Estilo de vida > EL MUNDO SOBRE MI MESA / SOFI MUÑOZ

El amado alfajor y por qué en el caso del relleno con dulce de leche "más es más"

La golosina presenta distintas variedades pero hay una receta que no falla

Tiempo de lectura: -'

08 de agosto de 2018 a las 05:00

Un poco de historia

El origen de este alfajor es en Andalucía, donde lo consumen más bien en época navideña. Fueron los españoles quienes trajeron esta golosina en épocas de colonización. Los originales eran distintos a como lo comemos hoy, porque al hacerse popular en varios países, cada uno le fue poniendo parte de su impronta según cada cultura. Hoy en día, los alfajores se consumen con frecuencia en Uruguay, Perú, Venezuela y Argentina. Es en este último donde es más popular. Se calcula que en promedio cada argentino consume un kilo por persona por año.

El básico

Existen muchísimas variedades. El alfajor original estaba hecho a base de pasta de almendras, nueces y miel como relleno, entre dos capas de harina de trigo y casi siempre bañado con algún glasé o chocolate. Hoy en día existen casi 40 tipos diferentes y, en Uruguay, la producción se centra más bien en Montevideo, Lavalleja y Maldonado.

Podemos encontrar de todo tipo: con tres capas, de chocolate blanco, de coco, con gluten, sin gluten, bañado de chocolate blanco, chocolate negro, entre otros. Pero los clásicos y más conocidos son los de chocolate y dulce de leche, en el caso de nuestro país, con mucho dulce de leche.

Alfajor

Puntos de venta

Originalmente eran mujeres que vendían en puestos de ferias y festivales estos dulces de miel y turrones, envueltos en papel de celofán. Luego, diferentes familias comenzaron a dedicarse a la elaboración y la distribución. Hoy en día, los encontramos en kioskos, supermercados o restaurantes.

Mi preferido

Como amante del dulce de leche, me gusta que los alfajores tengan en exceso. Siempre que le enseño a mis alumnos, les recuerdo que en este caso más es más.

Mi preferido siempre tiene que tener chocolate y si puede ser en la masa y en el baño, mejor.

Distintos tipos en Pecana

Siempre tratamos de que haya alguno sin gluten para que aquellos que no pueden comer tengan una buena opción. En este caso los alfajores se hacen a base de coco, clara y azúcar y son los preferidos de todos, bien crocantes y con mucho dulce.

Luego tenemos los clásicos de maicena, que por lo general son los preferidos de los niños ya que, además de ricos, son con forma de corazón. Sabemos que lo visual es una parte fundamental en la comida y hoy en día existen muchos cortantes, entonces, si bien el alfajor original es redondo, se puede variar y hacer distintas formas para que se vean más originales.

Por último, los de chocolate que, además, les agregamos almendras tostadas alrededor. No le falta nada.

Alfajor
Cocinar alfajores es muy fácil y hay que tener en cuenta que una vez pronta la masa y horneada se pueden freezar y duran hasta tres meses. A medida que vamos necesitando, los vamos armando.

Regalar alfajores siempre es una muestra de amor, y más todavía si son caseros.

Dejo acá una receta que no falla y que es típica de nuestro país: los yoyo.


  • Batir hasta que esté cremosa 1/2 taza de manteca.
  • Agregar de a poco y seguir batiendo, 1/2 taza de azúcar.
  • Agregar 1 huevo.
  • Aparte cernir: 1 1/2 taza de harina, 1 1/2 cta.royal y una pizca de sal.
  • Agregar alternando con 1/4 taza de leche y 1/2 cta.vainilla.
  • Colocar en una manga sin puntero y dar forma sobre chapa enmantecada, hornear, enfriar y rellenar con dulce de leche y bañar con baño de chocolate.
  • Rinde 12 alfajores


Comentarios