El comportamiento en la vida cotidiana > El comportamiento

El comportamiento en la vida cotidiana

Tiempo de lectura: -'

16 de octubre de 2020 a las 05:04

De intento he puesto a esta nota el título que lleva. En la vida cotidiana encontramos normas y las vivimos. No olvido que también que “por protocolo” se llama al “orden” en la actualidad. Por otra parte y desde hace varios días, le doy vueltas a las palabras que escuché a un profesor. Él decía que a las personas se las conoce, entre otras cosas, por su comportamiento en la mesa. Allí y en el  juego, se observa al caballero y a la dama también. Por eso me detengo hoy para hablar sobre la servilleta aunque adelanto que mis facultades mentales son correctas.

El diccionario de nuestra lengua nos dice que servilleta es una pieza de tela o papel que usa cada comensal para limpiar los labios y alguna vez una mano. La servilleta tiene historia y viene de muy lejos. Fue Leonardo da Vinci quien en 1491 la incorporó a la mesa. Años antes la inventiva familiar había llevado a usar conejos atados junto a los comensales. Así podían limpiarse en ellos.

Las servilletas son piezas de tela o de papel. Un antiguo refrán español nos dice: “quien de servilleta pasa a mantel, no hay quien pueda con él”. La sabiduría está encerrada en esas palabras. Por otra parte, las de papel tienen vida propia. Están en nuestros hogares, en agasajos, en bares y confiterías. Las de tela o papel poseen unas dimensiones. Se encuentran de 50cm por 50cm, de 45cm por 45cm y las de 30cm por 30cm. De esta manera cumplen con su función de hacer más agradable la vida.

Conocemos bien la utilización de las servilletas de papel. Decoran las mesas de un agasajo y lucen lindas aunque hayan sido manipuladas. A veces destacan por sus colores y adornos llamativos. Por lo general se usan las servilletas blancas de tela para las comidas principales. He podido apreciar la colocación de las mismas. Así, una personalización muy delicada se observó en la cena de etiqueta del G20 en el Teatro Colón de Buenos Aires. En esa ocasión cada comensal encontró sobre su plato una servilleta blanca sujeta con una cinta de seda de color.

En el hogar y en la mesa cotidiana por lo general, conservamos la servilleta para volverla a usar. Se cambian periódicamente. Aros y otros sistemas colaboran para identificarlas en el momento de usarlas.

¿Dónde se coloca la servilleta en la mesa? En principio a la izquierda del plato de cada comensal. También es posible que sea necesario levantarnos  de la mesa en un momento determinado de un almuerzo o una cena. Es este caso, tomaremos la servilleta y la dejaremos junto a la izquierda de nuestro plato. La solución de colocarla sobre el asiento de la silla no me parece elegante. Las razones son evidentes.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...