18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
7 de enero 2023 - 15:43hs

El Gobierno boliviano advirtió este viernes que podría iniciar un proceso penal si el vicegobernador de Santa Cruz no asume las funciones en lugar del gobernador Luis Fernando Camacho, quien está detenido preventivamente en una cárcel en La Paz.

El ministro de Justicia, Iván Lima, les dijo a los medios que los estatutos autonómicos de Santa Cruz señalan que “ante la ausencia temporal” del gobernador, corresponde que asuma el vicegobernador, Mario Aguilera, y que si no se regulariza la situación, como autoridad nacional tiene la obligación de presentar una acción penal por incumplimiento de deberes.

Lima señaló que “Lo que estamos pidiendo es que el vicegobernador y la Asamblea Departamental cumplan con el estatuto autonómico. Es mi deber exigirles a todas las autoridades nacionales y subnacionales que cumplan con la norma vigente”.

Más noticias

El ministro también indicó que en caso de que el vicegobernador no asuma esas funciones, podría dar lugar a “un nuevo proceso penal por abandono de funciones” en contra de Camacho.

“Si él insiste (por Camacho) en continuar ejerciendo la labor de gobernador no estando en el departamento para la ejecución de su presupuesto y para su normal desarrollo, podría generar responsabilidad administrativa tanto para él como los funcionarios que están a cargo del normal desarrollo de las actividades», advirtió el ministro Lima.

También agregó que “si ellos en algún momento deciden que no hay una ausencia del gobernador Camacho y que él está presente en Santa Cruz se estarán estrellando contra la realidad”.

Por su parte, Martin Camacho, el abogado del gobernador, recordó que el estatuto autonómico señala que en tanto “la autoridad no renuncie, no fallezca o no tenga ningún impedimento, como una sentencia condenatoria en calidad de cosa juzgada”, puede continuar en sus funciones y señaló que no comprende la presión que ejerce el Gobierno.

El asesor de Gestión Institucional de la Gobernación cruceña, Efraín Suárez, ratificó que Camacho sigue siendo el gobernador, ya que no se cumple ninguna de las situaciones que el estatuto indica para que pierda el cargo.

“El Gobierno no quiere que lo siga siendo porque quiere terminar de consolidar un golpe a la democracia, un golpe a la Gobernación cruceña”, subrayó Suárez.

Remarcó además que la ley “no prohíbe que un gobernador o que una autoridad electa pueda ejercer sus funciones desde un secuestro o desde un apresamiento o en una cárcel”.

La Gobernación de Santa Cruz manifestó en reiteradas ocasiones que Camacho sigue siendo el gobernador regional y que cumplirá funciones desde la cárcel y si es necesario pondrán una “sucursal” en el recinto penitenciario para que pueda asumir su cargo.

Camacho fue detenido el 28 de diciembre por la policía, fue trasladado hasta La Paz y ahora está detenido preventivamente en la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro, en el altiplano paceño.

El gobernador es investigado por el supuesto delito de terrorismo en el marco de la causa judicial denominada “golpe de Estado I”, relacionada con la crisis social y política de 2019 y el desplazamiento del presidente Evo Morales.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar