Cargando...
El canciller alemán Olaf Scholz visita Arabia Saudita.

Mundo > Medio Oriente

El canciller alemán Olaf Scholz visita Arabia Saudita como primera escala de su viaje al Golfo Pérsico

Siguiendo los pasos de los presidentes Biden y Macron, el canciller alemán, urgido por las necesidad de garantizar el abastecimiento de gas visita Arabia Saudita 

Tiempo de lectura: -'

24 de septiembre de 2022 a las 12:01

El canciller alemán Olaf Scholz visita Arabia Saudita este sábado como parte de un itinerario de dos días que incluye a Qatar y Emiratos Árabes Unidos.

Después del asesinato en el interior del consulado saudí en Estambul del periodista Jamal Khashoggi, el reino saudí se había convertido en un estado “paria”, según lo expresado en su momento por el presidente Joe Biden.

Pero cuatro años después, el panorama mundial ha cambiado y los precios del petróleo por las nubes que pusieron en emergencias a las economías mundiales han motivado que los líderes de los principales países avanzados hayan tenido que volver sobre sus pasos y reestablecer vínculos normales con el principado saudí. El cambio de actitud tuvo este año su expresión más notable en las visitas que el presidente norteamericano Joe Biden y su par francés hicieron al país que tiene la mayor reserva petrolera del mundo.

Ahora es el turno del canciller alemán que se encontrará este sábado en Riad con el príncipe de la corona Mohammed bin Salman, en el marco de la presión de los grupos de defensa de derechos humanos para que destaque ante le príncipe la necesidad de su respeto.

Pero el director del Instituto alemán de Estudios globales y regionales, Eckhart Woertz, le dijo a la agencia DW que las prioridades globales han cambiado desde el inicio de la guerra en Ucrania y que cuando se trata con países exportadores de petróleo seguramente hay menos interés en levantar el tema de los derechos humanos.

Organizaciones de derechos humanos como Amnesty International afirman que Riad sigue reprimiendo a la oposición y al periodismo, sus tribunales aplican extensivamente la pena de muerte y los trabajadores migrantes siguen sometidos a un sistema de abusos y explotación.

Si bien el gobierno alemán no ha adelantado demasiados detalles sobre la visita de Scholz al Golfo, se sabe que se han alcanzado acuerdos de largo plazo con Qatar y Emiratos Árabes Unidos para aumentar las exportaciones de gas licuado (LGN) a Europa con la perspectiva de reemplazar el gas ruso, aunque no está claro si será posible lograr un acuerdo similar con Arabia Saudita, ya que los saudíes lo utilizan para sus necesidades industriales.

El reino saudí se ubica octavo en el ranking de los países con reservas comprobadas de gas y es el noveno país productor de ese fluido, pero los usan en su economía que demanda grandes cantidades para la generación de electricidad, la desalinización del agua y la producción industrial.

No obstante, el reino planea duplicar su producción de gas hacia el año 2030, lo que permitiría, en teoría, transformarse en exportador para proveer a Europa del gas necesario que le permita alcanzar sus metas de emisión cero de carbón.

Otro ámbito posible de colaboración con los saudís puede ser el de la producción de hidrógenos verde que es un elemento crítico para mantener el desarrollo industrial durante la transición hacia energías limpias. En esta área, Berlín ya ha sellado acuerdos con Dinamarca y Canadá.

Otra de las motivaciones que impulsan el viaje de Scholz y el pase a un segundo plano del tema derechos humanos es la disminución de las exportaciones alemanas al reino, que es la mayor economía de Oriente Medio y Norte de África, pero ocupa el lugar 38 en la lista de exportaciones alemanas que han disminuido un 50% entre 2015 y 2012.  

El mercado automotriz de Arabia saudita está dominado por las marcas Hyundai de Corea y Toyota de Japón que tienen en conjunto el 50% del mercado y tratativas avanzadas para el desarrollo de automóviles eléctricos.

El otro gran competidor es China que ha aumentado considerablemente su penetración en mercados como automóviles, partes de automóviles y maquinaria industrial, alcanzando porciones importantes de esos mercados frente a los productos de Estados Unidos, Italia y Alemania que se mantienen estables o han decrecido durante la última década.

En su visita a los países del Golfo, Scholz está acompañado por una numerosa comitiva de empresarios, incluso de la rama de producción bélica, pese a que las ventas de armas al reino saudí fueron prohibidas en 2018 como parte de la política alemana de no exportar armamento a países en conflicto, como el caso de Arabia que mantiene un largo enfrentamiento con los rebeldes Houtíes en el reino aliado de Yemen.

En el caso de que la guerra en el Yemen termine, los fabricantes de armas alemanes seguramente buscarían reiniciar sus exportaciones con el país que es en la actualidad el segundo importador neto de armamento del mundo, detrás de la India, según datos del Instituto de investigaciones para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...