Economía y Empresas > CÓMO ALCANZARLA

Cuál es la "fórmula" del éxito que descubrió la ciencia

Científicos explican cómo han desarrollado una fórmula matemática simple compuesta por dos factores claves

Tiempo de lectura: -'

12 de febrero de 2019 a las 12:01

Existen muchos autores que han escrito más de un libro explicando la fórmula del éxito, ofreciendo el “método definitivo” para generar riqueza, evolucionar interiormente y alcanzar plena abundancia y prosperidad. Explican la fórmula del éxito, de sus éxitos, a través de ejemplos e historias.

Estos libros arrasan en las librerías y aunque algunos puedan ser escépticos a lo que escriben los autores, puede que éstos tengan razón.

Los físicos han descubierto una fórmula para el éxito. En una reciente publicación del blog TED, el físico y experto en teoría de redes de Northeastern University, Albert-László Barabási, explica cómo su equipo ha desarrollado una fórmula simple para el éxito: S = Qr.

La matemática simple detrás del éxito

¿Qué significa esta fórmula?

“S” (o éxito) es el producto de “r”.

“r” es el valor potencial de una idea dada.

“Q” es la capacidad de una persona para ejecutar esa idea ("factor Q") o combinación de talento y habilidad innata, que los hace efectivos o no en su campo elegido.

"Si un individuo con un factor ‘Q’ bajo encuentra una gran idea con un valor ‘r’ enorme, el impacto seguirá siendo mediocre, ya que el producto resultante, o ‘Qr’, se ve disminuido por el pequeño factor ‘Q’. Fantástica idea, mala ejecución”, explica Barabási.

“Piense en el primer dispositivo de mano de Apple, Newton, con su inepto reconocimiento de escritura. Lo contrario también ocurre: una persona creativa con un alto factor ‘Q’ puede emitir múltiples productos débiles o mediocres o de baja ‘r’", agrega el físico.

Lo que significa para los luchadores

¿Cómo puede esta ecuación ayudar a los luchadores a aumentar sus posibilidades de encontrar un gran éxito? Barabási señala que existen dos maneras.

Primero, la matemática demuestra que cuantas más ideas tenga, cuantas más veces coloque una “r” de cualquier valor en la ecuación, mayores serán sus posibilidades de éxito. La tenacidad es esencial para el éxito.

Pero esta ecuación también resalta otra verdad sobre el éxito menos reconocido pero quizás más esencial: la calidad personal es importante, aunque se esfuerce en un determinado campo, si simplemente no tiene lo que necesita, no llegará al éxito.

"Una vez que mi equipo y yo descubrimos cómo medir el factor ‘Q’ de un científico, aprendimos que se mantuvo sin cambios a lo largo de su carrera", dice Barabási y explica los resultados de su estudio: "Los datos fueron claros: todos comenzamos nuestras carreras con una ‘Q’ dada, alta o baja, y ese factor ‘Q’ permanece con nosotros hasta la jubilación”.

Autoconciencia ante la confianza

Hay un lado positivo al aceptar que es naturalmente malo en algunas cosas y que, no importa cuánto lo intente, nunca será lo suficientemente bueno como para generar un éxito masivo. Enfréntese a esa realidad y evitará perder su energía persiguiendo sueños infructuosos. En su lugar, puede buscar otras oportunidades para las que sea más adecuado.

Las personas increíblemente exitosas en muchos dominios han hablado públicamente sobre cómo una comprensión clara de sus fortalezas y debilidades era esencial para su éxito.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, admitió que en el pasado quería ser físico. "Pensé que quería ser un científico cuando fui a Princeton" dijo. "A mitad de camino, me di cuenta de que no era lo suficientemente inteligente como para serlo", reveló. Por ello, se pasó a los negocios, fundó Amazon y se convirtió en el hombre más rico del mundo.

Pero esta fórmula no solo es para los científicos o empresarios que buscan el éxito. Los artistas necesitan una claridad similar. La ganadora del Óscar, Reese Witherspoon, cree en ser brutalmente honesta con sus hijos acerca de sus talentos, o la falta de ellos.

"Recuerdo a mi hija Ava llorando en la cama en tercer grado: estaba jugando al basketball y era la única niña en el equipo que no anotó. Yo le dije: 'Aves, tal vez seas mala en el baloncesto’. Ella pensó que eso era malo. Le dije: '¿Malo o verdad? Porque, ¿adivina qué? Tu madre también es mala en el baloncesto'”, contó.

Witherspoon, como Bezos, sin duda entienden lo importante que es su factor “Q” para el éxito. O lo tiene o no lo tiene. Eso significa que lanzar sus energías en un campo donde su habilidad no es lo suficientemente alta es una receta para la desdicha. 

Fuente: Gestión - RIPE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...