Cargando...
Guillermo Domenech se emocionó hasta las lágrimas al relatar una situación en Cuba

Nacional > Parlamento

Cuba: un debate repetido en el Senado y la "tercera posición" de Cabildo

Con los votos de la coalición, la cámara aprobó una declaración que exhorta a las autoridades de la isla a a “respetar” los derechos humanos 

Tiempo de lectura: -'

03 de agosto de 2021 a las 17:01

Con los votos de los legisladores de la coalición de gobierno, el Senado aprobó este martes una declaración de condena al gobierno cubano ante “el uso de la fuerza y los arrestos indiscriminados contra un pueblo que se manifiesta y expresa en paz y conforme a sus derechos”. 

De esta forma, el Parlamento abordó una vez más la situación de un país que divide aguas en el sistema político uruguayo. 

La declaración promovida por el oficialismo plantea una “exhortación” al gobierno de Cuba a “respetar los derechos civiles de sus ciudadanos y garantizar su libertad de expresión”. También expresa el “repudio a las expresiones que emanan de sus máximas autoridades, que convocan a la violencia y cuyas consecuencias son inevitablemente la pérdida de vidas y la violación de los derechos de sus ciudadanos”. 

Previo a la votación del texto, los senadores protagonizaron un debate con varios cruces.

“Sigue siendo incomprensible cómo el Frente Amplio sigue respaldando a un régimen que violenta todos los derechos humanos habidos y por haber”, lamentó el senador nacionalista Gustavo Penadés, al cuestionar que se abandone una política de unanimidad que el Senado ha venido teniendo al votar declaraciones de este tipo. 

Penadés recordó los casos de Colombia y de Nicaragua, cuando la cámara se pronunció en bloque al considerar las situaciones que viven esos países. “Lamentablemente, con Cuba no se logró esa unanimidad” dijo el senador. “La historia terminará por demostrar de qué lado estuvo cada uno y no los va a perdonar por esa actitud tan condescendiente que han tenido con una dictadura como esta”, agregó. 

El colorado Tabaré Viera se encargó de rechazar los argumentos de que Cuba está sometida a un bloqueo por parte de Estados Unidos. “Comercia con más de 70 países y Estados Unidos es su sexto proveedor”, aseguró. En su opinión, el problema de Cuba es que sus autoridades prefirieron “preservar el poder al ideal igualitario”. 

Viera sostuvo que los cubanos que se manifiestan contra el gobierno “no son saboteadores ni mercenarios” sino ciudadanos que se defienden. En su opinión, la única salida de Cuba es que los ciudadanos cubanos puedan retomar su iniciativa. El senador colorado cuestionó al Frente Amplio por “justificar lo injustificable” y advirtió que “su relato ha chocado hace tiempo con la realidad”. 

La revolución

La defensa del régimen cubano estuvo dividida entre los senadores frenteamplistas Daniel Olesker (Partido Socialista) y Óscar Andrade (Partido Comunista). 

Olesker cuestionó por “sesgada” la declaración promovida por el oficialismo, a la que le faltan “conceptos claves” para entender la realidad cubana. Además, rechazó que se hable de “régimen” para referirse a las autoridades de la isla. “No habla del bloqueo criminal de la potencia imperialista”, lamentó sobre el texto. Olesker rechazó “por convicción” la “injerencia extranjera” en los asuntos cubanos. "Al igual que hacemos con todos los pueblos del mundo”, puntualizó.

El senador socialista también le pidió al gobierno “no ser mezquino” y considerar “el compromiso de la revolución” con Uruguay al analizar la situación. En ese pasaje habló de la contribución cubana para que “100 mil uruguayos” se operaran en el Hospital de Ojos, de los convenios en prótesis y en medicinas alternativas, y de los uruguayos que se recibieron en la Escuela Latinoamericana de Medicina. 

Olesker destacó el hecho de que sea el único país latinoamericano con producción nacional de vacunas certificadas contra el covid-19.

“Cuba es Cuba, su sociedad, su pueblo, sus convicciones”, relató. Allí, dijo, está la explicación de por qué la revolución “no pudo ser aplastada” y “siga en pie frente al poder mundial”. Olesker envió un mensaje a los senadores oficialistas. “Deberán esperar sentados en esta sala la caída del régimen. No la verán. El pueblo ha persistido y preservará sus enormes conquistas”, señaló. 

