Nacional > PRESIDENTE DE LA JUNTA DEPARTAMENTAL

Dirigente blanco de Tacuarembó: "No sé si no va a tener que venir otra dictadura para que estos sabandijas se terminen"

El jerarca nacionalista se enojó porque la intendencia de su partido publicó una resolución donde indica que él debe casi medio millón de dólares por contribución inmobiliaria

Tiempo de lectura: -'

08 de agosto de 2018 a las 14:45

Habían pasado unos días desde la asunción del nacionalista Felipe Bruno como presidente de la Junta Departamental de Tacuarembó cuando su nombre salió en un aviso de un diario de ese departamento en el que la intendencia, gobernada por el Partido Nacional, publicaba una resolución municipal donde señalaba a morosos por contribución inmobiliaria.

Según lo que indicaba el texto, Bruno, que asumió a mediados de julio, aparecía entre los morosos como deudor de US$ 460 mil, algo que para el jerarca se trató de un "operativo" político.


Al ser consultado por una radio local, el dirigente blanco mostró su enojo y acusó a otros nacionalistas de una operación en su contra. "Si yo debo dos padrones, no robé a nadie no estafé a nadie, qué padrones que hace algunos de ellos 30 años que no son míos. ¿Cómo es que sale de la intendencia blanca todo eso? Acá hay algo más, pero quiero saber bien, porque yo hablo clarito", dijo al programa Adelante, de la radio Zorrilla de San Martín de Tacuarembó. "Cuando digo la pérdida de valores…, no sé si no va a tener que venir otra dictadura para que estos sabandijas se terminen de una vez. La gente está pidiendo a gritos que alguien ponga orden. ¿Sabés lo que es esto en manos de estos abanderados de la moral? No me llegan ni a los talones ninguno de ellos. Algunos se han llevado hasta la intendencia para la casa", agregó.



El Diario Oficial publicó el 5 de junio la resolución del 26 de abril donde se detallan todos los morosos, incluido Bruno. El texto, reproducido días después en un diario local, indica que el jerarca debe unos US$ 460 mil (según el valor actual del dólar) por dos padrones. El jerarca aseguró a radio Zorrilla de San Martín que uno de esos terrenos fue vendido en la década de 1980, aunque no recordaba la fecha.

"Hasta que no hable con el que tengo que hablar…Si alguno quiere decir algo, que me lo digan a mí, que yo tengo el cuerito duro. Aquello que vos sabés lo puse arriba de la mesa. He arriesgado todo y he puesto plata de mi bolsillo mil veces. Me tiraron con un frasco de mierda, porque deber es legal", dijo Bruno en la entrevista realizada la semana pasada.

El Observador intentó comunicarse con Bruno, aunque de momento no obtuvo respuesta.

A raíz de sus declaraciones, el Partido Socialista en Tacuarembó pedirá la renuncia del jerarca, que asumió a mediados de julio, y elevará ese pedido al Frente Amplio para que analice si lo acompaña todo el partido, según dijo a El Observador el edil Saulo Díaz. A su vez, también analizan presentar una denuncia en la Justicia.

Díaz explicó que Bruno fue elegido en su cargo por unanimidad luego de un acuerdo político por el que se estableció que el Frente Amplio tuviera un vicepresidente dentro de la Junta. Si bien el presidente del legislativo departamental es blanco, no responde al sector del intendente, Eber Da Rosa –que ahora integra el grupo de intendentes nacionalistas que pujan por la Presidencia de la República–, sino que es afín al sector de Luis Lacalle Pou. Da Rosa tampoco respondió los llamados de El Observador.

Comentarios