Economía y Empresas > Cuentas públicas

Déficit fiscal se amplió en 2019 y terminó el año en 4,7% del PIB

En su último año cerrado, la administración Vázquez entrega un déficit fiscal 1,2 puntos por encima del que recibió del gobierno de Mujica

Tiempo de lectura: -'

31 de enero de 2020 a las 20:25

Por segundo año consecutivo, las finanzas públicas ampliaron el rojo de sus números en 2019 y se amplió aun más la brecha respecto al déficit fiscal con que la administración de Tabaré Vázquez recibió el gobierno en 2014, pese a asumir la presidencia con un fuerte discurso de compromiso fiscal y sucesivas medidas de ajuste principalmente por el lado de los ingresos.

Según los datos divulgados el viernes por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el déficit fiscal cerró 2019 en el equivalente a 4,7% del Producto Interno Bruto (PIB) cuando se mira la globalidad del sector público y se depura el efecto de la ley de Seguridad Social, que al permitir a los llamados “cincuentones” migrar del sistema de AFAP al régimen de BPS, generó ingresos circunstanciales al Estado.

Ese último efecto no es despreciable. El Fondo de Seguridad Social implicó en el último año ingresos adicionales al Estado por el equivalente a 1,3% del PIB. Además de ser puntuales, esos ingresos se encuentran afectados únicamente al pago de jubilaciones a quienes adhieren al beneficio creado por la actual administración en el momento en que se retiren y no pueden utilizarse para el pago de gastos corrientes del Estado ni inversión pública.

La situación fiscal se agravó en el último año con un escenario de aumento del gasto y caída de los ingresos públicos. El déficit terminó 0,7 puntos por encima de 2018.

Según el comunicado emitido por el MEF, la caída de 0,5% del PIB en los ingresos del Estado se explicó por un deterioro en la recaudación fundamentalmente de DGI y en menor medida de BPS, compensado muy parcialmente por una mejora en el resultado de las empresas públicas –explicado por ANCAP–.

En tanto, el aumento del gasto público estuvo asociado a un aumento por igual en el rubro remuneraciones y en las pasividades. Las inversiones públicas –en niveles bajos desde el punto de vista histórico– aumentaron levemente en el último año.

Administración

De esta manera, en su último año cerrado, la administración Vázquez entrega un déficit fiscal 1,2 puntos por encima del que recibió del gobierno de José Mujica, con un rojo de las cuentas públicas de 3,4% en diciembre de 2014.

La última administración incumplió así los compromisos asumidos desde su primer Presupuesto, cuando el equipo económico preveía cerrar 2019 con un déficit de 2,5% que condujera la deuda pública a una trayectoria sostenible en el mediano plazo.

Año a año las autoridades fueron corrigiendo esas proyecciones conforme la situación fiscal se agravaba y las medidas implementadas –que incluyeron aumentos de impuestos a las franjas más altas de IRPF y a las importaciones, y reducción de beneficios fiscales a empresas, entre otros– no alcanzaban a compensar el incremento del gasto.

La Rendición de Cuentas aprobada en 2018 llevó a 2,8% el déficit proyectado para el cierre de este año y la aprobada el último año, lo aumentó a 4,6% del PIB. Incluso esta última proyección fue incumplida por una décima de punto.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...