Cargando...
El tiroteo en Uvalde ha desatado un renovado debate nacional sobre la regulación de armas en Estados Unidos

Mundo > Tiroteos en Estados Unidos

Demolerán la escuela de Texas donde un joven con armas de guerra produjo una masacre

Lo había sugerido Biden, que también logró que senadores de los dos partidos acuerden mayores restricciones a la venta de armas

Tiempo de lectura: -'

22 de junio de 2022 a las 15:23

“No se le puede pedir a un niño o a un maestro que regrese a esa escuela", dijo Don McLaughlin, alcalde de la pequeña ciudad texana de Uvalde, al anunciar hoy la demolición del edificio donde el pasado 24 de mayo un joven armado con fusiles de guerra masacró a 19 alumnos y dos maestros. 

El impacto público de esa matanza y de otra anterior en un supermercado con víctimas afroamericanas, ha desatado un renovado debate nacional sobre la regulación de armas en Estados Unidos.

Bajo esa presión, senadores demócratas y republicanos acordaron las bases de una nueva ley que impondrá algunas restricciones para la venta libre, tal como había pedido del presidente Joe Biden.

Biden también había sugerido derrumbar el edificio cuando visitó la Escuela Primaria Robb, en Uvalde, luego de la matanza. El alcalde Mc Laughlin hizo el anuncio ante vecinos, pero no fijó fecha para los trabajos. La ira y la frustración de los residentes de la pequeña ciudad de veinte mil habitantes ha ido en aumento desde que se supo que, por temor, la policía esperó más de una hora para detener al atacante.

La escuela tiene unos 600 estudiantes en segundo, tercero y cuarto grado y se sumará a otros edificios escolares donde hubo tiroteos con alumnos y maestros muertos que terminaron demolidos.

La escuela primaria Sandy Hook en Newtown, en el estado de Connecticut, fue destruida después de que 20 estudiantes de 6 y 7 años y seis miembros del personal fueran baleados en 2012. Poco después se construyó una nueva escuela en el mismo terreno.

El jefe de seguridad pública de Texas, Steven McCraw, acaba de confirmar que cerca de la escuela había suficientes agentes para detener al atacante tres minutos después de que ingresó al edificio, pero que –por temor– esperó una hora afuera antes de intervenir.

Este ataque en esta escuela de mayoría latina cometido por un muchacho de 18 años sin causa aparente, sumado a la anterior masacre de 10 afroamericanos cometida por un supremacista blanco dentro de un supermercado en el estado de Nueva York, encendió el debate público.

Según se anunció, los senadores estadounidenses de los dos partidos avanzaron en la redacción de una nueva legislación para contener la libre venta de armas de guerra que permiten estas matanzas, que había sido reclamada por Biden. El borrador conjunto de demócratas y republicanos fue calificado por la prensa como el paso “más significativo” para regular el acceso a armas de la última generación.

La última ley federal de control de armas fue aprobada en 1994 y prohibía la fabricación para uso civil de rifles de asalto y recámaras de alta capacidad. Pero expiró una década después, sin que en los últimos 29 años se hayan aprobado nuevas reformas o restrticciones, a pesar del alza de estos episodios mal llamados “tiroteos” ya que son simples ataque con armas sin causa justificada contra ciudadanos desarmados.

Según el grupo Gun Violence Archive, dedicado a cuantificar y estudiar los hechos de violencia armada en Estados Unidos, diariamente se producen 11 tiroteos. Amparados en la Segunda Enmienda que habilita la tenencia de armas, se estima que en el país hay 390 millones de armas de fuego, muchas de ella de guerra, más la población total de 330 millones.

"Esta legislación bipartidista sobre seguridad con las armas es un progreso y salvará vidas. Aunque no es todo lo que queremos, esta legislación es necesitada urgentemente", dijo el líder de la mayoría demócrata en la Cámara Alta, Chuck Schumer, en un comunicado, informó la agencia AFP.

El grupo expresó confianza de que el texto tendrá suficiente apoyo entre los cien senadores (50 republicanos y 50 demócratas) para que llegue a las manos del presidente Joe Biden la semana próxima.

Los legisladores trabajaron durante semanas bajo presión, en medio de esta renovada atención sobre la violencia con armas de fuego. El grupo bipartidista de senadores acordó un marco el 12 de junio que incluye mayores controles de antecedentes para los compradores de armas menores de 21 años, y un aumento de recursos para programas sobre salud mental y seguridad en las escuelas.

La poderosa Asociación Nacional del Rifle, que desde hace décadas influye en la legislación de control de armas y está muy ligada al Partido Republicano, anticipó que se opone a la medida.

“Se queda corto en todos los niveles. Hace poco para abordar realmente los delitos violentos mientras abre la puerta a cargas innecesarias en el ejercicio de la libertad de la Segunda Enmienda por parte de los propietarios de armas respetuosos de la ley”, dijo en un comunicado.

Esta asociación cuenta con 70 mil asociados y su principal tarea es de lobby a favor de los fabricantes de armas, aunque amparados por una norma constitucional.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...