Cargando...
Kosovo bloqueó las carreteras en la línea divisoria con Serbia y se cerraron las fronteras

Mundo > Balcanes

Crece la tensión entre Serbia y Kosovo: hay cierre de fronteras y la OTAN amenaza con actuar

Es por la decisión de Pristina de prohibir el uso de documentos y patentes serbias en territorio kosovar, medida que fue finalmente postergada. La Policía bloqueó transitoriamente los pasos de Brnjak y Jarinje

Tiempo de lectura: -'

01 de agosto de 2022 a las 08:29

Las tensiones entre Serbia y Kosovo se incrementaron este domingo, luego que medios locales reportaron que fuerzas kosovares bloquearon carreteras en la línea divisional común, mientras el ejército serbio fue puesto en alerta.

El conflicto surgió tras el anuncio hecho por Pristina de prohibir el uso de documentos y patentes serbias en territorio kosovar, sin embargo, ante las reacciones esta medida fue finalmente postergada. No obstante, la Policía bloqueó en forma transitoria los pasos de los pueblos de Brnjak y Jarinje.

Medios locales reportaron que fueron escuchados disparos en la frontera entre ambos lados, además de sirenas antiaéreas en el norte de la ciudad kosovska Mitrovica.

Independencia unilateral

Tras la conclusión de la guerra de Kosovo (1998-1999), territorio en disputa situado en los Balcanes, en Mitrovica existen dos zonas: en la del sur reside la mayoría albanesa y en la del norte vive la serbia.

Kosovo poblado mayoritariamente por albaneses proclamó en 2008 una independencia unilateral, siendo reconocido por Estados Unidos, Canadá y la mayoría de los países miembros de la Unión Europea, pero no por Serbia, Rusia, China, España, Grecia, Irán y otras naciones.

Serbia, que busca acercarse a la UE, entabló en 2011 negociaciones para normalizar las relaciones con Kosovo con la mediación de Bruselas.

En declaraciones a la agencia sputnik, el exviceprimer ministro serbio y expresidente del Centro de Coordinación para Kosovo y Metojia, Nebojsa Covic, recordó que han pasado 10 años desde la firma del acuerdo de Bruselas, y desde entonces se ha perdido la cuenta de las provocaciones de Pristina en todos los aspectos en lo que respecta a los serbios y a la propiedad serbia en Kosovo y Metojia.

"A pesar de ello, es necesario mantener la paz en la medida de lo posible, si es que eso es posible. Los serbios de Kosovo deben ser inteligentes, no ceder a las provocaciones y estar bien organizados", agregó Covic.

El Ministerio de Defensa serbio comunicó que sus fuerzas están en alerta, sin embargo, “aún no ha cruzado la línea administrativa”.

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, denunció que el Ejército kosovar planea efectuar un ataque contra la población serbia que vive en el norte de la provincia autónoma de Kosovo y Metojia. "Oramos y buscaremos la paz. Pero les diré que no habrá rendición y Serbia ganará”, mencionó el gobernante.

"Las unidades especiales de Prístina no han acudido para resolver el problema, sino para hacer una demostración de fuerza. La situación es compleja y dramática por las posibles consecuencias", sostuvo el jefe de la Comisión Parlamentaria de Serbia para Kosovo y Metojia, Milován Dreсun, respecto a los últimos acontecimientos entre Serbia y Kosovo.

Documentos

A partir de este 1 de agosto, las autoridades kosovares pretendían poner en práctica una ley que ordena que los serbios que viven en el territorio en disputa reemplacen sus registros de vehículos emitidos por Serbia por matrículas de Kosovo.

También se busca que los serbios reemplacen otros documentos, como tarjetas de identificación y se pretende prohibir el ingreso de viajeros con documentos expedidos por Belgrado.

"No cabe duda de que esta maniobra con los pasaportes y las matrículas pretendía ser una provocación", afirmó Dreсun.

Este domingo, el Gobierno del primer ministro de Kosovo, Albin Kurti, echó para atrás esa determinación y aplazó su entrada en vigencia hasta el 1 de septiembre próximo, con el objetivo de que se calme la situación.

Kurti admitió en un mensaje televisado que las próximas semanas pueden ser "desafiantes y problemáticas". Además, culpó a los líderes serbios por las tensiones actuales.

Reacciones

En este contexto, el ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, sostuvo este domingo conversaciones telefónicas con los titulares de Exteriores de Serbia y Kosovo, instándoles a atenuar la tensión, informó a Sputnik la oficina de prensa de la Cancillería turca.

"El canciller Mevlut Cavusoglu sostuvo hoy [31 de julio] conversaciones telefónicas con el ministro de Exteriores de Serbia, Nikola Selakovic, y la titular de Exteriores de Kosovo, Donika Gërvalla-Schwarz, debido a la tensión en la frontera entre Serbia y Kosovo", informó la Cancillería turca.

Destaca la nota que el ministro Cavusoglu "dijo a sus interlocutores que Turquía siempre atribuye mucha importancia al mantenimiento de la paz y la estabilidad en los Balcanes, que el nuevo brote de la tensión en la región no hace bien a nadie, que debe imponerse el sentido común y que Ankara está prepara para hacer su aporte a la atenuación de la tensión".

Desde Moscú, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, denunció un paso más "hacia la expulsión de la población serbia de Kosovo, desplazando a las instituciones serbias de Kosovo que protegen los derechos de la población serbia del gobierno arbitrario de los radicales de Prístina dirigidos por el 'primer ministro' Kurti.

"Los dirigentes de Kosovo saben que los serbios no quedarán indiferentes ante un ataque directo a sus libertades y están agravando deliberadamente la situación para lanzar un escenario violento", escribió Zajárova.

Y agregó: "Por supuesto, Belgrado también está al borde del ataque que Occidente quiere seguir 'neutralizando' con manos albanesas de Kosovo. Pedimos a Prístina y a Estados Unidos y la UE, que la apoyan, que pongan fin a las provocaciones y respeten los derechos de los serbios en Kosovo. Este hecho es un ejemplo más del fracaso de la misión de mediación de la Unión Europea. También es un ejemplo del lugar que se le ha dado a Belgrado en la Unión Europea, invitando a Belgrado a aceptar de facto la privación de derechos de sus compatriotas".

La Misión de la Organización de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Kosovo (KFOR), que cuenta con más de tres mil combatientes, anunció en un comunicado que está preparada “para intervenir” si la estabilidad de ese territorio se ve amenazada.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...