Mundo > Dorian

Dorian devasta, gira y prosigue hacia Estados Unidos

Aún formidable, el ciclón se degradó a categoría 2 de acuerdo al Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC); hay cinco muertos confirmados en Bahamas

Tiempo de lectura: -'

04 de septiembre de 2019 a las 05:03

Calificado como una “tragedia histórica” para Bahamas por su primer ministro, Hubbert Minnis, el huracán Dorian avanzaba lentamente este lunes hacia las costas de Florida, Georgia y las Carolinas.

Atrás queda muerte, terror y destrucción. Cinco víctimas mortales, 13 mil casas dañadas o destruidas en las islas de Ábaco y Gran Bahama y más de 60 mil personas, la sexta parte de la población del archipiélago, necesitadas de ayuda alimentaria, según la ONU.

Un informe de la agencia AFP señala que el organismo internacional espera luz verde del gobierno para realizar una evaluación sobre el terreno. Sólo después del reconocimiento de la zona se sabrá el saldo real de la furia de Dorian, que desató vientos de casi 300 kilómetros por hora y marejadas de más de siete metros de altura.

Bahamaspress consignó que los vientos máximos sostenidos de la tormenta son los más fuertes en el norte del Océano Atlántico, al este de la Florida, en la historia.

La amenaza a las vidas y propiedades persiste en Gran Bahama, donde se ubica Freeport, la ciudad más poblada. Un reporte de NHC advierte que las condiciones difíciles se mantendrán todo el martes.

La atención se vuelca ahora sobre su impacto en la costa este de los Estados Unidos. El Miami Herald apunta que Dorian dio el esperado giro hacia el norte el martes por la mañana, lo que probablemente ahorraría a Florida la peor parte de los vientos y las más altas marejadas.

Una actualización de la tarde de este martes del Centro Nacional de Huracanes ubica a Dorian a 160 kilómetros de Fort Pierce con vientos máximos sostenidos de cerca de 180 kilómetros por hora.

“La tormenta puede haber caído del pico de potencia, pero su campo de viento creció, aumentando el riesgo de fuertes vientos y mareas peligrosas hacia el interior a medida que sigue al norte, rumbo a  las Carolinas”, refiere el diario de Florida.

Desde la entrada de Júpiter hasta la playa de Ponte Vedra en el estado de Florida se sentirán condiciones de huracán a partir de la noche de este martes, cuando Dorian pase por la costa. 

El Washington Post indica que los impactos de Dorian no se ven tan graves como lo que experimentaron las Bahamas. Sin embargo, advierte el medio, no se necesitaría una gran desviación para llevar a tierra los vientos huracanados y las inundaciones. La tormenta pudiera infligir daños significativos, dependiendo de su trayectoria exacta.

El Centro Nacional de Huracanes recomendó a la población que no se enfoque en la ruta exacta de los pronósticos porque una “desviación relativamente pequeña a la izquierda” podría llevar el núcleo del huracán cerca o sobre la costa.

 

En el Tejado
Para muchos, la espera ha sido terrible."Cualquiera que pueda ayudarme, soy Kendra Williams. Vivo en Heritage. Estamos bajo el agua; estamos en el tejado", escribió esa residente de Gran Bahama, en un SMS al que tuvo acceso la AFP. "Alguien puede por favor asistirnos o enviarnos ayuda (...) Yo y mis seis nietos y mi hijo estamos en el tejado", añadió. Videos publicados en la página web del periódico Tribune 242 mostraban agua hasta los techos de casas de madera en lo que parecía ser un pueblo costero. Y botes de gran tamaño flotando en aguas turbias color marrón llenas de escombros. En Florida, EEUU, que cada año está en primera línea de las tormentas durante la temporada de huracanes, los efectos de Dorian se sentían ya con fuertes lluvias y posibles tornados. Stefanie Passieux esperaba el paso del ciclón junto a sus dos hijos y su madre en uno de los 121 refugios, según datos de la agencia de gestión de emergencias del estado. "Vine ayer, tan pronto abrió. Dicen que estamos en estado de emergencia así que vine", dijo. "Mi papá se quedó con los gatos. Nunca se va. No le gustan los refugios."

 

Romperlo todo y volverlo a armar
El senador y exgobernador de Florida, Rick Scott, escribió en Twitter: "Si está en una zona de evacuación, salga ahora. Podemos reconstruir su hogar. No podemos reconstruir su vida". En Port Saint Lucie, un área de bajos ingresos con parques de casas móviles ahora vacíos, Dan Peatle, de 78 años, huyó de su comunidad de retiro para refugiarse en un hotel. "Me pone enfermo. No me gusta", dijo a AFP mientras salía a tomar aire antes de que la tormenta se acercara. "He pasado por siete u ocho de ellos desde que llegué a Florida, desde 1973. Y, son todos iguales, ya sabes. Romperlo todo, volver a armarlo. Pero, elegí vivir aquí, así que podría vivir con esto".
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...