Nacional > POLÉMICA TRADICIÓN

Defienden que los caballos de jineteadas sirven para eso o van al frigorífico

Este miércoles la Intendencia de Montevideo dará a conocer los cambios que prevé para las próximas ediciones de la Semana Criolla

Tiempo de lectura: -'

24 de abril de 2019 a las 05:02

Intendentes del interior del país se mostraron contrarios a prohibir las jineteadas, una opción que se maneja en Montevideo después de la muerte de dos caballos en la Semana Criolla. El más énfatico en su planteo fue el intendente nacionalista de Cerro Largo, Sergio Botana, quien afirmó en diálogo con El Observador que si efectivamente las jineteadas son prohibidas en la capital propondrá al resto de los jefes departamentales trasladar la tradición al interior del país. 

Pero además de la propuesta, Botana aseguró que los caballos que se usan en las jineteadas, si no son domados, van "rumbo al frigorífico". "No saben que los caballos hay que domarlos y que si no se los doma no pueden hacer tareas para los que son imprescindibles", afirmó el intendente y agregó: "Esos caballos no trabajan ni 30 segundos en el año. ¿Qué están proponiendo Di Candia y los animalistas, que los lleven directo al matadero?". 

El presidente de la Sociedad de Criollos del Uruguay, Carlos Parietti, explicó a El Observador que las líneas de sangre que se usan para las jineteadas no sirven para otra cosa que no sea ese espectáculo, ya que son razas demasiado "bellacas" que no sirven para las tareas de campo ni otras disciplinas deportivas. "Esa caballada que se está usando en los ruedos iría toda con destino al frigorífico o no existiría directamente porque no es lo que se busca en ningún trabajo de campo", apuntó. Uruguay es exportadora de carne de caballo a Francia. 

La fiesta que se celebra en la Rural del Prado cada Semana Santa no es una vidriera de lo que sucede en el interior, donde todos los fines de semana hay jineteadas como las que se llevan a cabo en el ruedo central. Además, las tropillas que llegan a Montevideo son las que mejor se cuidaron durante el año, explicó Parietti. 

"Este tipo de actividades se hacen normalmente. Las caballadas del Prado están muy cuidadas y comidas durante el año. Las tratan muy bien para que lleguen bien atléticamente para las jineteadas. No son tropillas que pasan mal durante el año", señaló el ingeniero agrónomo de profesión. En su opinión, pasa más estrés un caballo que es ensillado para las tareas de campo varias veces al día que uno que compite por ocho o diez segundos en un ruedo. 

La Sociedad de Criollos del Uruguay no cría razas para las jineteadas ni participa en esta actividad, aunque sí lo hace en otro tipo de disciplinas. Desde hace varios años incorporó en la crianza de los animales la perspectiva del bienestar animal, con técnicas como el amansamiento y la doma racional.

Parietti también señaló que la doma usa "cada vez menos violencia". "El gaucho antiguo boleaba al caballo. Lo boleaba, lo ataba a un palo y lo dejaba así tres días. Después lo ensillaba y salía", detalló. Actualmente, en tanto, los caballos son amansados desde chicos y cuando van a ser montados se hace dentro de un corral. "Genéticamente, un caballo que no haya sufrido golpes ni estrés va a tener una mejor vida útil. Entre 20% y 30% mejor en su vida que un caballo que haya sido sometido por rigor", afirmó. 

La visión de Canelones

Por su parte, el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, aseguró que en su departamento hay más de 30 fiestas como la Semana Criolla que se desarrollan durante el año, por lo que desestimó la propuesta de Botana. De esta manera, se mostró partidario de que cada departamento decida qué postura tomar respecto a este tipo de celebraciones. 

Orsi explicó que su administración aumentó los controles sobre los animales que se utilizan en las actividades ecuestres, pero que el objetivo es "limitar los excesos" y no prohibirlas. El intendente reconoció que en las jineteadas existen y existieron excesos, pero que se han tratado de controlar. Por ejemplo, describió que en algunas competencias se ponía un hilo en la boca del caballo para tirar de él y que el animal se pusiera más bravo. "Eso existió y espero que no exista. Ahora, esto es una historia... Empezamos con esto, sabemos dónde empieza pero nunca donde termina", afirmó. 

También se refirió a los argumentos de algunas protectoras de animales que sostienen que al caballo se lo obliga a hacer algo que no quiere hacer. "¿Qué actividad quiere hacer el caballo? Si naciera caballo de nuevo lo más probable es que no me gustara mucho tirar de un carro", ironizó Orsi. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...