11 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 38,90 Venta 41,30
26 de mayo 2023 - 5:04hs

En las últimas horas se conoció que la empresa de origen alemán BASF resolvió cerrar parcialmente sus oficinas y enviar a su plantilla a teletrabajar a raíz de la dificultad que le representa proporcionar el agua potable en sus oficinas.

En un comunicado publicado de la compañía que la periodista Magdalena Prado publicó en Twitter, BASF da cuenta de que “la falta de oferta y restricción en la venta de agua embotellada dificulta su disponibilidad para el consumo diario dentro de las oficinas”.

Esta es una medida extrema, pero es cierto que todas las empresas viven en carne propia la dificultad de garantizar el agua para los empleados durante la jornada laboral en la coyuntura actual.

Más noticias

¿Qué dice la ley?

Desde el estudio Bragard informaron a Café & Negocios que no disponer de agua potable en las instalaciones de trabajo para uso y consumo de los trabajadores es “una infracción grave” según lo establecido por el artículo 8 del decreto 186/004 que reglamenta el artículo 289 de la ley 15.903 —la ley que regula las infracciones laborales—.Las sanciones ante el incumplimiento de la norma son multas de entre 50 y 100 jornales por trabajador afectado.

En tanto, el abogado del departamento laboral y contencioso Javier Galperín de Guyer & Regules aporta que el decreto 406/988 también establece en su artículo 95 la obligación de poner a disposición de los trabajadores de toda empresa agua potable para consumo e higiene personal.

Esta normativa de seguridad e higiene ocupacional dice puntualmente: “En cada local de trabajo o en las inmediaciones del mismo, debe haber a disposición de los trabajadores, agua potable en cantidad suficiente, tanto para beber como para lavarse”.

 Galperín hace la salvedad de que la definición de “agua potable” no está explicitada.  Por lo tanto no es claro si el agua que actualmente provee OSE es suficiente o no para cumplir con la normativa. Cabe recordar que en la última conferencia de prensa ofrecida por el gobierno el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, calificó al agua corriente como “apta para consumo humano” y no como “potable”.

“En general, nosotros recomendamos en este contexto proveer agua embotellada en lo posible, ya que es la mejor forma de garantizar con total seguridad el cumplimiento de la obligación y el cuidado de la salud de los trabajadores en su lugar de trabajo”, aconsejó Galperín.

Temas:

Café y Negocios OSE agua salada servicio de agua potable

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos