Cargando...
Honras fúnebres al senador y exministro.

Nacional > Grieta

"Dolió mucho": MPP cuestiona actitud del gobierno ante muerte de Bonomi

"Así se construye la grieta",afirman en el sector del fallecido senador ante la ausencia de referentes del Ejecutivo en las exequias

Tiempo de lectura: -'

22 de febrero de 2022 a las 05:04

El fallecimiento del senador Eduardo Bonomi –exministro del Interior y de Trabajo durante los gobiernos del Frente Amplio– enlutó al sistema político todo, que le rindió honras fúnebres de Estado, pero en la oposición no cayó bien lo que notaron como "ausencias" y "silencios" por parte de la administración de Luis Lacalle Pou.

Tras la sorpresiva muerte del dirigente del Movimiento de Participación Popular (MPP), en la madrugada del domingo, Presidencia informó a través de un escueto comunicado publicado en su página web que se dispondrían las honras fúnebres y que los gastos del sepelio correrían por cuenta del Tesoro Nacional, como se prevé en estos casos. 

Pero si bien algunos integrantes de la coalición expresaron su pésame a través de sus cuentas en redes sociales, no hubo mayores gestos institucionales por parte del gobierno, y a eso se sumó el silencio en público del presidente Lacalle Pou –que no difundió ningún mensaje sobre el fallecimiento de Bonomi– y la casi total ausencia del gabinete en las exequias de uno de los máximos referentes de la oposición.

Esa constatación causó una profunda molestia en el Frente Amplio, y particularmente en el MPP, al que pertenecía el fallecido político. 

"No estuvo bueno", dijo a El Observador el diputado Daniel Caggiani, que destacó la presencia de algunos legisladores de la coalición de gobierno, entre ellos el senador Gustavo Penadés o el diputado Gonzalo Mujica, y también la vicepresidenta en ejercicio, Graciela Bianchi, que explicó su presencia como una "señal clara" de que las "las ideas las defendemos" pero que "ante una muerte, la institución le rinde tributo a una persona que le dedicó su vida a la lucha política". 

Más allá de esto, no estuvo presente la presidenta en ejercicio, Beatriz Argimón, que se limitó a comunicarse telefónicamente con la diputada Susana Pereyra, viuda del exministro, según confirmaron desde el entorno familiar de Bonomi.

Tampoco se hizo presente ninguno de los ministros que conforman el gabinete, y es parte de lo que molestó al mayor sector de la oposición. "La actitud de un gobierno republicano se guía mucho por lo simbólico", señaló Caggiani. Más, dijo, cuando el fallecido era un referente de un sector que cumplió un papel central en el Estado, siendo ministro durante tres períodos de gobierno. "Y que además tuvo una clara vocación de diálogo político", apuntó. 

El legislador recordó que más allá de los cuestionamientos a su gestión en el Ministerio del Interior, Bonomi fue artífice de importantes acuerdos multipartidarios en seguridad "como nunca antes en la historia". "Construye esa idea de la grietaEstamos en el debate de lo que va a ser el referéndum, y este tipo de espacios han servido para cultivar esa convivencia que nos identifica y nos diferencia de otros países de la región", argumentó.

Caggiani también apuntó a la ausencia de un mensaje institucional por parte del presidente Luis Lacalle Pou, que por estos días se encuentra en misión oficial en la Expo Dubai, en Emiratos Árabes Unidos. "De repente no tenía internet", ironizó Caggiani. 

"Me dolió mucho", apuntó por su parte el senador Charles Carrera, que remarcó el significado del "respeto al velorio, al entierro, a presentarse para darle respetos al otro". Un aspecto que, según dijo, no se puede perder en una sociedad democrática como la uruguaya. 

El senador hizo referencia específica a la ausencia de autoridades del Ministerio del Interior, que Bonomi encabezó durante diez años.

"Que el ministerio no haya prestado sus respetos, molesta. Sé que los vivimos en una sociedad loca, pero los respetos no se declaran por Twitter, sino en cuerpo presente", afirmó Carrera. 

Fernando Gil, exdirector de Comunicación de Interior y actual asesor en la bancada del MPP, optó por marcar las diferencias en las reacciones institucionales entre la muerte de Bonomi y lo que sucedió cuando, en mayo del año pasado, falleció Jorge Larrañaga. "No hubo sirenas encendidas ni simulacros de apoyo que respondieran a órdenes de operaciones. Tan solo silencio. Un silencio abrumador que los califica", escribió. 

Gil también apuntó contra la ausencia de las actuales autoridades del Ministerio del Interior. "No hubo ningún reconocimiento en la casa de la democracia por parte de la cartera que lo tuvo una década al frente. La empatía republicana faltó a la cita y fue notoria", sostuvo. El asesor aludió también al "silencio abrumador" del presidente Lacalle Pou, "tan afecto a las redes sociales", en una actitud que según su visión "afecta una investidura que debe representarnos a todos". 

La "semilla"

La muerte de Bonomi supuso, con todo, un "balde de agua fría" para el MPP. No solo por lo intempestivo de su fallecimiento, sino por su estatura y por el rol que jugaba hoy en el sector. 

Además de figura histórica y fundador, según Caggiani estuvo muy activo en los últimos tiempos como el referente estratégico del grupo. Su obsesión, dijo, era pensar cómo debía situarse el Frente Amplio en su actual etapa como oposición y, sobre todo, convertirlo en una alternativa para volver a ser gobierno en 2024. "Era una de sus principales preocupaciones", dijo el diputado. 

La necesidad de volver a contar con las grandes mayorías, de reconectar con espacios sociales dejados de lado en el ejercicio del gobierno eran sus principales desvelos. "Tenía una mirada bastante crítica en ese sentido", afirmó.  Era, además, bastante "cabeza dura y discutidor". 

La ausencia de Bonomi se suma a la de otros referentes que el movimiento tupamaro supo tener en su paso a la política, desde Eleuterio Fernández Huidobro hasta Julio Marenales. A diferencia de esos casos –el primero incluso había conformado su propia agrupación en 2007 y el segundo se había alejado de la política–, el exministro del Interior permanecía en la primera línea de decisión en el MPP. 

De la "barra vieja", José Mujica se retiró del Parlamento y su esposa Lucía Topolansky está a punto de hacerlo, algo que supone todo un desafío para el futuro del sector. 

Caggiani reconoció que una parte muy importante de la adhesión a la lista 609 se basa en Mujica y que, sin él o Topolansky, "indudablemente, no será lo mismo". 

De todas formas, destacó el importante aparato militante que tiene el sector como base para el futuro. "El tiempo dirá si se puede construir un nuevo liderazgo que tenga esa expresión", dijo." Por suerte, el Pepe está y va estar mucho tiempo más. Lo importante, es forjar nuevos horizontes". 

La pérdida de Bonomi representó un golpe muy duro para el senador Charles Carrera, director general de Secretaría durante su gestión en el Ministerio del Interior. "Una gran pérdida no solo para el MPP sino para todo el Frente Amplio" aseguró el legislador, al destacar los roles que el senador estaba asumiendo en la construcción del programa de la coalición hacia 2024. 

"Son compañeros que han sembrado semillas, que somos nosotros y que levantaremos su legado, y que seguiremos sembrando semillas", expresó. 

Carrera optó por destacar la "fortaleza enorme" que el MPP tiene en su militancia a nivel de bases. "Pese a que hay muchos viejos que ya no están con nosotros, Pepe y Lucía seguirán militando y construyendo", agregó.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...