Andrade optó por cuestionar uno de los argumentos de la coalición, al señalar que la declaración que votó el Senado sobre Colombia no hacía referencia a los 75 muertos durante las manifestaciones en ese país. “Parece que la represión en Cuba es feroz”, ironizó. 

La declaración que promovió sin éxito el Frente Amplio señalaba que la situación de crisis que vive hoy la isla está dada en función del “reciente ingreso de la cepa delta” del covid-19, agravada por los efectos del bloqueo por parte de Washington. “No se menciona ni una coma de ese brutal bloqueo diplomático y comercial”, cuestionó Andrade, en referencia al texto aprobado por la coalición de gobierno. 

Tampoco que el gobierno de Donald Trump aplicó 243 nuevas medidas para profundizar el embargo, en plena pandemia. “No colocamos tampoco ni una frase”, agregó el senador. “Si de algo no puede hablar Estados Unidos es de democracia –dijo–. Y a mí me puede gustar más o menos, pero la Constitución de Cuba la votaron los cubanos”. 

Andrade, al que la presidenta de la cámara, Beatriz Argimón, le solicitó en la sesión “bajar un poco el timbre de su voz”, sostuvo que el Frente Amplio “defiende el derecho de protesta en cualquier lugar”, pero insistió en que la declaración del oficialismo es “sesgada” al haber caído, entre otros aspectos, en una campaña internacional de “fake news” contra el gobierno cubano. 

“No tienen en cuenta la realidad ni lo que está pasando en Cuba”, dijo para volver a cuestionar que, mientras condena a Cuba, el gobierno uruguayo haya “saludado al régimen chino”. “Cuánto nos cuesta opinar sobre los poderosos –afirmó–. La valoración del sistema político tiene que ver con la potencia económica. Si sos pobre, está bloqueado”. 

"Ni sospechoso ni socio"

"Los delitos no le dan la razón a nadie”, comenzó afirmando en su intervención el senador Guillermo Domenech (Cabildo Abierto), que se declaró un “mestizo” y “enamorado de América Latina”. 

Domenech afirmó que el drama de Cuba es el de todo un continente “ambicionado por los imperialismos”. “Estados Unidos ha sido una presencia permanente, y no ha sido una influencia benéfica”, dijo. “Cuba no tuvo a un Luis Alberto de Herrera, que se negara a sus bases –sostuvo y agregó–: el Partido Comunista uruguayo apoyó (esas bases), acusando a Herrera de nazi”.

Domenech afirmó que a Cabildo Abierto "también" le "ha caído ese mote, por defender la independencia y la tercera posición, ajena a cualquier posicionamiento ideológico de derecha o izquierda". El senador cabildante aseguró que visitó varias veces Cuba y pudo ver a un pueblo viviendo en “condiciones miserables”. Nada muy diferente, apuntó, a lo que se vive en países con regímenes capitalistas liberales, como Haití, Guatemala o la República Dominicana. Así, rechazó tanto el “utilitarismo democrático” de los Estados Unidos como el “comunismo ateo, que ha sembrado de muerte y que somete a los pueblos a padecimientos que no deseo ni a mi peor enemigo”. 

Pese a sus consideraciones, Domenech calificó a Cuba de una “dictadura indefendible”. 

El senador, que se definió como un “cristiano social más que religioso”, se emocionó y leyó, entre lágrimas, un pasaje de la exposición del disidente cubano Armando Valladares cuando visitó Uruguay. 

“Quizás los que hemos tenido que sentir una condena a muerte nos aferramos a Cristo”, mencionó al dar inicio a la lectura. El pasaje que mencionó estaba referido a los testimonios de Valladares al relatar los fusilamientos de militantes católicos que fueron ejecutados al inicio de la revolución y que “iban al paredón al grito de Cristo Rey”. 

“Ninguna dictadura, ni la plutocracia capitalista ni el marxismo nos llevan a buen puerto”, ratificó al incluir en ese grupo tanto la de Augusto Pinochet en Chile como a la última dictadura militar uruguaya. 

Domenech, que dijo que “con sus enormes defectos, no se ha inventado nada mejor que la democracia”, ratificó su apoyo a la moción del oficialismo. “Eso no me hace sospechoso ni socio de ninguna otra dictadura”. “Quizás Cuba esté viviendo hoy su apocalipsis, pero después del apocalipsis vendrá la parusía”, concluyó.  

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...