Economía y Empresas > Billetes en la mano

El cash back y corresponsales financieros, las opciones para cuando falta dinero en cajeros

Estas modalidades permiten hacer retiros con tarjeta de débito en comercios y redes de pagos en todo el país, y por montos de distinta escala

Tiempo de lectura: -'

16 de marzo de 2018 a las 05:00

La falta de dinero en efectivo en los cajeros automáticos es una dificultad con la que algunas veces se encuentran cientos de usuarios al momento de intentar realizar un retiro de su cuenta en estas terminales. Este problema se acentuó en las últimas semanas como consecuencias de la ola de robos que azotó a los cajeros, lo que llevó a reforzar las medidas de seguridad y dejar por varias horas a estos aparatos sin un correcto desempeño.

Suele pasar, por ejemplo, en días de fin de semana o en los primeros días del mes cuando la mayoría de los trabajadores cobran su salario y realizan extracciones por montos mayores a lo habitual.

De todas formas, hay algunas alternativas que puede ayudar a salir del paso para quienes en su día a día todavía prefieren utilizar billetes en todos sus pagos o necesitan del efectivo en mano para abonar en lugares que todavía no aceptan medios de pago electrónicos.

Una de ellas son los corresponsales financieros que prestan servicios a los bancos locales y en los que es posible realizar retiros con la tarjeta de débito.

En el caso del Banco República (BROU), la entidad tiene convenios con Abitab y Redpagos. Los retiros tienen un tope diario de $10.000 o US$ 300 y se pueden hacer en cualquiera de los locales de las redes de pago en todo el país. El banco habilita hasta 10 extracciones gratis por mes (entre corresponsales financieros y su red de cajeros).

Otra modalidad poco conocida que ofrece el BROU son los retiros con tarjetas de débito en supermercados y autoservicios, por ejemplo en la cadena de supermercados El Dorado. Para esta opción el monto máximo diario es de $ 3.000.

Por su parte, el Scotiabank también tiene habilitado el retiro de efectivo con tarjeta, tanto en Abitab como en Redpagos. El tope máximo de retiro por día es de $ 20.000 o US$ 500, un monto similar al que se permite en los cajeros, según la página web del banco.

El banco Itaú tiene habilitado el retiro con tarjeta por un monto de hasta $ 3.000 o US$ 100 diarios en las terminales de Redpagos. También pueden realizar retiros en esta red los clientes de BBVA. La ley de Inclusión Financiera habilita cinco extracciones gratuitas por mes como mínimo para el caso de las cuentas sueldo.

Otra opción que está habilitada desde mediados de 2016 es lo que se conoce como cash back. Esa modalidad permite retiros de efectivo hasta por un monto máximo de 500 UI diarias (unos $ 1.915) en establecimientos comerciales no financieros, al momento de hacer una compra de bienes o servicios con tarjeta de débito y/o de dinero electrónico.

Por ejemplo, en los locales de Farmashop se pueden solicitar hasta $ 1.800 al pasar por caja. Esta opción está habilitada para pagos que se realicen con tarjetas de débito Maestro Brou y Visa Santander . Luego en la cuenta bancaria del cliente se descuenta el importe de la compra más el importe del dinero retirado en efectivo.

Crece uso de corresponsales financieros

La operativa total en las redes de pagos y cobranzas registró en el segundo semestre de 2017 un alza promedio de 6% en la comparación con el primer semestre del año, según el último informe sobre el Sistema de Pagos Minorista divulgado por el Banco Central del Uruguay (BCU).

El informe da cuenta que los factores que parecen explicar el incremento se asocian básicamente a movimientos de fondos originados en servicios de corresponsalía financiera, y recarga de instrumentos electrónicos prepagos.

También menciona la obligatoriedad a partir de mayo de 2017 del pago de pasividades, honorarios y remuneraciones a través de medios electrónicos, lo que probablemente ha llevado a que se incremente la cantidad de retiros asociados a estos conceptos (al efectuar extracciones paulatinas y no totales, particularmente en lo que refiere a sueldos y jubilaciones).

Si se toma lo ocurrido con los pagos, la cantidad de operaciones creció 16% entre julio y diciembre de 2017 respecto al período enero-junio con 16,1 millones por un total de US$ 2.841 millones. Aquí están comprendidos, además de los sueldos y jubilaciones, los retiros de efectivo asociados a las tarjetas de débito y dinero electrónico , devoluciones de impuestos, giros, así como los pagos derivados de las actividades de corresponsalía de instituciones financieras locales.

Lea también: ¿A qué se deben las resistencias a la inclusión financiera?

Caen montos operados en cajeros automáticos

La cantidad de operaciones realizadas en los cajeros automáticos y dispensadores de efectivo (incluye buzoneras y mini ATM) de todo el país volvió a crecer en 2017. Sin embargo, los montos operados totales cayeron por segunda vez consecutiva. En el segundo semestre hubo un fuerte descenso en términos corrientes de 19% respecto a igual período del año anterior con US$ 30.864 millones, según datos del BCU.

Si se observa solo la operativa registrada por retiros de efectivo, hubo un crecimiento en la cantidad de operaciones del 8%, acompañado por un leve incremento en los montos operados del 1,84% interanual, aunque con un pequeño descenso en los montos promedios tranzados por operación.

Ocho de cada diez operaciones que se realizan en los cajeros automáticos son por retiro de efectivo, pero representan solo un 24% del dinero total tranzado por estos canales.

Situación en cajeros

Esta semana la empresa Banred informó que la falta de dinero constatada por los usuarios en los últimos días responde a una serie de medidas que ha tomado la red de cajeros de la banca privada, para evitar los robos millonarios a los que se han enfrentado desde noviembre de 2017.

Además de que varias terminales fueron vandalizadas o totalmente destruidas con el objetivo de extraerles el dinero, otras están siendo trasladadas a sitios más seguros -y por lo tanto están fuera de servicio.

En total hay cerca de 30 unidades que están fuera de servicio, lo que representa un 10% del total de los cajeros de Montevideo. A esto se suma que por orden de su empresa aseguradora, Banred debe colocar mecanismos de seguridad en aquellos cajeros que corran mayor riesgo –como el entintado de billetes en caso de explosión-.

Esta tarea también está en pleno desarrollo. Por esta razón, Banred está depositando menos dinero en aquellos cajeros catalogados como de "riesgo" a los que todavía no se les haya colocada medidas de seguridad.

Su gerente general, Edgardo Cortaza dijo a El Observador que la situación se irá normalizando en la medida en que los cajeros de riesgo tengan el sistema de entintado, lo que permitirá ponerle mayor carga de efectivo. También cuando se termine la tarea de traslado de las terminales y se haya podido volver a poner en funcionamiento aquellos que fueron robados.

Por su parte, desde el BROU se indico este jueves a El Observador que su red de cajeros está funcionando con normalidad. El banco no ha reducido la operativa de recarga de su red de cajeros automáticos ni el número de terminales en funcionamiento. Tampoco ha ampliado la cantidad de cajeros automáticos que funcionan en horario restringido, se aseguró.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.