Espectáculos y Cultura > Cuestiona la versión oficial

El ego del piloto y la mala suerte mataron a Carlos Gardel, según una nueva teoría

Un ingeniero mecánico argentino considera que la versión comunicada por las autoridades colombianas es físicamente imposible

Tiempo de lectura: -'

18 de mayo de 2018 a las 09:49

El cantante Carlos Gardel murió hace más de 80 años en Medellín, Colombia, luego de un accidente de aviación en el aeródromo Olaya Herrera, cuando su avión tuvo un problema al despegar y se estrelló con otro que estaba cerca. La versión oficial establecida por las autoridades colombianas afirma que una fuerte ráfaga de viento desvió al avión y lo llevó a chocar.

Hay otras teorías propuestas, como la de que el chofer estaba borracho o que un tiroteo a bordo lo hirió y lo hizo chocar. Pero ahora un ingeniero mecánico argentino llamado Guillermo Artana afirma tener una nueva versión que puede ser comprobada científicamente, y que derriba la teoría oficial.

Artana es investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas y desarrolló su teoría para dar una charla en una escuela de física, según contó al portal BBC Mundo. Eligió el accidente como tema, lo investigó, y concluyó que la versión oficial era imposible desde un punto de vista científico, ya que los cálculos determinan que una ráfaga de entre 10 y 15 metros por segundo, como establece el informe, no pudo haber desviado 90 metros del eje de la pista a un avión de su peso y tamaño.

"El viento no pudo haber desplazado al avión fuera del eje de la pista más de 15 metros", concluyó el científico. Fue así que comenzó a analizar el modelo del avión y lo que pudo haber ocurrido en Medellín, y este estudio concluyó que la culpa fue del piloto, Ernesto Samper.

El modelo en el que viajaba Gardel solía tener problemas de motor, pero el piloto, considerado un as de la aviación y un héroe nacional en su país, se arriesgó y aceleró en lugar de abortar el despegue. Artana especula que lo hizo para mantener su reputación y no decepcionar al público presente. Y, de hecho, considera que si no hubiera habido otro avión en la pista, lo habría logrado. Pero sí lo hubo, chocaron y murieron todos los ocupantes.

"Leyendo las necrológicas de la época vi que al funeral del piloto concurrieron las más altas esferas aristócratas colombianas de la época, incluso el presidente de la nación, que tuvo palabras muy elogiosas hacia el difunto", dijo Artana, por lo que considera que se produjo un encubrimiento de parte del gobierno colombiano para proteger a su piloto estrella.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...