Economía y Empresas > OPINIÓN

El boom de Amazon y el atractivo para comprar sus acciones, según experto

La compañía estadounidense de comercio electrónico muestra un explosivo crecimiento

Tiempo de lectura: -'

02 de marzo de 2018 a las 12:56

Por Diego Rivero, director de Regum

El gigante del comercio electrónico que nació en 1994 como un sitio online de venta de libros se ha convertido en el mayor negocio de internet a nivel global tanto en ingresos como en capitalización de mercado. En los últimos 10 años la empresa ha adquirido más de 180 empresas abarcando una extensa línea de productos y servicios. En 2017 la facturación de Amazon alcanzó los US$ 178.000 millones con un incremento anual de 31%. En los últimos 12 meses la acción subió 72% y los analistas prevén muy buenos resultados para este año.

Amazon fue fundada por su actual director y CEO Jeff Bezos, quien recientemente fuera distinguido por la revista Forbes como el hombre más rico del mundo. La empresa con sede en Seattle emplea a más de 550.000 personas lo que supone un crecimiento de casi 100% en los últimos dos años. Para este año planea comenzar la construcción de una segunda sede en Estados Unidos que generará 50.000 nuevas plazas y de esta forma consolidarse como el segundo mayor empleador de Norteamérica.

Amazon ya no es solo un comercializador online, sino que también es un proveedor de infraestructura en la nube y un productor de electrónica. En 2017 suma su presencia en tiendas físicas luego de la adquisición de Whole Foods, una cadena de supermercados con más de 460 sucursales, por un valor de US$ 13.700 millones. A principios de este año inauguró Amazon Go, el primer supermercado completamente automático que no requiere de cajeros de ningún tipo. A esto se suman numerosos proyectos que se están llevando a cabo, como su propio servicio de logística que incluye aviones y drones para la entrega de mercaderías, y que proyectan un fuerte crecimiento en los ingresos de la compañía.

Resultados

Amazon ganó US$ 3.000 millones a lo largo del 2017, un 20% más que en el año anterior. En el último trimestre la compañía tuvo ganancias por US$ 1.900 millones, frente a los US$ 749 millones que registró en el mismo período de 2016. Esta ganancia vino impulsada en gran medida por la reforma fiscal aprobada en diciembre por el presidente estadounidense Donald Trump, que le generó un crédito de US$ 789 millones a la empresa.

La compañía obtuvo un beneficio neto por acción de US$ 6,15 a lo largo de 2017, por encima de los US$ 4,90 alcanzados en 2016. En el último trimestre del año el beneficio por acción fue de US$ 3,75, superando ampliamante las expectativas de los analistas que estimaban una ganancia neta de US$ 1,83 por acción.

De cara al próximo trimestre, Amazon prevé alcanzar ingresos trimestrales entre US$ 47.750 y US$ 50.750 millones, lo que significaría un crecimiento entre el 34% y el 42% interanual. Hay que destacar que la gran mayoría de los ingresos se vuelcan a nuevas inversiones, una estrategia que le ha dado mucho éxito a la compañía.

El negocio

En la actualidad Amazon controla casi todo el proceso de venta de los productos, excepto la logística, que deja en manos de servicio de entrega como Fedex y UPS. En 2017 la facturación de estas empresas por los envíos de mercadería comprada a través de Amazon trepó a US$ 20.000 millones. Esto ha llevado a que Amazon comience a tomar acciones desarrollando su propio servicio de entrega. De acuerdo a información recientemente publicada en The Wall Street Journal, Amazon planea comenzar a la brevedad con un servicio de recogida de los productos en los negocios y entrega en el domicilio de los
clientes, sustituyendo de esta forma el servicio brindado por las grandes compañías de servicio de entregas. De todas formas, su implantación será paulatina ya que es imposible que Amazon pueda encargase de todos los repartos ya que el sistema requiere mayor desarrollo. El servicio se llamará "Ship with Amazon" y planean comenzar exclusivamente en la ciudad de Los Ángeles.

A esto hay que sumarle la adquisición de las tiendas físicas y la instalación de centros de clasificación de paquetes que también servirían como puntos de distribución en todo Estados Unidos. Por otro lado, la empresa tiene participaciones en al menos dos compañías de servicio de entregas y posee una empresa de fletes con 6.000 camiones de transporte, y su propia flota de 32 aviones.

