pasó de una participación del 81% en 2014 a 65% en 2017, mientras que el de cervezas premium trepó de 12% a 21% en igual período.

Otro de los "fenómenos llamativos" a juicio de Rodríguez –que era prácticamente desconocido en la plaza local– es el boom de las cervezas artesanales. El director de idRetail indicó que hoy es difícil cuantificar un porcentaje de participación en el mercado porque el "ruteo" de las ventas no se canaliza a través del mercado minorista tradicional (almacenes, supermercados, autoservicios), sino que llegan en forma directa a consumidores y, además, explotan su negocio a través de la gastronomía. Como un hito, en la edición número 53 de la Semana de la Cerveza en Paysandú, es un pool de cinco firmas artesanales el que comercializa esa bebida en el predio oficial con más de 100 variedades.

Lea también: La cerveza artesanal se quedó con la Semana de la Cerveza

Por otro lado, Rodríguez indicó que en 2017 resurgieron marcas importadas con valores "muy bajos" que también ayudaron a darle dinamismo al volumen de venta. En particular, hubo marcas chinas y brasileñas con una fuerte penetración. "El mercado está creciendo tanto en las de mucho valor por unidad como en el de poco valor. Estamos frente a un nicho cada vez más heterogéneo”, afirmó.


Por otro lado, los cerveceros uruguayos están inclinándose cada vez más a envases de menor tamaño. Entre 2014 y 2017 el segmento mainstream de envase 1 litro redujo 17% su venta, mientras que el de latas se disparó 61% y el de botellas pequeñas lo hizo otro 66%.


Embed

Lea también: El mercado de la cerveza se volvió más sofisticado

Gana espacio a competidores

El director de idRetail indicó que el mercado de cerveza en Uruguay parece estar “desplazando” a otras bebidas alcohólicas en los últimos tres años, como las destiladas y los vinos.

De hecho, el consumo de whisky cayó por tercer año consecutivo en 2017 y totalizó 5,2 millones de litros. El volumen declarado ante la DGI fue 7,2% inferior al de 2016 y estuvo 20% debajo del pico registrado en 2014 que alcanzó a 6,4 millones de litros.

Rodríguez señaló que hay varias líneas que pueden estar explicando esta tendencia. En primer lugar, un marco regulatorio “restrictivo” para el consumo de alcohol para los casos donde se conduce un vehículo, que tiene un alto grado de acatamiento.

“Ello lleva un poco que se intensifiquen las pautas de consumo domiciliario”, indicó. A su vez, existe cierta inclinación a demandar bebidas con un menor porcentaje de alcohol, segmento donde las cervezas lideran frente a sus competidores.

De todas formas, dijo que Uruguay todavía no está a la par de la región en el consumo de cerveza por habitante, por lo que ve aún espacio para aumentar el volumen a futuro.

Por otro lado, los cerveceros uruguayos están inclinándose cada vez más a envases de menor tamaño. Entre 2014 y 2017 el segmento líder de envase 1 litro redujo 17% su venta, mientras que el de latas se disparó 61% y el de botellas pequeñas lo hizo otro 66%.

“En el mundo, el mercado de la cerveza no funciona como en Uruguay donde el grueso se vehiculiza a través de envases colectivos y no personales”, acotó Rodríguez. Esto puede estar asociado a que la oferta de envases pequeños suele ser “relativamente cara y acotada” respecto al tradicional envase de 1 litro.

Se fuma menos

Durante el 2017 el consumo de cigarrillos alcanzó los 110,8 millones de cajillas e implicó un gasto de US$ 464 millones, tomando como referencia un paquete de 20 unidades a un precio promedio de $ 120.
Estas cifras representan un piso y no toman en cuenta los cigarrillos que si bien ingresan legalmente al país no se facturan, como tampoco la mercadería de contrabando.

De acuerdo con los datos de DGI, la cantidad de paquetes comercializados entre enero y diciembre de 2017 es la más baja de la serie histórica que comienza en 1999. El año pasado fue el segundo año consecutivo de caída y se comercializaron 27,1 millones menos de cajillas que lo registrado en 2010.

Los números actuales también son muy inferiores a las cifras que tenía el mercado local a fin de los 90 y comienzos del 2000. En 1999 la cantidad de cigarrillos comercializados había alcanzado los 185,5 millones de cajillas.

Los cigarrillos están gravados con Imesi, que se fija como un valor ficto de la cajilla, a diferencia del IVA que lo grava con un porcentaje del precio. En línea con las políticas antitabaco que desarrolla el gobierno de Tabaré Vázquez, el Imesi a los cigarrillos tuvo su último ajuste en diciembre pasado. De esa forma el impuesto pasó de $ 60,05 a $ 67,26 para los cigarrillos. Una cajilla de 20 unidades se comercializa actualmente a $ 140 en promedio.

Embed

Comentarios