30 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,40 Venta 39,80
14 de febrero 2020 - 18:35hs

La reunión estaba pactada desde hace un tiempo. La empresa familiar de supermercados El Dorado se reunió este jueves con el presidente electo Luis Lacalle. La agenda incluía una serie de temas sobre el funcionamiento del sector y una invitación personal para que el mandatario asista la próxima semana a la inauguración de un local en Dolores, el primer paso de expansión de esa firma Soriano. Lacalle ya se había reunido en enero con un peso pesado del sector: el argentino Francisco de Narváez, dueño de la cadena Ta-Ta y otros negocios en el país. 

Por la firma El Dorado asistieron dos de sus directores: Ismael Scottini Polakoff y José Manuel Polakoff. En diálogo con El Observador Scottini calificó la reunión como “muy positiva” porque el presidente electo mostró empatía con varios de los planteos, incluido la preocupación por cómo quedaría la torta del negocio de las grandes superficies si el mayor accionista de Tienda Inglesa (el estadounidense Goldman Sachs) cierra la compra del Grupo Disco, que incluye las cadenas Devoto y Géant. Este tema se coló en la agenda de la reunión bilateral con el presidente luego que El Observador informara este martes sobre esa transacción entre los privados. 

¨Que el sector quede en pocas manos es algo ya que viene pasando desde un tiempo y no solo abarca a Uruguay. Por eso la pedimos al presidente (Lacalle) que exista igualdad de condiciones de competencia para todos”, dijo Scottini. Añadió que el mandatario electo estaba “informado” sobre el tema y que compartió su “preocupación” por el poder de concentración que tendría “una fusión” de ese porte dentro del supermercadismo. 

Más noticias

Precisamente, sobre este aspecto las partes hablaron sobre el rol de las tarjetas de crédito y débito dado el peso de los medios electrónicos de pagos que impulsó todo el proceso de inclusión financiera en los últimos cinco años. 

El director de El Dorado indicó que los aranceles por utilizar estos medios de pago “implican un costo” y que no todas las empresas del sector están en la misma situación. Si bien los supermercados no son de los sectores más castigados por los emisores de las tarjetas a la hora de fijar sus aranceles, tampoco son los que abonan los menores costos. 

“Le planteamos al presidente que quizás lo más justo era que se reglamentaran los aranceles como ocurre en otros países de la región y que exista un mismo arancel entre una gran cadena internacional de supermercados y un almacén de barrio”, comentó el empresario. Según el director de El Dorado, el presidente se manifestó interesado y preocupado sobre este tema y los transmitió que iba a estudiar cómo podía regular su funcionamiento a futuro. 

Por otro lado, la cadena también le planteó al mandatario electo las diferencias de acceso al financiamiento que tienen las cadenas de supermercados locales versus las internacionales, ya que estas últimas pueden financiarse en el exterior con costos y tasas inferiores.

 “Para nuestro negocio que estamos apuntando a crecer, eso también le hace a la competitividad”, señaló Scottini. También se tocaron aspectos como la preocupación de los empresarios locales por el avance de la venta de mercadería de contrabando de los países vecinos.

Líder en la zona más rica

La posible venta del Grupo Disco a manos del principal accionista de Tienda Inglesa dejaría una concentración importante sobre todo en la franja costera de la zona metropolitana, la zona de mayor poder adquisitivo del país. De acuerdo a datos de la consultora Nielsen al cierre de 2019, el Grupo Casino Uruguay (Disco, Devoto y Géant) tiene una participación del 56,4% del Gran Montevideo y Tienda Inglesa del 25,3%, por lo que la operación dejaría a este grupo con casi el 82% de la torta de mercado para esta zona del país. En segundo lugar quedaría la cadena Ta-Ta, que al cierre del año pasado contaba una cuotaparte del 18%. Si se analiza el peso en todo el país, la participación de la fusión sería un poco inferior (60,7%), pero hegemónica de todos modos.  

Según supo El Observador este tema también tiene inquieta a la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) por el poder de negociación que tendría Tienda Inglesa si se cierra la operación con los cientos de proveedores locales que trabajan con estas cadenas de supermercados. 

De hecho, los industriales locales ya estaban preocupados antes que se conociera esta factible operación por las condiciones abusivas que las grandes superficies les imponen, según denunciaron en su momento. La Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia –un órgano desconcentrado que depende el Ministerio de Economía– está elaborando un manual de buenas prácticas comerciales, que se pretende oficie de guía para regular algunas deficiencias que presenta el vínculo entre proveedores y las grandes cadenas de supermercados. 

Temas:

Tienda Inglesa

Seguí leyendo

Te Puede Interesar