21 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,05 Venta 39,45
23 de octubre 2023 - 14:24hs

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, se burló este lunes de lo que denomnió "dictados" de la Unión Europea, calificándolos de pálida imitación de las autoridades de la extinta Unión Soviética, al tiempo que ve un rayo de esperanza en las elecciones europeas de 2024.

"A veces la historia se repite", dijo el líder húngaro ante un millar de sus seguidores reunidos en Veszprem, una pequeña ciudad del oeste del país, en el día de la conmemoración del levantamiento de Hungría contra la URSS en 1956. 

Orban afirmó que a la represión soviética siguieron "sermones" desde Bruselas, pero "afortunadamente la tragedia de antaño se ha convertido en una farsa". "Moscú fue una tragedia. Bruselas no es más que una mala parodia contemporánea", dijo.

Más noticias

Y agregó que "tuvimos que bailar al son de los silbatos de Moscú. Bruselas también los hace sonar, pero sólo bailamos si queremos". 

Acusado de autoritarismo por sus socios occidentales, Viktor Orban mantiene numerosos conflictos con Bruselas, desde temas relacionados con la migración hasta los derechos de las personas LGBT+, pasando por la independencia del poder judicial.

El año pasado, la UE congeló el desembolso de miles de millones de euros destinados a Budapest, citando preocupaciones sobre la corrupción en Hungría.

Sin embargo, la situación "no es desesperada. Moscú era irrecuperable, pero Bruselas y la Unión Europea pueden serlo", añadió Orban, en referencia a las elecciones europeas de junio de 2024, que espera ganar con sus aliados.

La buena salud de los partidos nacionalistas, que actualmente están en el poder en Italia, Polonia o Finlandia, unidos a un fuerte crecimiento en Austria o España, sugiere un contingente masivo de eurodiputados de este movimiento en el hemiciclo de Estrasburgo en 2024.

(Con información de AFP)

Temas:

mirada critica

Seguí leyendo

Te Puede Interesar