17 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,60 Venta 40,00
8 de noviembre 2021 - 5:02hs

Championes, calzas, leggings, shorts, remeras, camperas, vinchas y un sinfín de artículos deportivos más forman parte de la vestimenta habitual de los uruguayos. Este tipo de ropa se usa para ir al gimnasio, salir a correr o practicar cualquier tipo de ejercicio físico, pero no de forma excluyente. También sirve para estar de entre casa, dar un paseo de fin de semana y hasta para ir a trabajar. Incluso hay quienes lo incluyen en sus atuendos por moda. 

Este tipo de indumentaria es cada vez más consumida por toda clase clientes y las empresas del rubro lo aprovechan para expandirse. En Uruguay, crece el mercado de ropa deportiva.

El auge en el consumo de indumentaria deportiva responde a dos razones principales. Por un lado, creció la práctica del deporte para conseguir bienestar físico. Por otro lado, ganó terreno el estilo de vida effortless(en español, un estilo de vida liviano), que incentiva la vestimenta cómoda. 

En Uruguay cada vez más gente hace deporte, y esta es una realidad que llegó para quedarse. Según un informe de CIFRA publicado en junio de 2021, la mayoría de los uruguayos hace algún tipo de ejercicio físico; aquí entran todos los trabajos ーdentro y fuera del hogarー que demandan esfuerzo corporal. Esto impacta de forma directa en la venta de indumentaria, pero no es lo único.

Cada vez son más los espacios en los que se acepta con naturalidad la ropa deportiva porque su uso va más allá de la práctica real del deporte. “La gente cuando no está en horario de estudio o trabajo está vestida «deportivamente» porque esta ropa tiene la particularidad de que hace sentir bien”, dijo a El Observador el director de Umbro en Uruguay, Roby Schindler. 

Actualmente, esta moda también se ve durante la jornada laboral. Según explicó la investigadora en tendencias de mercado Verónica Massonnier, la tendencia effortless se incrementó con el aumento del tiempo en los hogares, consecuencia de la pandemia. Creció el número de artículos vendidos y la cantidad de personas a las que se venden: “Desde el que se levanta y por vago se pone una joggineta hasta el que usa telas flexibles, como lycra y spandex, para reunión virtual”, subrayó Schindler.

Freepik La ropa deportiva no se usa solamente para entrenar

Para la tradicional Casa Sanz las ventas también fueron buenas. Aunque afirmaron que el fuerte de la tienda fue (y es) la indumentaria de deportes particulares como el boxeo porque “siempre se agotan” todos los productos, la venta de ropa deportiva confortable funcionó. Gustavo Sanz dijo que es “un complemento” porque Uruguay tiene mucha competencia en el mercado, sobre todo para las marcas locales. Los consumidores apuntan a empresas multinacionales para comprar ropa deportiva.

Massonnier explicó que las grandes marcas deportivas internacionales siguen siendo las más importantes porque a la hora de elegir los usuarios valoran la visibilidad del logo. Sin embargo, empresas de vestimenta de todo tipo presentan sus prendas deportivas en Uruguay. Tanto es así que las grandes firmas de retail de moda aumentaron los metros cuadrados de sus tiendas para presentar colecciones de ropa deportiva, invadiendo un mercado que ya tenía varios jugadores. 

Frente al aumento de la demanda que hay en el país, el negocio de las tiendas de ropa deportiva está creciendo y, según Schindler, es muy probable que para el 2022 sea aún mayor.

Un negocio en evolución

Casa Sanz está en el mercado de vestimenta deportiva desde hace 75 años. A lo largo de su historia, el dueño del comercio Gustavo Sanz vio un aumento en la oferta con la aparición de nueva competencia, y en la demanda con las nuevas tendencias de los consumidores.

En la medida en la que el mercado creció, tuvimos que adaptarnos para mantener un buen nivel de ventas”, subrayó Sanz. Actualmente, Casa Sanz aumenta sus ventas todos los años.

Cuando había pocos comercios dedicados a la venta de indumentaria deportiva, la tienda vendía artículos de marcas multinacionales. Sin embargo, a medida que estas empezaron a abrir las puertas de sus propias tiendas en el país y se convirtieron en un competidor directo, optaron por confeccionar artículos propios para llegar al público a través de una oferta con precios accesibles.

Diego Battiste Casa Sanz, tradicional comercio de indumentaria y accesorios deportivos

Según contó Sanz, la tienda apunta al público que necesita la prenda. Buscan solucionar una carencia del cliente: “Viene directamente al local y encuentra lo que busca. ¿Necesita un short? Acá va a encontrar un short”. 

