Nacional > Por queja OIT

El FA llevó a Murro a Diputados y el debate se tiñó de campaña electoral

El ministro de Trabajo comunicó que, para levantar la queja de la OIT, se elaboró un documento que está a estudio del PIT-CNT y las cámaras empresariales

Tiempo de lectura: -'

09 de septiembre de 2019 a las 21:25

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, estuvo este lunes en la Cámara de Diputados para dar explicaciones sobre la queja que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) le realizó al gobierno uruguayo sobre la negociación colectiva y los Consejos de Salarios. Las bancadas del Partido Colorado y el Partido Independiente se levantaron de sala antes de que ingrese el ministro por entender que el debate no aportaría si no hay un proyecto de Ley para ser tratado.

"Estamos y estaremos dispuestos a asumir lo que la OIT nos insta", afirmó Murro en su oratoria aunque desde filas coloradas, el diputado Ope Pasquet sostuvo en su cuenta de Twitter que lo que hace el gobierno es "distraer la atención". Según Pasquet, el gobierno finge "que atiende las observaciones de la OIT cuando en la realidad las ignora". "Lo que hay que hacer es cambiar la ley, no seguir hablando. No nos prestamos a las maniobras del oficialismo", agregó el legislador. 

Murro lamentó la ausencia de colorados e independientes y afirmó que lo que la OIT ordena no es necesariamente un proyecto de ley aunque aclaró que desde su cartera no descartan esa posibilidad. Según dijo, la organización exige que el gobierno uruguayo "inicie medidas legislativas" antes del primero de noviembre y entiende que eso es lo que han venido haciendo en estos últimos meses: crearon un documento con seis artículos que está en consideración de las cámaras empresariales y el PIT-CNT.

"No se resolvió antes el tema de la queja porque las cámaras empresariales rechazaron todas las propuestas que hicimos", dijo el jerarca ante las críticas de legisladores nacionalistas que recalcaron que la advertencia de la OIT existe desde el 2009. "Es una década perdida", había señalado minutos antes Gerardo Amarilla, del Partido Nacional.

En el debate parlamentario, los legisladores blancos sostuvieron una y otra vez que esta queja impide posibilidades de inversión y que el dinero llega al país en casos como el de UPM, cuando el gobierno genera condiciones propicias para su llegada. Murro, sin embargo, hizo un recuento de las inversiones que hubo en el país en 2018 y 2019 para subrayar que UPM no fue la única empresa que decidió apostar por Uruguay. La empresa peruana Grupo Gloria, una nueva planta de Nestlé, la llegada a Uruguay de HyM, además de la inversión de Coca-Cola para ampliar su planta en el Uruguay y la mención de 17 empresas de cannabis que han invertido en el país, fueron algunos de los negocios que el ministro detalló.

Campaña electoral

Las explicaciones de Murro sobre el tema específico se dividieron en dos partes. En el medio, el debate entre diputados se tiñó de campaña electoral y, por momentos, el programa del Partido Nacional estuvo más sobre la mesa que la queja de la OIT. "El shock es la motosierra del 2009", afirmó el diputado comunista Gerardo Nuñez en alusión a las medidas que propone el candidato nacionalista Luis Lacalle Pou y en comparación con la última campaña de su padre, Luis Alberto Lacalle. 

Lejos de discutir sobre las formalidades de la queja, los parlamentarios centraron la mayor parte del debate en una confrontación de ideas propia de tiempos de elecciones. Aprovechando la ocasión, los frenteamplistas acusaban a los blancos de poner en duda la continuidad de los Consejos de Salarios en un eventual gobierno de coalición. Los blancos, por su parte, se limitaron a citar su programa de gobierno y pidieron al oficialismo que, en palabras de Graciela Bianchi, "no embarren la cancha agitando cucos".

"Sí queremos Consejos de Salarios. Sí queremos negociación colectiva. Estamos sumamente preocupados por la falta de puestos de trabajo", señaló Amarilla en su discurso. Rodrigo Goñi, también nacionalista, leyó el programa de gobierno blanco y señaló que en el Partido Nacional están "comprometidos" con la continuidad de los Consejos de Salarios. "Estamos comprometidos con su continuidad, repito por si alguien no escuchó", subrayó. 

Luis Puig (FA) no demoró en poner en duda esas aseveraciones y cuestionó con firmeza: "¿Por qué si es tan obvio como dicen se los negaron (los Consejos de Salarios) a los trabajadores en la década del 90?".

Cuando la sesión estaba llegando a su fin, Pablo Iturralde (PN) invitó a Murro a debatir públicamente porque, dijo, era difícil hacerlo en el Parlamento cuando habían "50 manos" que respaldaban todo lo que el jerarca decía. Enseguida le llovieron los gritos oficialistas que aseguraban que de eso se trata la "democracia representativa". 

El diputado Roberto Chiazzaro (FA) fue el último en hablar y apuntó sus palabras hacia Iturralde. Dijo que el Frente Amplio tiene mayorías parlamentarias porque la población así lo decidió y lanzó: "capaz en un próximo gobierno se le cumple el deseo". El nacionalista Pablo Abdala, ya parado y sin el micrófono cerca, se sonrío y esbozó: "seguramente, seguramente".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...