Economía y Empresas > REFORMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL

Desafío de las sociedades longevas: trabajo intergeneracional y emprendedores veteranos

La integración de las personas de la tercera edad en el ámbito laboral se impone como necesidad en muchas sociedades que necesitan alimentar más sus sistemas de seguridad social 

Tiempo de lectura: -'

29 de octubre de 2020 a las 05:03

Ante sociedades longevas, el compromiso es revisar la calidad de vida de las personas de tercera edad, el impacto socio-económico que este fenómeno genera en el conjunto y buscar soluciones.

Este tema fue abordado en el webinar Los desafíos de la sociedades longevas, que llevó a cabo la Fundación Astur, con la participación del economista Enrique Iglesias (presidente de la fundación), la doctora María Blasco (bióloga molecular, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas y experta en envejecimiento) y el abogado Rodolfo Saldain (presidente de la comisión de expertos de la reforma de la seguridad social de Uruguay, y autor del libro La era de los nuevos viejos). 

Iglesias puso el foco en que muchos países han tomado el tema del envejecimiento demográfico como central para revisar sus políticas públicas, pero también rescatando la dimensión humana y la calidad de vida en otras área de la actividad económica. En tal sentido, la longevidad, la atención sanitaria, la prevención, la seguridad social y el trabajo flexible, van de la mano.

La esperanza de vida ha crecido en forma espectacular en el mundo. Durante siglos, estuvo en los 30 años de edad, luego subió a 45 y hoy en día sobrepasar los 80 años es una realidad en muchas sociedades. Se calcula, por ejemplo, que para 2050 un tercio de la población en España tendrá más de 65 años.

El polo demográfico que indicaba que las personas económicamente activas eran más que las pasivas, ya no es así en muchos países, incluyendo a Uruguay.

Propuestas laborales para los mayores

Iglesias señaló la importancia de que las personas mayores aporten a la sociedad, que la soledad no sea un factor de las socave o aísle, y que actualmente existen nuevas formas de trabajo (freelance, part-time y demás) que se adaptan muy bien a este grupo poblacional.

La propuesta Saldain es que, a partir de una determinada edad -aún no definida, pero sí superior a los 60 años-, la jubilación sea compatible con la actividad laboral, es decir, que haya formas de retiro parcial. “El modelo de la seguridad social debe ser flexible para que la persona -hasta cierto nivel de ingreso- no perciba una reducción de su jubilación si continúa trabajando, luego sí que se combinen los ingresos”, señaló. 

“Hay que erradicar la supuesta incompatibilidad entre trabajo y jubilación”, agregó.

Los ponentes coincidieron en que generalmente se piensa en trabajos en relación de dependencia, pero que muchas personas mayores en los países nórdicos han desarrollado emprendimientos propios con éxito, gozando lo que se ha dado en llamar “jubilación activa”. Incluso, si tienen un establecimiento (librería, comercio de comidas, etc), al emplear a alguien, acceden a beneficios legales.

Saldain señaló que los emprendedores de tercera edad suelen lograr un nivel de éxito mayor que los más jóvenes, dado que gana la experiencia y la perseverancia.

Las personas mayores también pueden representar una oportunidad para aquellas empresas que entienden a esta generación y sus posibilidades, pudiéndose beneficiarse de ello. Algunas compañías que apuestan por el trabajo intergeneracional tienen mejores resultados, o más interesantes que las demás.

Sin embargo, en la práctica, la larga experiencia o antigüedad en el trabajo está asociada a remuneraciones más altas, lo que desestimula a las empresas a la hora de la contratación, por lo que habría que revisar la legislación.

Saldain considera que algunos países de Europa, con sociedades más envejecidas que América Latina, hace años establecieron sistemas mixtos de jubilación (público privado) con buenos resultados. Destacó el desarrollo social de Dinamarca, con un ahorro jubilatorio mixto que duplica el PIB del país. En Uruguay, el ahorro en esta materia es del orden del 30% del PIB; en Chile es de 70%. 

El futuro

Las fuerzas que darán forma a las próximas décadas serán la masificación de la longevidad y las tecnologías radicales, con la inteligencia artificial y biotecnología como banderas, y el trabajo intergeneracional.

El ciclo lineal de estudio-trabajo-jubilación ya no aplica más para este siglo, el cual se caracteriza por superposiciones de actividades, períodos de no trabajo durante la vida útil, retiros parciales de la actividad laboral, teletrabajo, contratos a términos y, sobre todo, capacitación permanente.

Los desafíos del siglo XX fueron de "construcción gradual del bienestar" luego de la II Guerra Mundial con gente joven y creciendo. El siglo XXI es lo opuesto, con una población decreciente y envejecida.

Iglesias sostuvo, finalmente, que la comisión de expertos que aborda la reforma de la seguridad social en Uruguay tiene una buena oportunidad de adoptar una visión integral del tema del envejecimiento, abordando aristas que vayan más allá de la esfera legal.

Enfoque médico

María Blasco, investigadora de las enfermedades a causa del envejecimiento, destacó el valor de la prevención y de los hábitos saludables desde edades tempranas, para que la longevidad se lleve con calidad de vida. 
“El mayor causal del cáncer, del fallo cardíaco y del Alzheimer, entre otras enfermedades, es el envejecimiento celular. El pasar de los años produce desgaste de los telómeros (extremos de los cromosomas), lo que provoca el envejecimiento y la aparición de enfermedades”, explicó Blasco.
Mediante el estudio de los telómeros, la ciencia puede detectar quienes son vulnerables, para prevenir las patologías, o bloquear la evolución degenerativas. “Cuando los telómeros son cortos, sabemos que se desencadenan enfermedades. Se heredan mejores o peores telomerosos, pero también el estilo de vida influye. El estrés, por ejemplo, afecta la longitud de los telómeros”, explicó Blasco.
La médica señaló que el envejecimiento es tremendamente flexible y que la ciencia está desarrollando estrategias terapéuticas con telomeraza, con buenos resultados preliminares. "Con los tratamientos, los ratones retrasan las enfermedades", dijo.
“Si la ciencia continúa avanzando y haciendo retroceder al envejecimiento, la quiebra de los sistemas previsionales está más cerca de los previsto”, reflexionó Saldain.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...