En 2017 Amazon invirtió US$ 1.400 millones es el desarrollo de un HUB aéreo que contará con capacidad para 100 aviones y trabajaran 2.700 empleados.

También se suman los servicios de Amazon Flex, un sistema similar a Uber que permite que cualquier particular realice entregas de paquetes con su propio vehículo, y Amazon Prime Air, la línea aérea que incluye además un servicio revolucionario de entrega de mercadería mediante drones. A finales de año Amazon compró la empresa fabricante de cámaras de seguridad "Blink" por US$ 90 millones, probablemente como parte de la estrategia de Amazon Key, un programa que permite a los clientes contar con una cerradura inteligente y una cámara de seguridad para que el personal de Amazon pueda realizar entrega de paquetes mientras los clientes no se encuentran en sus casas.

Ingresos por publicidad

Amazon facturó casi US$ 2.800 millones en ingresos publicitarios en 2017, a pesar de no ser uno de los negocios principales de la compañía. De todas formas, se encuentra muy alejado de competidores como Google, lo cual plantea un escenario con potencial de crecimiento. Citi group considera que en los próximos 10 años los ingresos por publicidad podrían llegar a los US$ 50.000 millones anuales.

Actualmente, Google y Facebook se reparten el 63,1% de un mercado que genera ingresos por más de US$ 150.000 millones al año. A pesar de que Amazon no cuenta aún con este alcance, tiene una plataforma que combina una audiencia global con datos precisos de las compras que se realizan. Esto marca una diferencia con los líderes del mercado ya que Amazon no solo sabe que le interesa a los clientes, también puede saber cuanto estas dispuesto a gastar, que compraste en el pasado, y hasta predecir cuándo y qué comprarás en el futuro. Este crecimiento en el segmento publicitario se ha dado principalmente en Estados Unidos, dónde más de la mitad de las búsquedas de productos para
adquirir ya se realiza a través de Amazon y no en la plataforma de Google. Para este año se espera un crecimiento de 40% en los ingresos de Amazon, mientras que Facebook y Google esperan crecer 20% y 15% respectivamente.

Competencia

Alibaba es el otro gigante del comercio electrónico, con una capitalización de US$ 460.000 millones que aspira atender a 2.000 millones de clientes para 2035. Su intención es crear una amplia gama de servicios en cada mercado, incluyendo pagos, comercio electrónico y servicios de viajes y luego vincular plataformas locales con la que tiene Alibaba en China. A pesar de ser competencia, los modelos de ambas empresas difieren ya que Amazon trabaja con depósitos y stock, mientras que Alibaba no.

También se puede decir que se han posicionado en mercados distintos, y hasta han evitado cruzarse hasta el momento. La presencia de Amazon en China es muy pequeña, y la participación de Alibaba en Estados Unidos se reduce a realizar contactos entre proveedores y vendedores de ambos países. A su vez, las dos firmas han invertido mayormente en distintos mercados extranjeros, Alibaba en el sudeste asiático y Amazon en Europa. Probablemente, las economías en crecimiento serán los espacios donde pueda generarse mayor competencia entre ambas compañías. De todas formas, Alibaba obtiene mayores ingresos que la empresa norteamericana ya que esta última reinvierte la gran mayoría de los ingresos para un mayor crecimiento a futuro.

Análisis técnico para invertir

En el plano técnico la cotización de Amazon mantiene una tendencia alcista marcada desde la crisis de 2008 que lo ha llevado a un incremento de casi 3.000% en menos de 10 años. El mayor retroceso en este período de tiempo fue de solo 26% a principios de 2016. De los 26 indicadores técnicos analizados 24 sugieren mantener posiciones o comprar, y solo dos de ellos sugieren venta. Actualmente se encuentra muy cercano a la zona de resistencia ubicada en los US$ 1.500 por acción, precio máximo alcanzado por Amazon el 2 de febrero de 2018.

En la última semana de enero el precio retrocedió hasta los US$ 1.265 tras una caída generalizada en las bolsas de Estados Unidos, situación que pudo revertir en las tres jornadas siguientes para posicionarse nuevamente cerca de su máximo histórico. En caso de encontrar mayor resistencia en la zona de los US$ 1.500, podríamos ver una nueva aproximación hacia los US$ 1.300, desde donde podría retomar fuerza nuevamente para buscar romper los máximos actuales. De superar este techo la cotización podría ir directamente a buscar los US$ 1.600 por acción. El consenso de los analista prevé que el valor de la acción llegará a los US$ 2.000 este año.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...