Economía y Empresas > Por el Covid-19

El aislamiento bajó retiros en cajeros y potenció opción de pequeños comercios

También hubo un fuerte impulso en el pago de facturas públicas y privadas  a través de los sitios web de las instituciones financieras 

Tiempo de lectura: -'

09 de mayo de 2020 a las 05:03

Mientras las repercusiones que ha tenido el aislamiento social en Uruguay a partir del covid-19 han provocado una baja sustantiva por parte de la población en el uso de cajeros automáticos, tanto de la línea Banred como del BROU, han aumentado los microretiros en los comercios de barrio, principalmente del interior del país.

Según la empresa Resonance, que posee más de 200 corresponsales que implican una sexta parte del mercado (el 95% en el interior y en zonas de poca densidad de población) compartido con Redpagos y Abitab, en marzo y abril los comercios pequeños mantuvieron la cantidad de retiro de efectivo en los locales.   

El CEO de Resonance, Paul Beare, comentó a El Observador que desde la empresa se encontraron con la sorpresa y "el agrado" de que en la red no se "han reducido para nada" los retiros de efectivo.

Beare señaló que lo que ven es una tendencia hacia el "microretiro", debido a que las personas están sacando menos dinero, pero haciéndolo desde los comercios de cercanía o conveniencia. 

"Lo que estamos viendo ahora es que en general el comercio de cercanía y multipropósito, particularmente en el interior. La gente sale poco, pero prefiere ir cerca. En el mercado de los POS es interesante que si bien en algunos casos se han cerrado algunos comercios y devuelven el servicio, en otros se están pidiendo dos, porque la gente no quiere pagar en efectivo", apuntó Beare.

Otro aspecto que se ha intensificado de forma considerable durante las últimas semanas es el pedido de POS móviles, debido al aumento de la necesidad de algunos comercios -como restaurantes que solo aceptaban efectivo en los pedidos a domicilio por ejemplo- de adaptarse a la nueva realidad impuesta por el aislamiento social.

"En el comercio chico vemos que se quiere ahora tener un servicio más y poder ofrecer esa opción de retiro de efectivo, que permita a la gente hacer las compras, pero también llevarse dinero para su casa", señaló Beare.     

Por su parte, el gerente general de Banred, Edgardo Cortaza, dijo que lo que se ha notado “es un incremento en las transacciones digitales, particularmente a través de las aplicaciones de pago”.

En diálogo con radio El Espectador, el ejecutivo señaló que la estimación que se hace es de un aumento del 54%, en las herramientas que ofrecen los bancos para pagos de facturas.

“Lo que ha caído notoriamente es el manejo de los cajeros. Ha cambiado el comportamiento, la gente va en menos oportunidades, pero se incrementó por oportunidad. Se saca más plata las pocas veces que se va. Lo que coincide con la cuarentena, la menor movilidad de las personas se ve reflejado en la menor cantidad de transacciones”, explicó. La caída en retiro de efectivo fue del entorno del 25% en las últimas semanas, aunque debe de considerarse una Semana Santa atípica como la que hubo este abril.

En relación al pago con tarjetas de débitos en comercios, Cortaza señaló que también han caído las compras en lugares comerciales físicos, a contraposición de las compras por internet.

En la misma línea, la gerenta general del Banco República, Mariela Espino, reconoció un aumento significativo en el uso de las tarjetas de débito y crédito, sobre todo en los rubros alimentos y farmacias, que crecieron entre un 15% y un 20%.

En este sentido, se constató por parte del BROU la presencia de menos tickets de compra, pero por importes más altos. Evidentemente, agregó, “en relación a los cambios de comportamiento de la población los gastos en hotelería, pasajes (cayeron un 70% de febrero a marzo) y compras al exterior tuvieron una baja abrupta, afectando particularmente a las tarjetas de crédito, que son las más utilizadas para esos rubros”.   

“Me parece bien interesante el análisis interno a nivel de los distintos rubros y cómo les van ganando en esos rubros –el débito- al efectivo, que se relaciona con una baja en los movimientos de los cajeros automáticos y de retiro”, comentó Espino a El Espectador.

Al igual que ocurre con Banred, también se constata para los cajeros del BROU menor cantidad de retiros, pero de montos más elevados.

Lo mismo ocurrió que el número de facturas que se comenzaron a pagar a través del sitio web del banco, tanto de servicios públicos como privados que tuvieron un aumento del 10%, según Espino. 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...