Economía y Empresas > ECONOMÍA MUNDIAL

El FMI dice que la guerra comercial está lastrando el crecimiento mundial

El organismo corrigió a la baja perspectiva de crecimiento de Uruguay para 2018 a 2%, pero la elevó a 3,3% para 2019

Tiempo de lectura: -'

09 de octubre de 2018 a las 14:37

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un crecimiento económico mundial menor para 2018 y 2019, lastrado por la guerra comercial desatada entre Estados Unidos y China. En el caso de Uruguay, el organismo recortó de 3% a 2% su proyección de expansión del PIB para este año, pero elevó de 3,2% a 3,3% su previsión para 2019. El Ministerio de Economía fijó como menta en la última Rendición de Cuentas una proyección de alza para la economía doméstica de 2,5% para 2018 y de 3,3% para el próximo año. 

Para Brasil, la mayor economía de América del Sur, la entidad espera un crecimiento de 1,4% en 2018 y 2,4% en 2019. Con respecto a las previsiones de julio, esto supone una rebaja de 0,4 pp para este año y un recorte de 0,1 pp para el próximo, respecto a las estimaciones previas de la entidad. Brasil salió en 2017 de dos años de recesión, con una expansión de 1%.

En tanto, para Argentina, el FMI proyecta una contracción de 2,6% para 2018 y una recesión que continuará en 2019 con una retracción de 1,6%. Estos datos contrastan con las previsiones hechas por el organismo en julio, cuando todavía pronosticaba un crecimiento de 1,8% para 2018 y de 2,9% para 2019. La moneda argentina ha perdido en el año un 54% de su valor frente al dólar, que llevó a las autoridades a pedir un auxilio financiero del FMI en junio, que después fue ampliado a finales de septiembre hasta sumar en total US$ 57.100 millones.

"Nuestra reevaluación es más drástica para los mercados emergentes en su conjunto, donde vemos que hay un decaimiento del crecimiento en América Latina (especialmente en Argentina, Brasil y en México)", dijo el Fondo.

En su informe "Perspectivas de la economía mundial" (WEO en inglés), el FMI dijo que espera un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) global de 3,7% en estos dos años, un recorte de 0,2 puntos porcentuales con respecto a lo estimado en julio.

El FMI, que también mostró preocupación por las crisis cambiarias de algunos países emergentes, revisó significativamente a la baja sus previsiones de crecimiento en países emergentes y pronosticó una contracción para 2019 del crecimiento de Estados Unidos y China, principales economías del planeta.

Según el Fondo, la disputa arancelaria impactará negativamente en ambos países y también en el resto, en especial en economías emergentes en Asia, así como también en países que consideró vulnerables, como Turquía, Argentina y Brasil.

"En general, el crecimiento económico mundial sigue siendo sólido en comparación con el principio de esta década, pero parece haberse estancado", señaló el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, subrayando que el crecimiento de 3,7% proyectado es igual al alcanzado en 2017.

"La política comercial refleja el contexto político y el contexto político es incierto en muchos países, lo que representa riesgos adicionales", advirtió Obstfeld luego en una conferencia de prensa en Bali, Indonesia, donde este martes comienzan las reuniones anuales del FMI.

"Cuando las dos economías más importantes del mundo -Estados Unidos y China- se enfrentan", eso "crea una situación en la que todo el mundo va a sufrir", dijo. Y "el crecimiento es mucho más desigual" que hace seis meses, aseguró el economista.

Para América Latina, el FMI pronosticó una expansión de 1,2% (-0,4 puntos) en 2018, y 2,2% (-0,2 puntos) en 2019. 

En la región, el Fondo destacó la situación en Venezuela, sumida en una severa recesión de 18% en 2018 y 5,5% en 2019. En Venezuela, sobresale además la previsión de inflación para 2019, de 10.000.000%, tras un 1.350.000% estimado para 2018.

Para la zona euro, el Fondo también degradó las perspectivas de expansión a 2% este año (-0,2 puntos), incluyendo a Alemania (+1,9%, -0,3 puntos) y Francia (+1,6%, -0,2 puntos), cuyas exportaciones están sufriendo la desaceleración económica de China. 

También dijo que prevé un debilitamiento de la actividad económica en Irán por el regreso de las sanciones de Estados Unidos, reimpuestas por Trump tras abandonar el pacto nuclear de 2015, y una aguda desaceleración en Turquía, impactada por el desplome reciente de su moneda.

El temor al proteccionismo

El FMI advirtió sobre las crecientes tensiones comerciales como un desafío crucial que debe enfrentar la economía mundial a medida que avanzan políticas proteccionistas.

Washington, que acusa Pekín de prácticas comerciales "desleales", ha gravado en los últimos meses importaciones chinas por un total de US$ 250.000 millones, motivando aranceles en represalia por US$ 110.000 millones en bienes estadounidenses. 

Estados Unidos amenazó además con sumar aranceles sobre otros US$ 267.000 millones en productos chinos, con lo cual abarcaría el total de las importaciones del gigante asiático.

Sobre Estados Unidos, el FMI destacó el crecimiento "excepcionalmente robusto" de la primera economía mundial en 2018, que estimó en 2,9% (superior al 2,4% del conjunto de los países desarrollados), estimulado por la baja de impuestos del presidente Donald Trump, cuya reforma tributaria es una de las banderas insignes de su mandato.

Pero el crecimiento tanto de Estados Unidos como de China se desacelerará en 2019, con una expansión del PIB de 2,5% y 6,2%, respectivamente, una baja en ambos casos de 0,2 puntos, dijo el Fondo.

Según las últimas proyecciones, el comercio global se expandirá 4,2% este año, 0,6 puntos porcentuales menos de lo esperado en julio y 0,9 puntos más bajo que el pronóstico en abril. Para el próximo año, el comercio crecerá solo un 4%, medio punto menos que el pronóstico anterior.

El FMI ve con preocupación una mayor intensificación de las tensiones comerciales, que podrían incrementar la incertidumbre, erosionar la confianza empresarial y de los mercados financieros, conducir a una mayor volatilidad financiera y, finalmente, frenar la inversión y el comercio, motores del crecimiento global.

Por eso, llamó a los gobiernos a centrarse en políticas que puedan compartir más ampliamente los beneficios del crecimiento, ayudar a contrarrestar la creciente desconfianza de las instituciones y evitar "reacciones proteccionistas".

AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...