Economía y Empresas > Financiamiento

Economía elevó en US$ 250 millones crédito con el BID ante posible shock externo

Las arcas de gobierno suman respaldo en un contexto de una economía enlentecida, déficit fiscal elevado, y una marcada incertidumbre global  

Tiempo de lectura: -'

13 de septiembre de 2019 a las 05:03

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó en las últimas horas un nuevo crédito para Uruguay por US$ 250 millones, para financiar el llamado Programa de modernización del marco de inversión, comercio e innovación.

Esta operación se suma a una primera de la misma línea aprobada en diciembre de 2017 por US$ 250 millones. Este tipo de préstamos en apoyo a reformas de política tiene la opción de desembolso diferido y forma parte de la política de financiamiento precautorio que lleva adelante el país, según informó la entidad.

Hasta ahora Uruguay no ha hecho uso de esta línea específica de crédito vigente con el BID que totaliza US$ 500 millones, y que se suma a otras líneas precautorias existentes con los organismos multilaterales.

El programa  tiene como objetivos específicos aumentar la inversión y el comercio internacional del país y mejorar la innovación en empresas y la absorción tecnológica para maximizar el impacto local de la inversión.

Cada uno de estos créditos tiene 20 años de plazo, con la opción de retiro diferido en un plazo de hasta tres años y renovables por otros tres años, y una tasa de interés basada en Libor.

Deuda y financiamiento

Al cierre del segundo trimestre, los activos líquidos del gobierno central eran de US$ 2.169 millones. A ello se le suman las líneas de crédito de desembolso inmediato con instituciones multilaterales por un monto de aproximadamente US$ 2.174 millones.

El rojo de las cuentas públicas sigue siendo una de las principales debilidades que muestra la economía local. Con un déficit de 4,9% del PIB (el peor registro de los últimos 30 años) y sin señales de moderación, las autoridades se ven obligadas a continuar financiando el desequilibrio con endeudamiento.

Para 2019, está previsto que las necesidades de financiamiento del gobierno lleguen a US$ 3.832 millones. La principal fuente de financiamiento que maneja el MEF es la emisión de bonos por US$ 3.250 millones y la obtención de otros US$ 350 millones de las líneas de organismos multilaterales, según el último reporte publicado en julio por la Unidad de de Gestión.

Aprovechando una coyuntura externa favorable para endeudarse a bajo costo, entre enero y julio el gobierno emitió títulos en el mercado de capitales doméstico y global, y desembolsó préstamos con organismos multilaterales, por un monto total de US$ 2.500 millones.

Por otro lado, en ese mismo período del 2019, el gobierno amortizó obligaciones financieras por aproximadamente US$ 1.700 millones.

Para 2020

De acuerdo con las proyecciones contenidas en la última Rendición de Cuentas, las necesidades de fondeo del gobierno central para 2020 se estiman en US$ 3.581 millones. De esa cifra, alrededor de US$ 1.660 millones son para el pago de intereses, US$ 1.860 millones para amortizaciones de bonos y préstamos, y alrededor de US$ 50 millones para déficit primario.

Hay unos US$ 2.900 millones que se cubrirían con emisiones de bonos en el mercado doméstico y externo. Las otras fuentes de financiamiento serán los créditos de organismos multilaterales (unos US$ 300 millones) y en menor medida el uso de reservas.

Esta semana el ministro de Economía, Danilo Astori dijo que se proyecta "ir disminuyendo el déficit fiscal". "No puedo dar una fecha exacta. Pero no tengo la menor duda de que la trayectoria descendente va a llegar más temprano que tarde, porque confío en las medidas que estamos tomando en apoyo a la producción y la inversión", afirmó en entrevista con Telemundo. 

Astori añadió que la deuda neta de Uruguay está hoy en 41% del PIB y subrayó que esa cifra "en el contexto de la solvencia financiera que tiene el país, es absolutamente manejable”.

La tendencia de los últimos meses al aumento del déficit fiscal va en contra de las proyecciones realizadas por el equipo económico en la última Rendición de Cuentas. El documento anticipa para el cierre del año un rojo de las cuentas públicas de 4,6% del PIB.

Sin embargo, los analistas privados no ven con los mismos ojos la trayectoria del déficit. La última Encuesta de Expectativas Económicas realizada por El Observador a principios de julio anticipaba un rojo de las cuentas públicas de 5% del PIB en la mediana de las respuestas.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...