Cargando...
Jamal Khashoggi, periodista asesinado en un consulado del reino saudita en Turquía en 2018

Mundo > Cambio de posición

El príncipe heredero saudita no podría ser juzgado en Estados Unidos por el asesinato del periodista Khashoggi

Según afirman los departamentos de Estado y de Justicia norteamericanos Mohammed bin Salman no puede ser juzgado ante tribunales norteamericanos por el crimen cometido en un consulado del reino saudita en Turquía

Tiempo de lectura: -'

18 de noviembre de 2022 a las 10:50

Este jueves, la administración del presidente Biden dijo que el cargo que ostenta el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman (MBS) debería protegerlo de las demandas por su papel en el asesinato del periodista estadounidense Jamal Khashoggi en un consulado del reino saudita en Turquía en 2018.

La nueva posición estadounidense marca un significativo cambio de tono con respecto a las críticas de Biden al líder saudita antes de asumir la presidencia de Estados Unidos. En un momento llegó a afirmar que el asesinato del periodista convertiría al líder saudita en un “paria”.

El Departamento de Justicia y el Departamento de Estado afirman ahora que la posición oficial del príncipe debería darle inmunidad en la demanda presentada por Hatice Cengiz, la novia del columnista del Washington Post asesinado, y por el grupo de derechos humanos que fundó, AMANECER (Democracy for the Arab World Now).

La demanda apunta a MBS y sus principales ayudantes por su presunto papel en el asesinato. Arabia Saudita ha rechazado siempre los cargos y afirmado que el príncipe no tuvo un papel directo en eso.

La posición de la administración no es vinculante, ya que la decisión sobre si el príncipe heredero puede ser procesado o no recaerá en un juez. Aunque si un juez decidiera el enjuiciamiento, las posibilidades de obtener la extradición parecen ser extremadamente escasas por no decir imposible.

El Departamento de Estado basó su postura al respecto en que es una "una determinación puramente legal" apoyada en el concepto de inmunidad soberana y precedentes de larga data en el derecho internacional consuetudinario que impiden el juzgamiento de jefes de estado en tribunales extranjeros. Esta postura protege también a los líderes norteamericanos de la posibilidad de ser llevados ante tribunales en el extranjero.

El Departamento de Estado agregó en su presentación que "no tiene opinión sobre los méritos de la presente demanda y reitera su condena inequívoca del atroz asesinato de Jamal Khashoggi".

Los abogados del Departamento de Justicia dijeron que el poder ejecutivo del gobierno de Estados Unidos determinó que el acusado bin Salman, como jefe de estado en ejercicio de un gobierno extranjero, disfruta de inmunidad de jefe de estado de la jurisdicción de los tribunales estadounidenses".

Bin Salman es príncipe heredero y primer ministro de Arabia Saudita; también ha sido considerado gobernante de facto durante varios años con su padre, el rey Salman, con problemas de salud.

El título de primer ministro solo se transfirió a MBS este septiembre en lo que los críticos alegaron que era un intento de fortalecer su caso de inmunidad judicial o extradición.

La comunidad de inteligencia de EE. UU. concluyó en su momento que el príncipe heredero de Arabia Saudita había aprobado el asesinato del periodista, quien había escrito críticas sobre el trato del príncipe Mohammed con aquellos a quienes consideraba rivales o críticos.

Sin embargo, los lazos con el principal aliado de Estados Unidos en el Golfo se han mantenido prácticamente sin cambios desde que Biden asumió el cargo.

Biden visitó Arabia Saudita en julio y se entrevistó con el príncipe heredero tratando de convencer al principal productor de petróleo del mundo de aumentar la producción para aliviar la presión mundial sobre los precios del combustible causada en parte por la invasión rusa de Ucrania. Estos esfuerzos no dieron los resultados que Estados Unidos esperaba, pero Washington continúa presionando para revertir los recientes recortes en la producción de petróleo por parte de la OPEP.

Sarah Leah Whitson, la directora del grupo AMANECER dijo que "es más que irónico que el presidente Biden haya asegurado por sí solo que MBS puede eludir la responsabilidad cuando fue el presidente Biden quien prometió al pueblo estadounidense que haría todo lo posible para hacerlo responsable. Ni siquiera la administración Trump hizo esto".

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...