Cargando...

Fútbol > PRETEMPORADA

El debe y el haber del debut de Forlán como DT de Peñarol

El nuevo Peñarol mostró facetas positivas en ofensiva, aunque debe mejorar en la marca; Acevedo, Urretaviscaya y Pellistri, invitan a creer

Tiempo de lectura: -'

03 de febrero de 2020 a las 05:00

Diego Forlán continúa con la difícil tarea de afiatar a un equipo que es bastante nuevo de mitad de cancha hacia arriba.

Es que si se toma en cuenta la última zona y el partido contra Belgrano de Córdoba del pasado viernes a la noche, tanto el arquero, Kevin Dawson, como los cuatro del fondo –Giovanni González, Fabricio Formiliano, Rodrigo Abascal y Gabriel Rojas–, es la misma que terminó jugando la temporada anterior.

Claro que estos son los primeros vestigios de un equipo que está en ciernes. No quiere decir que Forlán ya se incline por esos hombres. Es más: el viernes iba a jugar Thiago Cardozo en el arco –debido a que Dawson está suspendido para el debut–, pero no lo hizo debido a que el mismo día del encuentro sufrió un traumatismo en su cadera.

Pero hay muchos nenes en lista de espera para poder jugar por allí. De los nuevos, Juan Acosta –quien tampoco jugó ya que arrastra una pequeña molestia–, Robert Herrera y Gary Kagelmacher, a quienes se suma el juvenil Mathías Pintos.

La apuesta al juego

Peñarol ha mostrado cosas muy positivas de mitad de cancha hacia adelante en el primer tiempo ante Belgrano de Córdoba. Del segundo tiempo se puede opinar poco porque como sucede siempre en las pretemporadas y esta clase de encuentros, se realizan muchas variantes y estas desvirtúan el trámite del compromiso.

Lo más relevante que se pudo ver fue la intensidad en el juego que intenta aplicar el entrenador. Hacerlo no es sencillo y menos en plena pretemporada. Este Peñarol mostró atisbos de eso.

Pero además, mostró mucha rapidez en las transiciones, sobre todo, luego de recuperar el balón y salir con pelota dominada en ataque.

Peñarol generó mucho, pero definió proporcionalmente poco. Fue un gran primer tiempo en el que César Rigamonti, el arquero rival, se transformó en figura.

Por lo tanto allí aparece algo positivo que se transforma en negativo y que es la falta de definición, algo que este equipo viene padeciendo desde el año pasado y que le ha costado muy caro.

En un fútbol lento como el uruguayo, la velocidad se paga muy bien. Y justamente las tres mejores expresiones individuales que mostró este equipo fueron los dos extremos, Jonathan Urretaviscaya por derecha y Facundo Pellistri –con la punta cambiada, por izquierda– y, sobre todo, un enorme despliegue de Luis Acevedo, quien no pudo realizar los 10 días de pretemporada con sus compañeros en Los Ángeles debido a que lo bajaron del avión el día del viaje y en pleno aeropuerto porque no había firmado contrato, cosa que sí sucedió el viernes y por dos años más.

Entre los puntos negativos y a mejorar es que hubo problemas de marca claros, sobre todo, luego de todas las variantes realizadas.

El húngaro Krisztián Vadócz mostró hasta ahora dos caras bien diferenciadas: bien con la pelota, aunque lento a veces en los quites.

¿Y el Cebolla? Era la pregunta que todos se hacían antes del viernes. Volvió, jugó de doble cinco y lo van a llevar de a poco. Le falta para estar en su nivel.

Forlán apostó al juego y Peñarol dejó una buena sensación.

 

 

EL TRIDENTE DESTACADO
Luis Acevedo
Imbancable para sus rivales
 
Luis Acevedo no pudo viajar a Los Ángeles con sus compañeros porque no había firmado su nuevo contrato, cosa que aconteció el pasado viernes. Sin embargo, y pese a que no pudo tener fútbol con ellos, el pasado viernes fue el más destacado. Comenzó con todo, juntándose con Facundo Pellistri y también generando jugadas de manera individual. Mostró su mejor faceta y seguramente a Diego Forlán lo conformó mucho por su rendimiento.
 
Los extremos
Urretaviscaya y Pellistri
La pose de la pelota al pie, la velocidad intacta, la cabeza levantada en busca de un compañero, es el mismo Jonathan Urretaviscaya que anteriormente pasó tres veces por Peñarol. Es un futbolista distinto y Forlán seguramente lo aprovechará muy bien. Pellistri, en tanto, cambió de punta, pero igualmente fue muy importante. Le falta una mayor precisión en velocidad para ser más completo aún, y también tiene ausencia de gol. Fueron otros de los puntos altos de este Peñarol.
 

¿Y el Cebolla?
Lo llevarán de a poco
Quizás en otro momento, el cuerpo técnico hubiera esperado un poco más, pero el jugador no se quiso perder “La Noche Amarilla y Negra” y la presentación en familia en el Estadio Campeón del Siglo. Quedó claramente demostrado que no está 100% aún para jugar y eso se sintió. Peñarol no tuvo con él ni marca ni proyección desde ese doble cinco del que formó parte con el húngaro Vadócz. Seguirá poniéndose en forma para encontrar su fútbol.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...