30 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,40 Venta 39,80
16 de enero 2023 - 5:02hs

El 08/11/2022 tuvieron lugar en los Estados Unidos las elecciones de medio término. El sistema electoral estadounidense volvió a mostrar debilidades asombrosas. Mientras en países como Brasil, Francia o Italia el resultado se conoce básicamente en la noche del mismo día de la elección, hubo que esperar varias semanas para conocer los ganadores de cargos importantes en Arizona, California y otros estados. La causa principal de esto es que muchos estadounidenses de izquierda consideran a un sistema electoral eficiente como el uruguayo (votación sólo en persona en el día de la elección, con hojas de votación de papel, con documento de identificación del votante con una fotografía, sin voto por correo) como algo inadmisible, extremista e incluso racista1.  

El Partido Republicano se impuso en el voto popular con unos 54 millones de votos, contra unos 51 millones para el Partido Demócrata. Los republicanos tomaron el control de la Cámara de Representantes, anteriormente en manos del Partido Demócrata. Esa Cámara tiene 435 bancas, por lo que se necesitan 218 para alcanzar la mayoría. El Partido Republicano pasó de 213 Representantes en el 117° Congreso (2021-2022) a 222 en el 118° Congreso (2023-2024). A la inversa, el Partido Demócrata pasó de 222 Representantes a 213. 

En el Senado de los EEUU se mantuvo una situación casi pareja. En 2021-2022 había 50 Senadores republicanos, 48 demócratas y dos independientes que usualmente votaban con los demócratas. En caso de empate, desempataba la Vicepresidente Kamala Harris, demócrata. Tras la elección de medio término y la segunda vuelta del 06/12/2022 en el Estado de Georgia, la mayoría demócrata en el Senado (contando a los dos independientes) pasó a ser de 51 bancas a 49. Pero la alegría de los demócratas duró poco. Mientras aún festejaban su victoria en Georgia, la Senadora Kyrsten Sinema (de Arizona) renunció al Partido Demócrata y anunció que va a ser independiente; y al parecer los demócratas no podrán dar su voto casi por sentado. 
 
El ex presidente Trump pareció reforzar su posición dentro del Partido Republicano. 232 de los 254 candidatos republicanos apoyados por Trump fueron elegidos. Muchos nuevos legisladores republicanos son cristianos que pertenecen al movimiento MAGA, liderado por Trump, y tienen un marcado perfil conservador, provida y profamilia. Quizás el caso más destacado sea el del escritor James D. Vance, nuevo Senador por Ohio, autor del best-seller Hillbilly, una elegía rural: Memorias de una familia y una cultura en crisis. 

La gran mayoría de los medios trata de presentar las elecciones de medio término como una gran derrota de Trump, pero se contradice al expresar a la vez una gran preocupación por la elección de más de 200 republicanos a los que caricaturiza como «election deniers» (negacionistas de elecciones), por apoyar a Trump en su cuestionamiento de la integridad de la elección presidencial de 2020. Finge no recordar que gran parte del Partido Demócrata y de los mismos medios cuestionaron durante años el resultado de la elección presidencial de 2016, considerando a Trump como un Presidente ilegítimo porque su victoria, según ellos, se habría debido a su colusión con una interferencia rusa en la elección, teoría infundada y hoy desacreditada2.

El nuevo Congreso comenzó a funcionar el 03/01/2023. Tras 15 votaciones, el republicano Kevin McCarthy, apoyado por Trump, fue elegido Speaker, o sea líder de la mayoría en la Cámara de Representantes. Para ello McCarthy tuvo que hacer grandes concesiones a 20 Representantes «Ultra-MAGA», es decir del ala más conservadora, nacionalista y populista del sector político de Trump.

Aprovechando su reconquista de la mayoría en la Cámara de Representantes, los republicanos procurarán frenar el crecimiento del gasto público y la deuda pública, detener buena parte de la agenda legislativa demócrata3 y lanzar investigaciones sobre temas tales como: a) la grave crisis que se vive en la frontera con México, debido a la actitud muy laxa del gobierno federal hacia la masiva inmigración ilegal; b) los oscuros negocios de Hunter Biden (hijo del Presidente Biden) en Ucrania, China, Rusia y otros países; c) la posible incidencia en el origen de la pandemia de Covid19 de las investigaciones chinas, financiadas por Estados Unidos, de la «ganancia de función» en virus patógenos. En cuanto a la irrupción de una multitud de partidarios de Trump en el Capitolio el 06/01/2021, los republicanos procurarán investigar aspectos importantes que los demócratas, en su afán obsesivo de culpar a Trump e inhabilitarlo políticamente, dejaron de lado. 

El espíritu predominante en el nuevo Congreso se manifestó el 11/01/2023, cuando la Cámara de Representantes aprobó, por 220 votos en 430, un proyecto de ley que protege la vida de los bebés sobrevivientes a un intento de aborto, garantizando su debida atención médica. Por si alguno todavía dudara del carácter anticristiano del actual Partido Demócrata, 210 de los 212 Representantes demócratas presentes votaron en contra de ese derecho humano elemental. 

1) Porque, según ellos, esas medidas, que muchos republicanos proponen en pos de una mayor integridad electoral, tendrían un impacto desfavorable para las minorías raciales.

2) Este artículo recopila 100 declaraciones de Hakeem Jeffries, el nuevo líder de los demócratas en la Cámara de Representantes, negando la validez del triunfo de Trump en 2016:
https://www.breitbart.com/politics/2022/12/09/100-times-election-denier-hakeem-jeffries-declared-election-results-were-fake-artificial-illegitimate/  

3) Este artículo muestra el carácter radical de esa agenda:
https://www.lifesitenews.com/news/democrats-will-destroy-america-with-these-ultra-radical-policies-if-they-win-the-midterms/

Temas:

Joe Biden Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar