Espectáculos y Cultura > ENTREVISTA

Diego Arquero, la figura ascendente del rap uruguayo que agota salas

El rapero habló con El Observador en la previa de su show "más serio" en el Auditorio Adela Reta

Tiempo de lectura: -'

31 de mayo de 2019 a las 05:03

Hace rato que Diego Arquero se puso serio con la música como carrera, pero llegó al momento de realizar el show que describe como “el más serio” de su trayectoria – ascendente – como una de las voces más cautivantes y populares del hip hop nacional – también ascendente –.

La sala Hugo Balzo del Auditorio Adela Reta será el lugar donde se llevará a cabo esta presentación, que será “un show y no solo una persona rapeando ahí, como siempre”, aclara Arquero, un rato después de tener la confirmación de que la sala se agotó con una semana de antelación. “El lugar es una especie de excusa, porque yo ya tenía ganas de hacer un show de estas características, y nos aprontamos para hacer algo totalmente distinto en todos los aspectos”, dijo.

Con las canciones su disco Aguafiestas, lanzado el año pasado, algunos estrenos y colaboraciones, el rapero hispano-uruguayo habló sobre la preparación de su desembarco en el Sodre, sus colaboraciones con artistas de otros géneros, y la conexión entre los artistas de su generación y su público.

Este es tu show “más serio”, pero hace rato que decidiste ponerte serio con la música. ¿Cómo fue ese proceso?

Fue cuando hice el ciclo Reset, en 2016. Ahí fue un punto de inflexión, de tratar de dedicarme profesionalmente y en serio a la música. Para eso necesitás un público y cierta cantidad de cosas, no es como decir "mañana me voy a anotar al club". Y a raíz de eso fue creciendo todo, en paralelo surgió el proyecto de Los Buenos Modales, funcionó muy bien, eso me dio visibilidad y un lugar como para pensar en sacar un disco solo y ver cómo lo recibe la gente. Era un disco que tenía muchas ganas de hacer, funcionó bastante bien y ahora estamos ante esto, un Sodre agotado una semana antes, y muy contento. 

¿Y en ese camino intentás proyectar varios pasos adelante, o vas jugada a jugada?

Siempre estoy pensando en un pasito más grande. Hay jugadas mucho antes en mi cabeza de que las pueda concretar. O cosas que ya están tramitadas. Pero si, voy pasito a pasito pero siempre buscando cómo llegar a un lugar más alto del que estoy. 

En el espectáculo de la sala Balzo estará Juan Campodónico, quien te ha elogiado y con quien has actuado previamente, ¿cómo se formó esa relación?

Lo conocí a principios del año pasado, antes incluso de que saliera el disco. Había escuchado algunas cosas de Los Buenos Modales, y me escribió para decirme que le había gustado. Y ahí nació una relación en la que hemos cantado juntos varias veces, tenemos una canción en proceso desde que salió el disco que pasó por muchos cambios pero que ya tocamos tres veces, y vamos a tocar acá también. 

Después está Ernesto Tabárez, un músico que a mí me gusta mucho. Habrá estrenos y versiones de canciones que nunca se van a repetir. 

Eso, y otras instancias recientes, como cantar con La Vela Puerca, marca un vínculo y una conexión con la “generación anterior”, y con el rock uruguayo.

Es música que yo escucho, y estar logrando un cierto lugar en la música de este país me ha dado la posibilidad de conocer personas que me gustaba lo que hacían, y de tener cierta relación y de poder proponerles cosas. Y que a ellos también les guste lo que hago es algo que me pone bastante contento. Es la música que siempre escuché y me gusta conocerlos, y ver si podemos hacer algo distinto o mejor, que no podría hacer solo. 

En febrero lanzaste una canción solamente por Whatsapp, que además tenía como particularidad un recurso que hasta ahora el rap uruguayo usó poco: un sample de un artista local (Gustavo “el príncipe” Pena), ¿cómo nace esa idea?

No hay mucho sample de música uruguaya, no. Este sample lo hizo Bruno Balbis, que es hijo de Alejandro Balbis. Lo conocí en un hostel en La Pedrera, él vive en Argentina, me conocía por la música, me mostró ese beat y algunas otras cosas que había hecho. Me encantó ese, pero estaba el tema de los derechos. Y ese freno se convirtió en una posibilidad, le buscamos la vuelta. Y sacamos la canción por Whatsapp. Es otra de las que voy a hacer en el Sodre. Hice eso, también una campaña en Instagram. Que el artista no haga solo música me parece súper interesante. 

