Cargando...
Daniel Olesker (PS)

Nacional > Proyecto de ley

Del senador al que le ponían falta en feriado judío al debate por Ramadán: la discusión sobre proyecto de días religiosos

Comisión del Senado comenzó a tratar proyecto que busca garantizar el derecho a conmemorar fechas o preceptos religiosos sin fijar nuevos feriados; senadores discutieron el concepto de "minorías" y si cabe incluir al Ramadán

Tiempo de lectura: -'

09 de agosto de 2022 a las 05:03

En un intercambio que incluyó a un senador frenteamplista narrando que en la escuela le ponían inasistencia por faltar durante el Día del Perdón judío y un cabildante contando sus experiencias en Camboya durante el Ramadán, la Comisión de Población y Desarrollo del Senado comenzó a analizar un proyecto de ley sobre "libertad de conciencia y religión" que pretende consagrar el "derecho a observar día de descanso, precepto o celebración por parte de las minorías religiosas" en Uruguay. 

Se trata de una inicativa que fue presentada en el Parlamento de 10 de junio de 2020 por la senadora nacionalista Carmen Asiaín y cuya discusión está pendiente desde hace más de dos años. En concreto, plantea la necesidad de tutelar el derecho de las personas a observar los días de precepto o festividad religiosa sin que ello implique penalizaciones. La iniciativa no propone generar para ello nuevos feriados, sino que obliga a coordinar formas de compensar la ausencia durante los días indicados.

El pasado miércoles, la iniciativa de Asiaín ingresó al orden del día de la comisión y propició un debate inicial, en el que varios senadores comentaron sus primeras apreciaciones y preocupaciones, particularmente respecto a quiénes abarcaría y cómo debería definirse una minoría de fe en este país. 

Asiaín planteó convocar en primer término a la colectividad judía porque "fueron los que se acercaron con esta inquietud". Allí sugirió recibir a una delegación del Comité Central Israelita del Uruguay. Pero al mismo tiempo, la senadora reconoció que "no es la única minoría" con dicha inquietud, y por eso propuso incorporar propuestas de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, que guarda el día sábado. 

Las primeras dudas provinieron a la hora de definir el alcance del proyecto. "Me gustaría entender hasta dónde llega el concepto de minorías religiosas", pidió la senadora frenteamplista Liliam Kechichian. "Tendríamos que ponernos de acuerdo porque, capaz, nosotros también podríamos convocar a alguna delegación". 

La misma interrogante planteó la senadora nacionalista Gloria Rodríguez. "No considero que la única minoría sea la judía. Quizá tenga mayor connotación, pero hay otras", advirtió. Rodríguez pidió en ese sentido definir primero qué se considera una minoría y si existe alguna estadistica para determinarlo. "Sabemos que la Iglesia Católica Apostólica Romana, generalmente, ha sido la mayoría, pero en este momento no sé si lo sigue siendo", señaló. Dichas iglesias, apuntó, congregan hoy a muchísismos feligreses, por lo que “ya dejaron de ser minorías”. 

Asiaín justificó su proyecto en base a que el calendario uruguayo ha secularizado ciertas festividades religiosas, todas vinculadas con el catolicismo. “El tema no pasa por ver quién representa hoy la mayoría”, señaló. Más allá de que los adeptos a esa doctrina “han descendido muchísimo” y que de que el catolicismo debería ser considerado hoy "minoritario", la promotora del proyecto afirmó que su iniciativa pretende atender a los que nunca han sido contemplados en la legislación

Asiaín puso el foco en las fechas “móviles” que celebran varias colectividades, que para su fe constituyen un precepto a cumplir pero que muchas veces coinciden con días laborables, lo que deja sujeto su cumplimiento a la voluntad de un empleador. 

En ese sentido, remarcó que lo que prevé el proyecto no es otorgar un día extra de licencia sino la posibilidad de llegar a un acuerdo con el empleador para, por ejemplo, descontar ese día de la licencia o compensarlo con horas extras repartidas durante la semana o con otro día. 

“Creo que no va a ser necesario hacer una estadística y buscar cuál es la mayoría y cuál es la minoría” dijo Asiaín, respondiéndole a Rodríguez. “Quizás se podría aplicar a todos”. 

Al respecto, Kechichian recordó que, debido a la acción del Batllismo, festividades tradicionales han sido transformadas en el “Día de la Familia” o la “Semana de Turismo” que, oficialmente, no están incorporadas como fiestas religiosas. “Por suerte, cada uno las vive como quiere, en libertad”, apuntó. 

"Me ponían falta"

Dentro de la comisión hay un senador que vivió en primera persona el problema descripto por Asiaín. El socialista Daniel Olesker, de origen judío, dijo que el proyecto procura abordar un problema de larga data y contó lo que le pasaba cuando conmemoraba el día más importante del calendario hebreo. 

"Cuando yo faltaba a la escuela por el Día del Perdón, me ponían la falta. Nadie me lo compensaba”, contó. Según Olesker, eso no le pasó solo en Primaria, sino a lo largo de toda su trayectoria educativa, incluyendo la Facultad de Economía. “En facultad los decanos siempre decidían que si ese día había una prueba, estaban eximidos de hacerla y se hacía al día siguiente”, recordó, pero señaló que no ocurría lo mismo con el Año Nuevo Judío (Rosh Hashaná). 

Olesker dijo apoyar la iniciativa, siempre que “no termine siendo un calendario lleno de feriados”. En su visión, no debería de tomarse mucho en cuenta mayorías o minorías. “Todas las religiones deben tener algún día de observancia relevante”, señaló. El asunto, dijo, debe ser contar un criterio para definirlo. 

Desde Cabildo Abierto, el senador Raúl Lozano coincidió en que hay que ser muy “puntillosos” a la hora de discutir el proyecto, y puso como ejemplo a los musulmanes, que en el mes del Ramadán “no trabajan” y no pueden comer durante el día.  “No se puede dejar afuera a ninguna minoría. Hay que pensar en todos y, si van a ser todos esos días feriados, va a ser complejo”, advirtió. 

Asiaín discrepó con la posibilidad de incluir a los que profesan la fe islámica. “Ellos no tienen un impedimento. No tienen impedimento de trabajar”, sostuvo respecto a Ramadán. 

El proyecto de Asiaín plantea que el derecho a la observancia religiosas será respetado en todos los casos en que una persona esté en relación de trabajo o servicio, ya sea a nivel público o privado. Allí se propone que la observancia de cada festividad se haga previo acuerdo con los empleadores. El interesado debería, a través de una declaración jurada, describir qué días pretende guardar. 

Dicho reconocimiento jamás implicará, dice la senadora, días de asueto extra o feriados no laborables pagos para el observante en el ámbito privado. 

Asiaín pretende además que, a partir de la reglamentación de la actual ley, el Ministerio de Educación y Cultura elabore un "Registro de Confesiones Religiosas" , que deberá incluir un listado de los días de precepto de cada confesión religiosa, acredidatos por los representantes autorizados de cada fe.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...