Nacional > INGENIERÍA

Controlan pacientes del Maciel con pulseras electrónicas

Estudiantes desarrollan un sistema que detecta situaciones de riesgo

Tiempo de lectura: -'

09 de noviembre de 2015 a las 05:00

Por una descompensación en el suministro de insulina, un paciente con diabetes del hospital Maciel se desorientó y comenzó a caminar por los pasillos del centro de salud hasta, prácticamente, llegar a la puerta. Para evitar este y otros casos similares, la dirección del hospital planea instalar camas inteligentes, que reconocen qué paciente está acostado y que permiten saber si alguno dejó su sala.

El director del Maciel, Álvaro Villar, planteó el problema a Franco Simini, profesor de ingeniería biomédica que es tutor de estudiantes de ingeniería en computación. Dos de ellos desarrollaron un sistema que el Maciel tiene pensado instalar el año que viene, que detecta situaciones de riesgo –como fugas o medicamentos mal administrados– y alerta al personal médico, de enfermería y de seguridad.

Actualmente, 96% de los pacientes del hospital tienen una pulsera con un código QR (similar a un código de barras) en el que está ingresada toda la información del usuario. Los médicos y enfermeros solo tienen que leer el brazalete con un dispositivo móvil para poder acceder los datos personales de los pacientes. El sistema, desarrollado por los estudiantes de ingeniería Ignacio Decia y Agustín Farías, y denominado Camacua, sumará a esas pulseras dos funciones más: corroborar que la medicación que se les está suministrando es la correcta y ubicar a los pacientes dentro del hospital.

Cuando en la farmacia del Maciel se empaqueten los medicamentos que necesita cada paciente en unidosis (paquetes de medicamentos), se deberá validar a través de un código QR que está relacionado con la pulsera que tiene el usuario, explicaron a El Observador Farías y Decia. Una aplicación que deberán tener los enfermeros será la encargada de leer esos códigos y validar que la medicación sea, efectivamente, la correcta. De ser así, muestra los medicamentos y las dosis que tiene cada "paquete".

En la farmacia, los estantes donde se almacena la medicación también tendrán códigos para validar. Los estudiantes dijeron que será "a modo de doble chequeo", por un lado se corrobora en farmacia que las unidosis se armen correctamente, y por el otro los enfermeros chequean que los pacientes reciban la medicación que los médicos le prescribieron.

Cuando al paciente se le dé el alta, en la farmacia recibirán una alerta para que la medicación no se lleve más a la sala donde estaba el usuario.

Localización

Las pulseras con las que actualmente cuentan los pacientes tendrán un chip, que está en proceso de compra, y habrá sensores en las salas para que se detecte dónde se encuentran.

"Vamos a poner sensores en las puertas o en las salas y cuando el paciente pase el sistema va a detectar que ese paciente pasó y se va a poder saber si está en el lugar en donde puede estar o no. Si está escapando, el sistema emite alertas al personal de seguridad. En un principio serán seis antenas que van a detectar el momento en que va a pasar (el paciente). Permite el registro del block quirúrgico y que no salgan pacientes sin que el médico sepa", explicó el director del Maciel a El Observador.

Farías y Decia señalaron que no se trata de saber exactamente la ubicación de los pacientes –como si se tratara de un mapa–, sino la ubicación aproximada, es decir, en qué zona del Maciel se encuentran. Camacua propone que el personal de seguridad del hospital también tenga una aplicación móvil en la que puedan controlar que los usuarios internados estén en las zonas que tienen permitido.

Villar dijo que el presupuesto que tiene el hospital para este período es suficiente como para integrar estas nuevas tecnologías que, sostuvo, no son costosas. Las antenas, también conocidas como sensores, tienen un costo aproximado de US$ 750.

Los estudiantes destacaron que la "idea del sistema es que sea flexible para que se puedan agregar más situaciones de riesgo que por ahora no están previstas" en el monitoreo.

Para realizar el proyecto, debieron realizar un relevamiento sobre los requerimientos del hospital. Cuando planteaban la idea, la respuesta de los funcionarios siempre era la misma: un sistema de ese tipo es fundamental para el hospital.

Otros proyectos


Agendar consulta con una aplicación

Para que los usuarios tanto de la salud privada como pública puedan agendar sus consultas con el médico de forma más rápida, Gimena Bernadet, Emiliano Conti y Cristiano Coelho, tres estudiantes de ingeniería en computación, crearon Sami, una aplicación para celulares y computadoras. La idea es que cada prestador de salud tenga su propio Sami y que sus usuarios se lo descarguen. El sistema solicita iniciar sesión con la cédula y una contraseña. El usuario puede agendar consultas con un médico en particular o, si no tiene, buscar por especialidad y el sistema despliega todos los médicos que hay para esa disciplina. La aplicación todavía no está operativa. Participaron también estudiantes de registros médicos.

Bernadet, Conti y Coelho desarrollaron SAMI
Bernadet, Conti y Coelho desarrollaron SAMI <br>
Bernadet, Conti y Coelho desarrollaron SAMI


Información en accidentes de tránsito


Una persona que tiene un accidente en la calle y es asistida por una ambulancia puede terminar en un prestador de salud del cual no es socio porque los médicos no tienen por qué saber a cuál pertenece. Tampoco tienen por qué saber si es alérgico a algún fármaco, si tiene alguna enfermedad crónica o cuál es su historia clínica. Los estudiantes de ingeniería en computación Sebastián Cervantes y Santiago Máximo desarrollaron la aplicación Ambulance.uy, que recoge los datos de Salud.uy (el programa del gobierno encargado de las historias clínicas electrónicas) y las envía a dispositivos móviles que podrán colocarse en las ambulancias para que los médicos tengan información del paciente ingresando su cédula de identidad. El sistema no está operativo aún.


REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...