Cargando...
Los comercios suelen tener una actividad mayor por la incidencia el aguinaldo en diciembre.

Economía y Empresas > Partida Extra

El aguinaldo de diciembre, el impacto del IRPF y los casos con seguro de paro

La partida que reciben miles de trabajadores públicos y privados es una inyección extra para la actividad comercial al cierre del año  

Tiempo de lectura: -'

06 de diciembre de 2021 a las 14:04

Con la llegada de diciembre, la mayoría de los trabajadores ya está pensando en la segunda cuota del aguinaldo, que estará cobrando en los próximos días, antes del 20 de este mes. Seguramente ya le hayan asignado un destino: saldar deudas, ahorrarlo o darse un gusto. Justamente, este salario complementario tiende a ser un impulso para el consumo privado y un envión extra para muchos de los comercios en el país que están comenzando a salir a flote tras más de un año y medio de pandemia.

Para tener una idea de cuánto se va a recibir por el aguinaldo deben sumarse las remuneraciones percibidas entre los meses de junio y noviembre, y dividirlas entre 12.

“Hay que recordar que no todas las partidas son consideradas para el cálculo, sino, en general, únicamente las que sean en dinero originadas en la relación de trabajo que tengan carácter remuneratorio”, explicó a El Observador el gerente de accounting y liquidación de sueldos del departamento de Asesoramiento Tributario, Legal y Contable de PwC Uruguay, Ignacio Bassaizteguy. 

"Además de los sueldos y jornales, se incluyen partidas como el jornal de vacaciones, los incentivos y los feriados pagos. En cambio, no corresponde incluir las partidas en especies, ni las partidas que no sean abonadas por el empleador, rubros con naturaleza indemnizatoria o compensatoria, etcétera”, precisó Bassaizteguy.

Una de las excepciones a la hora de definir cómo se calcula el aguinaldo es el caso de los trabajadores rurales, para el cual sí se consideran las partidas en especies, como alimentación y vivienda.

Asimismo, junto con el aguinaldo, las trabajadoras domésticas que hayan mantenido una asistencia perfecta en el período cobrarán también la prima por presentismo, que es la cuarta parte (25%) del aguinaldo que se abona. 

Las faltas, como las originadas por enfermedad debidamente comprobada, por ejercer el derecho a huelga o licencias anuales reglamentarias o especiales no determinarán la pérdida del beneficio, aclaró el profesional.

Ahora bien, si durante los meses a considerar para el cálculo el trabajador estuvo ausente por licencias especiales (maternidad, paternidad, etc.), o considerando que la pandemia aún no ha terminado, haya estado amparado en el seguro de desempleo, ese trabajador verá reducido el monto de su aguinaldo, puesto que deben ser descontados los días de ausencia, y no se consideran para el cálculo los meses bajo seguro de desempleo. 

Sin embargo, esto no significa que esta persona "pierda" aguinaldo, sino que esa parte fue incluida en la prestación que le pagó el Banco de Previsión Social (BPS) durante el tiempo que estuvo ausente de su puesto de trabajo, dijo el experto de PwC.

¿Cuál es el tratamiento del aguinaldo frente al IRPF?

Bassaizteguy acotó que, a diferencia del aguinaldo del mes de junio —cuya liquidación no se ve afectada por el impuesto—, en diciembre el empleador debe realiza el ajuste anual de IRPF. 

El impuesto asociado al aguinaldo generalmente se va pagando de forma mensual mediante el incremento de la base imponible con el 6% de los haberes gravados por seguridad social durante los meses de enero a noviembre inclusive (esto es aplicable solamente a las personas cuyos haberes imponibles superen las 10 BPC, hoy equivalentes a $ 48.700). Esto genera que la persona abone el impuesto correspondiente al aguinaldo de manera anticipada y no solamente en el mes que efectivamente lo cobra.

Posteriormente, en oportunidad del ajuste anual, no se considera ese 6%, sino que se toma el valor real del aguinaldo abonado, y así se determina el impuesto total a pagar. Considerando que el aguinaldo se abona con anterioridad al sueldo mensual, generalmente los empleadores deben realizar dos liquidaciones en el mes, una para el pago del aguinaldo, y otra posterior para el pago de la remuneración. 

En ese sentido, el impuesto retenido en primera instancia, es decir en la liquidación del aguinaldo, tiene en cierta manera un carácter provisorio, ya que recién con la liquidación de diciembre (que suele cobrarse en los primeros días de enero) quedará determinado el impuesto final por esta partida extra. 

Según Bassaizteguy, un cambio en la legislación en 2015 buscó que las personas no cambien de franja por el solo hecho de cobrar el aguinaldo (el mismo criterio que para el salario vacacional legal). Esta norma tiene como objeto que no se incremente la carga tributaria de las personas al recibir el aguinaldo, gravando la partida a la tasa marginal máxima de la persona (tasa máxima que alcanzan las restantes rentas gravadas).

¿Cómo impacta el seguro de desempleo? 

Suponiendo que un trabajador recibe por concepto de partidas generadoras de aguinaldo $ 50 mil por mes, y que fue amparado en el seguro de desempleo durante los meses de junio, julio y agosto, únicamente percibió su remuneración habitual en setiembre, octubre y noviembre. Por regla general, recibirá un medio aguinaldo bruto de $ 12.500 (en contraposición con uno que no estuvo amparado en el seguro, que recibiría $ 25 mil).

A este se le deberán restar los aportes personales: aporte jubilatorio (15%, equivalente a $ 1.875), Fonasa ($ 375) y Fondo de Reconversión Laboral (0,1%, aproximadamente $ 13). Así, el aguinaldo líquido a cobrar en diciembre por ese trabajador sería de $ 10.237. Luego, se incluirá el aguinaldo bruto como partida gravada en el ajuste anual de IRPF, pero solo a la tasa marginal máxima.

Bassaizteguy señaló que, en la medida en que el aguinaldo será el primer pago que el trabajador reciba en diciembre, e irá separado de su liquidación ordinaria, el Fonasa que le descuenten del aguinaldo será un descuento parcial, que en este caso puntual se asumió del 3%. En la liquidación del sueldo mensual de diciembre, se le descontará el adicional de Fonasa, del 3% en este caso, totalizando un descuento del 6%, que sería aplicable a un trabajador que tenga a sus hijos dependientes a cargo, aclaró el experto.

Es preciso señalar que el aporte personal jubilatorio sobre el aguinaldo es siempre a una tasa de 15%, pero se calcula sobre un tope máximo de remuneración, que hoy está en $ 101.346.

Finalmente, el contador indicó que —estando la relación laboral activa en diciembre— aunque el trabajador se encuentre amparado en el seguro por desempleo durante el mes, si recibió alguna remuneración en dinero durante los meses previos, el empleador deberá abonarle una porción de aguinaldo antes del próximo 20 de diciembre.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...