Schindler creó su propia marca en 1995, Meta, pero en el 2000 fue detrás de la internacional Umbro para poder trabajar más. En ese entonces el mercado local ya tenía movimiento con marcas internacionales como Nike, Adidas y Reebok y, por más de que la marca local trabajaba con un nicho de consumidores, la multinacional competía mejor. 

Hoy por hoy, la competencia es igual o más fuerte que antes. Hay una cantidad muy grande de tiendas y zapaterías deportivas, y siguen llegando marcas nuevas.

Una competencia desleal 

Además de competir en el mercado local, las empresas radicadas en Uruguay tienen que luchar contra aquellas que están en el exterior.
Schindler ejemplificó con una situación habitual. Llega un potencial consumidor a la tienda, se prueba un zapato que le gusta y le queda bien pero se va sin comprarlo. Muchas veces, sucede que se lo prueban para asegurarse que es el artículo adecuado y luego, lo compran por internet en el exterior exentos de impuestos.
Según el Decreto N° 336/2015 y la modificación de fecha 29/12/2016 elaborado por el Poder Ejecutivo, en Uruguay es posible hacer compras por internet en el exterior sin tener que pagar impuestos, hasta tres veces al año por un consumo máximo de 200 dólares por cada compra. 
El consumidor se beneficia pero el comercio se afecta. “No es una competencia leal”, aseguró Schindler.

Le entrada de un nuevo gigante

La marca francesa Decathlon inaugurará su primer local en Uruguay el viernes 12 de noviembre en el centro comercial de Car One. Para la investigadora en tendencias de mercado, el ingreso de este nuevo competidor va a impactar en el mercado por la amplitud de la gama de productos, sus precios y la dimensión de la tienda. “Lo significativo de este nuevo player es que apunta a un público amplio y masivo”, sostuvo Massonnier.

Decathlon es una marca que se caracteriza por democratizar el deporte”, afirmó Magela Méndez, gerente de marketing en Uruguay.

El nuevo gigante ingresa al mercado del país con un modelo de negocios distinto al habitual; el concepto de megastore. En primera instancia, el local va a ser de 1600 metros cuadrados aunque, según Méndez, ya se está planificando su expansión hacia el doble de metros para soportar la mercadería de 66 disciplinas.

Decathlon Decathlon abre su primera tienda en Uruguay

Desde Decathlon apuntan a comercializar vestimenta deportiva a todos los uruguayos. La tienda contará con artículos para todas las edades: bebés, niños, jóvenes y adultos, y en todas las categorías: el que inicia a hacer deporte, el que ya practica y el experto que lo hace a nivel de competición. 

En este sentido, Massonnier explicó que “puede transformarse en un espacio de compra para fin de semana, familiar e inclusivo”. Además, agregó que el mercado uruguayo tiene espacio para incluir este nuevo concepto sin necesariamente desplazar las marcas ya consolidadas porque la demanda de este tipo de productos va creciendo y, si bien es esperable que exista competencia, también hay expectativa de que produzca una apertura aun mayor para las líneas de productos deportivos en un sentido amplio.

“Celebramos que Decathlon venga a Uruguay; lo esperamos con ansiedad”, dijo Schindler, de Umbro. Entiende que van a cubrir un espacio que está vacante en el país, cubriendo necesidades que, hasta el momento, los consumidores saldaban a través de compras en el exterior.

Decathlon en cifras

La llegada del gigante deportivo francés supone una inversión inicial de US$ 3,5 millones y la creación de 40 puestos de trabajo de forma directa. 
La proyección de la empresa es de abrir cuatro sucursales más; dos en Montevideo y dos en el interior del país. Cuando se completen todas las aperturas la inversión totalizará en US$ 18 millones.

Interés en el país

Uruguay es un país atractivo para las marcas internacionales porque “tiene un producto bruto interno per cápita muy bueno, mucha seguridad jurídica y altos índices de democracia y transparencia”, enumeró la gerente de marketing de Decathlon. 

Además, a nivel social se destaca porque los uruguayos practican mucha cantidad de diversos deportes. No solo se practican los deportes clásicos, sino que hay deportes de nicho que están creciendo mucho, como la caminata nórdica, escalada y trekking, y el mercado no satisface las necesidades de los consumidores.

Decathlon Decathlon abre su primera tienda en Uruguay

Decathlon llega para solventar las necesidades de un grupo de deportistas que está creciendo en el país porque incluye una fuerte oferta en el sector outdoors, con vestimenta para toda clase de actividades al aire libre. 

En términos generales, el análisis de mercado demostró que el negocio tiene un buen futuro en el país. Concluyeron que Uruguay está en “pleno desarrollo”, y esto favorecerá el apalancamiento de la marca.

Temas:

Café y Negocios Nuevo competidor Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar