Economía y Empresas > Cuentas Nacionales

Economía crece pero se mantienen pronósticos de mayor desaceleración para el segundo semestre

Para el ministro de Economía, Danilo Astori “no habrá recesión” pese a turbulencias regionales

Tiempo de lectura: -'

14 de septiembre de 2018 a las 05:03

La economía uruguaya creció 2,5% en el segundo trimestre del año, lo que implicó una leve aceleración respecto al desempeño que tuvo en los primeros meses de 2018. De todas maneras, importantes sectores de actividad se mantienen en caída, junto con la inversión privada. Aunque el dato fue mejor a lo esperado, los expertos coincidieron en que la desaceleración se profundizará en la segunda mitad del año, entre otros aspectos por la crisis argentina.

Los datos de Cuentas Nacionales difundidos el jueves por el Banco Central (BCU) muestran que la economía uruguaya continúa creciendo, impulsada por el consumo privado, aunque ya no por las exportaciones que en el segundo trimestre tuvieron una caída.

El gasto en consumo creció 2,5% respecto al segundo trimestre del año pasado, lo que implicó una leve moderación respecto al aumento de 2,8% del primer trimestre del año. Por su parte, el Estado también ayudó a la expansión de la economía con un incremento de 1,5% en el gasto final y de 14,7% en la inversión pública.

El resto de los componentes del gasto jugaron en contra de la expansión económica. La inversión privada se mantuvo en caída, con un retroceso de 2% y las exportaciones de bienes y servicios tuvieron una baja de 6,7%. Esto último se explicó por un menor volumen de soja exportada y por un descenso en el número de turistas.

 

Si se analiza la producción por sectores, hay diferencias significativas en la evolución de los distintos rubros de actividad. El sector logístico –transporte, almacenamiento y comunicaciones– sigue siendo el principal impulsor del crecimiento, con un aumento de la actividad de 4,5% respecto al segundo trimestre del año pasado.

La construcción reafirmó el crecimiento del primer trimestre, con una expansión interanual de 2,5%, el doble que en el período enero-marzo. El comercio, por su parte, desaceleró su expansión a 2,3%, con una caída en la actividad en restaurantes y hoteles.

En tanto, la industria creció 6,8%, aunque si se depura el efecto de la refinería de ANCAP –que en el segundo trimestre del año pasado se encontraba detenida por tareas de mantenimiento–, el sector tuvo una caída de 1,8% y el crecimiento de la actividad en su conjunto habría sido un punto más bajo –de 1,5%–.

El sector agrícola sufrió un retroceso de 2,1%, menor al del primer trimestre, como consecuencia del menor valor agregado por la ganadería.

Lea también: El BCU recompró deuda por US$ 490 millones para suavizar la volatilidad

La visión de los expertos

El economista de CPA Ferrere, Santiago Rego subrayó que si bien el dato fue “mejor a lo esperado”, no modifica de manera sustancial la visión que se tiene sobre la economía uruguaya. “Estamos viendo un enfriamiento del crecimiento”, afirmó en diálogo con Radio Carve.

El gobierno y los analistas privados preveían un desempeño más pobre que el 2,2% del trimestre enero-marzo

Según Rego, dijo que el impacto negativo de la crisis argentina tendrá mayor peso en la segunda parte del año y el primer trimestre de 2019. La recesión en la vecina orilla y el tipo de cambio desfavorable hace que Uruguay esté caro para los argentinos. Eso hace probable que se reciban menos turistas en el correr de los próximos meses y en especial durante la temporada de verano. También incentiva a los uruguayos a hacer turismo de compras al otro lado del charco. La consultora CPA Ferrere mantiene la proyección de crecimiento de 1,9% para el cierre de año.

Respecto al desempeño de los sectores, el experto valoró que hay algo más de crecimiento generalizado, a diferencia de trimestres anteriores donde la expansión estaba muy focalizada. En especial, destacó el desempeño de la construcción que crece por segundo trimestre consecutivo.

Por su parte, el economista de Vixion Consultores, Aldo Lema indicó que “el cuasi estancamiento del PIB del segundo trimestre versus el primero (+0,2%), consistente con expansión interanual de 2,5%, estuvo dentro de lo esperado” y “confirmó la desaceleración que se profundizaría en el segundo semestre”.

En tanto, el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve), indicó que la actividad del primer semestre no se vio afectada por los shocks regionales adversos. “De todas formas, es probable que las proyecciones relativas al segundo semestre sean levemente corregidas en función del empeoramiento del contexto en Argentina y los efectos de corto plazo del incremento del tipo de cambio sobre el consumo, afirmó en comunicado.

“No habrá recesión”

En entrevista con la Secretaría de Comunicación Institucional, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori recordó que el segundo trimestre de 2018 “fue muy difícil para Uruguay” por la situación de la región, en particular de Argentina, y por la sequía en el campo, que repercutió de manera directa en las exportaciones.

“Si en las circunstancias más difíciles que hemos tenido no ha habido recesión o estancamiento, siempre se creció, aun en términos modestos, corresponde señalar que no habrá recesión en los tiempos que vendrán, como hemos escuchado de algún pronóstico reciente”, añadió.

“Esto revela que no corresponde hacer pronóstico de recesión de la economía, porque, para que ello ocurra, son necesarios dos trimestres consecutivos sin crecimiento”, finalizó.

Finalmente, Astori subrayó que, aunque se debe seguir trabajando, los números están en línea con las proyecciones realizadas por el Poder Ejecutivo en la Rendición de Cuentas.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...