Economía y Empresas > Cuestionamientos

El pedido de Uriarte sobre las tarifas generó cruces dentro de la coalición

El dirigente blanco Sebastián Da Silva acusó al ministro de actuar desde el gremialismo

Carlos María Uriarte durante el último acto de Un Solo Uruguay

Tiempo de lectura: -'

04 de marzo de 2020 a las 18:29

Apenas pasaron cuatro días del nuevo gobierno para que se genere el primer cuestionamiento a un ministro desde dentro de la coalición. El pedido del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Carlos María Uriarte, de dilatar el ajuste de tarifas para algunos sectores fue cuestionado por el dirigente del Partido Nacional Sebastián Da Silva a través de las redes sociales. 

Uriarte, representante del Partido Colorado en el gobierno de coalición, pidió que el ajuste de tarifas se retrase hasta después de finalizar la cosecha de arroz y soja.

“Lo que le estamos planteando al equipo económico es una dilatación en esa suba para zafar un poco de la época de la cosecha. Eso se está analizando”, dijo este martes en rueda de prensa. 

El gobierno ya tiene decidido realizar un aumento de las tarifas luego de que el gobierno anterior no las ajustara en enero y esa decisión ya había sido trasladada a las gremiales rurales y al movimiento Un Solo Uruguay. En una reunión en febrero, el entonces presidente electo les transmitió la decisión. 

Sin embargo, el ministro igual le planteó el pedido al equipo económico que, según dijo Uriarte, “está haciendo el mayor esfuerzo”. El objetivo del ministro de Ganadería es que pase la cosecha del arroz, que se está desarrollando actualmente, y la de soja que empezará en los próximos días. 

Pero este pedido generó la reacción del senador suplente del Partido Nacional, Sebastián Da Silva. “Este tipo de pedidos se explican desde el gremialismo. No desde un Poder Ejecutivo que recibe un país con un 5% de déficit fiscal y con un mundo al borde de la recesión por el coronavirus”, escribió en su cuenta de Twitter. 

En diálogo con El Observador, el dirigente aseguró que este tipo de pedidos lo único que hacen es “estigmatizar” a la gente del campo porque se están pidiendo “privilegios”. “El campo es el sector más sacrificado pero no por eso debe recibir más privilegios que otros”, dijo el dirigente que es director de Da Silva Agroinmuebles y agregó que el gobierno recibió el país “en la miseria”. 

Los cuestionamientos a Uriarte no llegaron solo desde el sector político. El socio de CPA Ferrere e integrante de Eduy 21, Bruno Gili, apuntó en el mismo sentido que Da Silva. "Parecería que (Uriarte) actúa más como delegado sectorial que como ministro de Estado. Supongo que no debe estar muy feliz el equipo económico", escribió en Twitter luego de enumerar distintas actitudes del actual jerarca. 

Es que no es es la primera vez que Uriarte se para en la misma vereda que las gremiales rurales desde que fue designado ministro. El ahora titular del MGAP, un empresario vinculado a la ganadería que fue vicepresidente de la Federación Rural y parte de la Sociedad de Criadores de Aberdeen Angus, también planteó otros reclamos.

A fines de diciembre cuando el dólar se encontraba alrededor de los $ 37, Uriarte dijo que “tendría” que estar más cercano a los $ 40. “El dólar tendría que valer algo que refleje en su valor a los principales socios comerciales: a los que le compramos y los que le vendemos”, dijo Uriarte, en una entrevista con el programa En Perspectiva. Fijar un valor objetivo para el tipo de cambio es algo escabroso de manejar porque también los competidores de Uruguay juegan y han depreciado fuerte su moneda en las últimas semanas. Así, por ejemplo, quizás hoy un valor de $ 41 para el dólar no sea suficiente para corregir el rezago cambiario que puede estar experimentando la economía uruguaya como sostiene el grueso de los economistas privados. 

El ministro de Ganadería también pidió a mediados de enero que el gobierno se haga cargo de la deuda que el gobierno venezolano mantiene con algunos productores privados. “A nuestro entender es un reclamo lógico, justo, porque el gobierno saliente tuvo una responsabilidad muy evidente de por qué se hizo negocios con Venezuela y, por lo tanto, creemos que es un tema que debemos analizar con mucha seriedad”, aseguró Uriarte y explicó que el tema ya había sido trasladado a la ministra de Economía, Azucena Arbeleche. 

La deuda proviene de un acuerdo firmado en julio de 2015, mediante el cual se permitía la venta de 265.000 toneladas de alimentos nacionales –que incluía 120.000 toneladas de arroz, 44.000 toneladas de leche en polvo, 80.000 toneladas de soja, 9.000 toneladas de pollo y 12.000 toneladas de queso– a Venezuela, por un monto de US$ 300 millones. Actualmente la deuda asciende a unos US$ 30 millones.

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche, Walter Frisch, dijo en ese entonces que “sería una magnífica señal” que el gobierno se haga cargo de la deuda aunque aseguró que “no hay ninguna promesa”. 

Un Solo Uruguay pide mantener tarifas

El movimiento de productores Un Solo Uruguay solicitó al gobierno que, por lo menos, mantenga los precios actuales de combustible y energía. En febrero, cuando el gobierno anunció que ajustaría las tarifas, el movimiento le presentó un documento donde explicaba los motivos por los que entendía que era necesario bajar las tarifas. En ese documento desarrollan una serie de argumentos por los que, a su entender, es necesario disminuir las tarifas públicas. 
 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...