Economía y Empresas > Consensuado con el gobierno

FMI declaró que la deuda argentina "no es sostenible" y pidió contribución de acreedores

El organismo pide una "quita" apreciable a los capitales privados que financiaron al Estado; hay que renegociar el pago de US$ 100.000 millones  

Tiempo de lectura: -'

19 de febrero de 2020 a las 19:39

El Fondo Monetario Internacional (FMI) consideró este miércoles que la deuda pública de Argentina no es sostenible, por lo que sus acreedores privados deben hacer una "contribución apreciable", en un guiño al gobierno peronista que llegó al poder en diciembre.

Los inversores de bonos argentinos estaban atentos a las declaraciones del FMI sobre la sostenibilidad de la deuda del país -que atraviesa una grave crisis económica- y a la eventual recomendación de una fuerte reestructuración de pasivos tras las reuniones de una misión del organismo con funcionarios en Buenos Aires.

"La deuda argentina no es sostenible (...) En consecuencia, se requiere de una operación de deuda definitiva, que genere una contribución apreciable de los acreedores privados", señaló a través de un comunicado el equipo de expertos que estuvo hasta el miércoles en el país.

La misión del FMI, que permaneció una semana en Buenos Aires para reunirse con funcionarios de la gestión de Alberto Fernández, consideró que el superávit primario necesario para reducir la deuda pública -que llegó a cerca del 90% del PIB- e impulsar el crecimiento "no es económicamente ni políticamente factible".

El organismo internacional dijo que continuará dialogando "estrechamente" con las autoridades argentinas y que su directora gerente, Kristalina Georgieva, se reunirá en el próximo encuentro del G-20 con el ministro argentino de Economía, Martín Guzmán, para evaluar los pasos a seguir.

Los precios de los bonos extrabursátiles se han derrumbado en promedio un 3,5% en lo que va del año debido a la incertidumbre sobre la capacidad de Argentina de pagar el préstamo de US$ 44.000 millones con el FMI, su mayor acreedor de deuda, y otros miles de millones de dólares en poder de tenedores privados.

Las conversaciones fueron convocadas por el ministro Guzmán, quien señala que el gobierno necesita renegociar alrededor de US$ 100.000 millones en deuda soberana, dada la incapacidad de pago por la recesión que arrastra el país.

"El peor de los casos para los tenedores de bonos sería que el FMI emitiera una declaración que respalde un corte profundo, o un recorte en el capital adeudado a los tenedores de bonos", había dicho más temprano Fernando Marrul, director de la consultora FM y Asociados en Buenos Aires.

Los precios de los bonos extrabursátiles se vieron afectados la semana previa debido a que el gobierno argentino se vio obligado a declarar desierta una licitación de bonos con vencimiento en 2021 por el bajo interés de los inversores y al anunció de postergar unilateralmente el pago de capital del bono dual 2020 hasta el 30 de septiembre.

Guzmán dijo recientemente que las políticas de austeridad que impulsa el FMI eran las culpables de la crisis de deuda del país y advirtió que para los tenedores de bonos las próximas negociaciones probablemente serán "frustrantes".

Los bonos soberanos en el mercado extrabursátil mejoraron en promedio un 0,4% este miércoles, mientras que el riesgo país argentino, medido por el banco JP.Morgan, caía seis puntos básicos, a 2.047 unidades.

Conciencia de crisis 

La delicada situación por la que atraviesa el vecino y socio del Mercosur ya había sido advertida por la directora-gerente del organismo, Kristalina Giorgieva, en una reciente cumbre económica en el Vaticano, propiciada por el papa Francisco.

"Somos conscientes de la difícil situación socioeconómica que enfrenta Argentina y su población y compartimos plenamente el objetivo del presidente Fernández de estabilizar la economía, proteger a los más vulnerables de la sociedad y garantizar un crecimiento más sostenible e inclusivo", había declarado en un tono que anticipaba el informe de este miércoles.

El desempleo supera el 10%, los salarios cayeron y la inflación es una de las mayores del mundo, del 53% anualizado.

El FMI consideró "muy productivas" las reuniones con las autoridades argentinas "sobre sus planes y políticas macroeconómicas".

Las primeras medidas de Fernández apuntaron a aumentar los subsidios a pobres, a jubilados y a familias en situación crítica, además de congelar las tarifas y los combustibles mientras se abre la renegociación por la deuda, llave maestra según Fernández para salir de la crisis.

En ese contexto, el organismo hizo un duro diagnóstico sobre la evolución de la economía desde el año pasado, pero destacó avances.

"Desde julio de 2019, el peso se ha depreciado en más del 40%, el riesgo soberano ha aumentado cerca de 1.100 puntos básicos, las reservas internacionales han disminuido alrededor de US$ 20.000 millones y el PIB real se ha contraído más de lo que había sido proyectado", sostuvo el Fondo.

Subrayó, no obstante, que "las reservas internacionales y el peso se han estabilizado con el apoyo de los controles de capital y el superávit comercial. La inflación y las expectativas de inflación han bajado en los últimos meses".

Fernández prometió al electorado no pagar la deuda sin antes reactivar la economía y acumular los dólares para cancelar el pasivo.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...