Cargando...
Recién en 1999 el Ejército alemán participó por primera vez en una misión exterior

Mundo > alemania

El rearme alemán está en marcha

El país se convertirá en la primera potencia militar del Viejo Continente y en el “guardián territorial” de Europa del Este. Un giro que borra el pacifismo de Berlín adoptado tras la Segunda Guerra Mundial

Tiempo de lectura: -'

07 de junio de 2022 a las 05:00

Luego de una larga y complicada negociación, que incluyó la revisión crítica de la política exterior y defensa desplegadas por los sucesivos gobiernos desde la caída del muro de Berlín, y especialmente durante la gestión de Ángela Merkel, oficialismo y oposición acordaron flexibilizar la constitución del país y desbloquear así 100.000 millones de euros -unos US$ 106.000 millones- para modernizar las Fuerzas Armadas de Alemania (Bundeswehr).

Según los medios alemanes, Zeitenwende -”punto de inflexión”, en alemán- es la palabra que mejor define la decisión. Los acuerdos que pusieron fin a la Segunda Guerra Mundial dejaron a Alemania sin ejército. La situación se mantuvo hasta la creación de la Bundeswehr en 1955 y recién en 1999 el Ejército alemán participó por primera vez en una misión exterior. Fue cuando Berlín envió aviones de combate como parte de una misión de la OTAN en la guerra de Kosovo.

La iniciativa aprobada por una amplia mayoría en el Parlamento Federal (Bundestag) significará el mayor gasto militar desde el fin de la Guerra Fría. Destinará anualmente más del 2% del PIB al área de Defensa. En términos geopolíticos convertirá al país en cinco años en la primera potencia militar de Europa, y a su ejército, según el Financial Times, en el “guardián territorial” de Europa del Este. “Un cambio de época”, según definió el canciller Olaf Scholtz.

El compromiso entre la coalición gobernante -que integran el Partido Socialdemócrata Alemán(SPD), el Partido Verde y el liberal Partido Democrático Libre (FDP) -y el bloque opositor -formado la Democracia Cristiana (CDU/CSU)- alcanzó las dos terceras partes de los votos en el Bundestag e incluye la modificación de la normativa sobre exportación de armas que comprometía a Berlín no suministrar armamento bélico a ningún país.

El reemplazo de Merkel en diciembre logró lo que parecía imposible. El partido reformista de izquierda Die Linke, el único con representación parlamentaria que se opone al rearme, criticó la iniciativa y alertó sobre el peligro que supone en un contexto en el que los servicios de inteligencia del Estado llevan detectados 250 militares, algunos de la guardia de honor del Ejército, como integrantes de la organización de extrema derecha “manada de lobos” (Wolfsrudel).

El rearme, sin embargo, es cosa juzgada. Scholtz se ha mostrado convencido de que se trata de la mejor estrategia. Una posición que mantuvo desde el comienzo de la invasión rusa a Ucrania. Solo tres días después anunció la preparación de un presupuesto especial. El giro se aceleró por las críticas internas y de sus socios europeos, que acusaban a Berlín de hacer poco para ayudar a Kiev. Hoy, las críticas cesaron.

Entre los equipos que Alemania entregará a Ucrania se encuentra uno de los mejores sistemas de artillería antiaérea: los misiles IRIS-T, capaces de defender ciudades enteras. También obuses autopropulsados, tanques Leopard y vehículos de combate para infantería. Según una encuesta encargada por la revista Der Spiegel, la postura cuenta con la aprobación del 78% de los alemanes.

El giro está en marcha. Y no solo por la entrega de material bélico sofisticado. También se verifica en el nuevo rol de “guardián territorial”. Berlín acordó con Grecia y la República Checa para que Atenas y Praga envíen equipo militar de la era soviética a Ucrania a cambio de armas más modernas que les cederá Berlín. “Estamos ahí cuando Europa nos necesita”, afirmó la ministra de Relaciones Exteriores, la verde Annalena Baerbock, para quien la invasión rusa creó “una nueva realidad en Europa que hace necesario que la paz y la libertad sean defendidas con las armas”.

El fin del pacifismo alemán se traducirá en un rearme general. El gasto anual en Defensa se incrementará de 50 a 70 mil millones de euros por año. Será masivo. Una postura militarista que habría sido inaceptable para la sociedad antes de la guerra. Según el gobierno, gran parte de los equipos de la Bundeswehr están obsoletos o carecen de un adecuado mantenimiento. Según Scholtz, la Bundeswehr “ha estado estructuralmente subfinanciada, lo que restringió la capacidad general de defensa" del país.

La lectura que impera en Berlín afirma que Vladimir Putin intenta destruir la estructura de seguridad europea y enfatiza que Alemania necesita invertir significativamente más en seguridad. Según los analistas europeos, la invasión sacudió a muchos otros países de Europa e hizo que los gobiernos y la sociedad en general redescubrieran las necesidades en materia de seguridad. "Hemos entrado en una nueva era. Es amargo reconocer que durante tres décadas apostamos por una cooperación y un diálogo que no funcionaron”, declaró el socialdemócrata Nils Schmid.

Desde la reunificación, Berlín y Moscú exhibieron una relación muy cercana. El distanciamiento comenzó en 2014, cuando Rusia anexó Crimea. La postura de Alemania comenzó ha cambiar, pero lo hizo en forma más lenta que sus vecinos del Reino Unido y el Mar Báltico, que desde hace tiempo tienen posturas más duras frente a Moscú. Berlín -pero también Roma- son los miembros de la Unión Europea más dependientes del gas ruso. El factor, según los analistas, retrasó la ruptura.

En lo inmediato, Alemania comprará 35 cazas F-35 estadounidenses y acelerará las adquisiciones de dispositivos de visión nocturna, equipos de radio y helicópteros de transporte pesado, además de municiones. También destinará fondos a la seguridad cibernética. Sin embargo, lo más importante se dará en materia de antimisiles.

El país ya cuenta con misiles estadounidenses Patriot -eficaces para interceptar cohetes de corto alcance- y ahora está enfocado en el sistema antimisiles israelí Arrow 3, de tercera generación y una cuarta en desarrollo, que fue diseñado teniendo en mente a Irán, según explicó la cadena alemana pública NDR. El sistema podría estar operativo en 2025 y permite interceptar misiles de medio alcance -unos 1.500 kilómetros-, como los que tiene Rusia en Kaliningrado, a 700 kilómetros de Berlín.

Aunque se considera muy improbable que Rusia ataque directamente a Alemania, o a cualquier otro miembro de la OTAN, el rearme masivo, además de una herramienta disuasoria en su propio territorio, será un apoyo a los países que limitan con Rusia. Si el objetivo es convertir a Alemania en el “guardián territorial” de Europa del Este, los especialistas señalan que la elección adecuada son los misiles antibalísticos hipersónicos exoatmosférico que también integran el programa Arrow. En ese caso, la actualización de la defensa aérea alemana se extenderá a sus vecinos.

Scholz, como el resto de los líderes de la OTAN, insiste en que la alianza no renegará del objetivo defensivo consagrado en su tratado fundacional. No obstante, una radarización sofisticada con base en Alemania requerirá que todos los socios cuenten con su propias baterías antimisiles. La escalada estaría a la vuelta de la esquina. Hoy, la mayor parte de los tratados entre Washington y Moscú han expirado. Estados Unidos y Rusia tienen plena libertad para desarrollar y desplegar armas convencionales y no convencionales. Un camino que emprendió Alemania y que seguramente seguirán otros integrantes de la OTAN.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...