Nacional > PARTIDO DIVIDIDO

El detrás de los audios de Moreira: la pelea interna entre blancos en Colonia

El intendente mantiene un conflicto con el exdirector de Turismo de la comuna

Tiempo de lectura: -'

19 de octubre de 2019 a las 05:02

La decisión estaba entre Mario Colman y Andrés Sobrero. El primero fue presidente de la Junta Departamental de Colonia y es edil. El segundo era director de Turismo de la Intendencia. Corría el mes de agosto y Carlos Moreira se tenía que decidir por uno de los dos. El elegido sería candidato a diputado por la lista 904 (Alianza Nacional) en Colonia.

“Tomé una decisión personal. Soy el líder de la lista 904 y creo que tengo las facultades de tomar ese tipo de decisiones”, sostuvo Moreira ante la prensa local cuando expresó su sentencia final: el indicado era Colman. Sobrero debía esperar.

 “Me pareció que para una tarea como la legislativa la figura de Mario Colman reúne condiciones muy apropiadas. Pensemos que vamos a tener un Parlamento muy fraccionado y –espero que gane el Partido Nacional– tengamos que hacer un gobierno de coalición en el cual va a haber que buscar acuerdos y en el que habrá que conocer lo que es legislar, proyectar, debatir. Como yo tengo experiencia parlamentaria me pareció que la figura de Mario Colman era el que reunía esas condiciones. Eso sin ignorar que Sobrero era un dirigente importante de nuestra colectividad política pero que tiene otro tipo de condiciones para trabajar en tareas ejecutivas, básicamente, que es la que él desarrolla a través de la dirección de Turismo donde está haciendo una muy buena gestión”, explicó el jerarca coloniense en aquella oportunidad.

Moreira reconoció que la decisión “no era fácil” de tomar y que podía “causar dolor”. Y sabía lo que decía. Sobrero quedó molesto con la decisión del jerarca y allí comenzó una novela repleta de cruces que tuvo este viernes su capítulo estrella.

El intendente pretendía que Sobrero, una vez descartado como candidato a diputado, se mantuviera en el sector que representaba a Alianza Nacional en Colonia. Pero Sobrero, enojado por la decisión de Moreira, no estaba dispuesto a quedarse luego de que se le cerraran las puertas por segunda vez para llegar a la Cámara de Diputados. En 2014 Moreira ya le había dicho que no y había encabezado la lista con quien definitivamente se convirtió en diputado: Edmundo Rosselli. 

“Estoy muy caliente, es la segunda vez que me hacen esto, pero no voy a quedarme callado”, dijo Sobrero en aquel momento, según consignó El Eco, un portal coloniense.

Luego de varios cruces entre el director de Turismo y Moreira, el intendente decidió no renovarle el contrato.

Unos pocos días después, Sobrero anunció lo que Moreira había intentado evitar sin éxito: se cruzó de bando dentro del Partido Nacional y pasó a integrar la lista rival del intendente, que lidera Ricardo Planchón y que pertenece al sector comandado por el candidato al Partido Nacional, Luis Lacalle Pou.

De ahí en más el conflicto entre Sobrero y Moreira reafirmó su carácter político. En Colonia hay solo una banca para los nacionalistas y entre unos y otros pelean por ese puesto. Por un lado la lista 12404, liderada por Planchón (ahí está Sobrero actualmente) y por otro la 904, liderada por Moreira pero encabezada por Colman. El que gana se queda con la diputación.

Es por eso que el intendente y candidato al Senado por Alianza Nacional dijo este viernes en una conferencia de prensa que la filtración de los audios tenía por detrás “fines políticos”. “Evidentemente se hace con la finalidad muy clara de perjudicar”, agregó.

Una mujer en el medio

Pero las diferencias entre Moreira y Sobrero no son solo políticas. Ambos fueron pareja de una misma mujer: la voz femenina que se escucha en los audios. Su nombre es María José García, tiene 43 años y es edila del Partido Nacional.

El intendente, tal como lo reconoció en la conferencia de prensa de este viernes, mantuvo una “relación sentimental” con García. Sobrero, por su parte, comenzó su relación con la mujer este año y mantienen su vínculo hasta el momento.

El Observador se comunicó con ella pero no quiso hacer declaraciones y se limitó a informar que evalúa iniciar acciones legales.
García, antes de tener una relación con Moreira, estuvo casada con otro nacionalista que supo ser intendente, Óscar Cáceres. El hombre, con 80 años, la denunció por violencia doméstica y la jueza Lorena Giuliano le prohibió  su “acercamineto y comunicación” a Cáceres por un período de tres meses

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...