Espectáculos y Cultura > Pandemia

El Cirque du Soleil entre deudas y un rescate de última hora

Con sus trabajadores en seguro de paro y deudas millonarias, la compañía busca financiación y varios pujan por ella 

Tiempo de lectura: -'

11 de junio de 2020 a las 14:19

¿A quién se le ocurre que el Cirque du Soleil pueda desaparecer? ¿Acaso eso es posible? Peor aún, ¿acaso es posible a causa de una epidemia mundial?

Ni en la más rebuscada de las predicciones, solo algunos meses atrás, aparecía esta posibilidad. El circo más famoso del mundo, con los acróbatas más renombrados y presentaciones ya acordadas desde Las Vegas a Lyon. Quiebra, debacle, deudas, seguro de paro. Es real.

Sin poder actuar desde hace meses, el Cirque du Soleil está al borde de caer y es momento entonces de negociaciones a contrarreloj para intentar salvarlo.

Y para evitar la bancarrota del grupo que fundó en Quebec en 1984 y luego vendió en 2015, el magnate Guy Laliberté dejó ver que era capaz de meter una vez más la mano en su bolsillo. 

"Esta recuperación tendrá que hacerse nuevamente al precio correcto. Y no a cualquier precio", advirtió el excircense de 60 años, decidido a no ver a su "bebé" vendido a grupos privados. 

"Después de una cuidadosa reflexión", el multimillonario decidió embarcarse en el proceso de rescate, "rodeado de un súper equipo", sin más detalles. 

La pandemia no excluyó de sus temibles efectos al famoso grupo que a lo largo de los años conquistó el planeta con sus espectáculos poéticos y coloridos y que enorgullece especialmente a los canadienses. 

Todos al seguro

Un día llegó la pandemia y fue cuestión de horas. En marzo el circo más famoso del mundo debió cancelar 44 producciones en todo el mundo, desde Las Vegas hasta Tel Aviv pasando por Lyon, Moscú o Melbourne. Y envió al seguro de paro a 4.679 acróbatas y técnicos, el 95% de sus empleados, según asegura la AFP. 

Ante el hundimiento de los ingresos y amenazado con la quiebra, el gigante mundial del entretenimiento circense encargó a un banco canadiense a principios de mayo que evaluara sus opciones, incluida su venta. 

Mientras tanto, sus accionistas aprobaron entregar un financiamiento de 50 millones de dólares para sus "necesidades de liquidez a corto plazo". 

Los números

Laliberté cedió el control del circo por 1.000 millones de dólares en 2015, y así la compañía pasó a manos del fondo privado estadounidense TPG Capital, que hoy posee el 55% del capital, mientras un 25% lo ostenta el fondo chino Fosun, propietario del Club Med y de Thomas Cook, y el 20% restante, la público-privada Caja de Seguros y Pensiones de Quebec (CDPQ, sus siglas en francés).

Y justo antes de que la pandemia cayera sobre el circo, en febrero, la CDPQ había comprado el 10% del negocio que seguía en poder de Guy Laliberté. 

Pero las cosas para el circo ya no iban bien. Desde 2015 entró en una seguidilla de compras y renovaciones de salas de espectáculos permanentes a la vez que según advertían los críticos de la prensa de Quebec, su característico espíritu creativo iba en declive. Todo eso llevó a una deuda de más de 1.000 millones de dólares estadounidenses. 

Y el gobierno de Quebec hizo su jugada, para evitar que el circo terminara en manos extranjeras. Sin embargo, su ofrecimiento de un préstamo condicional de 200 millones de dólares está supeditado a que la sede del circo permanezca en Montreal y que la provincia pueda recomprar las participaciones estadounidense y china en el momento oportuno, "a valor de mercado" y con "probablemente un socio local", dijo Pierre Fitzgibbon, ministro de Economía de Quebec. 

¿Quién da más?

"El estado no quiere operar el circo, pero el circo es demasiado importante para que Quebec lo deje a extranjeros", añadió. 

Además de Laliberté, hay otro compradores locales interesados, como Quebecor, el gigante de telecomunicaciones y medios del magnate Pierre Karl Péladeau, que tildó de "maniobras lamentables" el que el circo hiciera públicas sus propuestas. 

"Es esencialmente el valor y la reputación de la marca como tal, el branding", lo que motiva a los potenciales compradores potenciales, dijo Michel Magnan, de la Universidad de Concordia en Montreal. 

De todas formas, mientras las aglomeraciones sigan prohibidas todo es incierto. Pero hay una luz de esperanza. Según aseguró la AFP, el circo reanudó sus actuaciones la semana pasada en Hangzhou, China, cinco meses después de su cierre en esta ciudad, a unos 700 km al este de Wuhan, donde el virus se identificó por primera vez a fines de 2019

 

El Observador y AFP

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...