¿Sentís que vos y tus colegas raperos son la voz de su generación uruguaya?

Debemos serlo. Es difícil ponerte en ese lugar porque te carga de responsabilidades y cosas que es muy relativo si las tenés o no, porque también son circunstanciales. No quiero ser la voz de nadie, soy mi voz, y que se sumen a mí las voces que quieran. Pero no quiero cargar con la bandera. Hay gente que sí, que le gusta. Pero no quiero ser la voz de mi generación. Que cada uno tenga su propia voz y que me griten cosas malas (risas). 

Pero sí hay una conexión, que se nota en eventos como el Montevideo Hip Hop

Si, sin dudas. Estos géneros, tanto el rock como el rap, son mucho más de identificación que otra cosa. Lo que predomina en una generación, no necesariamente educada musicalmente, porque la música no es solo para músicos o los que tienen conocimiento, creo que un poco el factor más grande que une a los músicos con su público es la identificación. Y creo que soy una voz bastante mundana, en el aspecto de que vivo lo que vive una persona. Todos tenemos realidades distintas, pero la forma en la que cuento las cosas es cotidiana. Y son cosas normales. Y por ahí la gente se puede sentir identificada, o creer que me conoce incluso sin conocerme, que tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Por eso no busco ser la voz de nada. 

Con esa cuestión de la identificación, ¿qué tanto hay en tus canciones de Arquero, el personaje, y de Diego Arquero la persona?

Creo que Diego Arquero, la persona, en el disco es todo. Tengo mi alter ego, Dieguito la amenaza, pero es otra faceta de Diego Arquero. No me parece que esté mal, y de hecho puedo llegar a hacer algo en lo que no hable desde la primera persona. Como un escritor que escribe ficción en primera persona. Por ahora no lo hago, soy de contar cosas que vivo por elección personal, pero estoy abierto a eso, a crear una historia. No sé si tengo tanto para decir de mi mismo como para armar una discografía hablando de mi. 

¿Cuál es tu  método de escritura? ¿Usás cuadernito o algún otro soporte?

Trabajo en la computadora. Es mucho más poética la imagen del cuadernito. Pero prefiero la computadora porque borro muchísimo. Es más ordenado y práctico. Tengo mi propio lenguaje rítmico, me pongo puntos entre paréntesis para marcar los espacios y los silencios. Y el proceso, casi siempre, es trabajar con la instrumental ya hecha, porque busco jugar lo más posible con un ritmo, es lo que más me interesa. Es raro que después esa letra entonces quede bien en otro lado. 

Hace algunos días tu colega Hache Souza dijo en el podcast Finjan Demencia que “el hip hop uruguayo se está acercando peligrosamente al pop”. ¿Está de acuerdo?

Estoy de acuerdo con que se está acercando al pop. No sé si estoy de acuerdo con el “peligrosamente”. Porque, ¿qué es el pop? La música popular. La cultura pop es la cultura popular. Entiendo que hay algo ahí. Porque el pop no es una cultura popular impuesta por el pueblo necesariamente, es más de consumo fácil o de fórmula. Es posible que se esté acercando. Yo igual soy bastante popero, me gustan cosas oscuras pero soy muy fan de la canción "tarareable". Y se me notan esas cosas. Puedo apreciar perfectamente un rap ultra crudo porque me formé en el rap, pero cuando hago cosas voy más por lo pegadizo sin descuidar las habilidades, juntar las dos cosas. Hay pop muy bien hecho, no me parece mal. 

¿Este show marca un cierre de la etapa Aguafiestas de cara a lo próximo?

Este año no se viene disco, pero sí otras cosas. Feat, hay cuatro o cinco grabados que van a ir saliendo. Un disco tiene un trabajo conceptual que no estaría siendo justo con mi obra si me pongo a hacer un disco. Me relajé y me puse a escribir, a intentar escribir un segundo disco, no me salía, estaba escribiendo horrible. Y realmente era bastante malo en comparación con lo que venía haciendo, y en el momento en que me saqué peso empecé a escribir mucho mejor. No es el momento, el cuerpo no me lo está pidiendo. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...