Cargando...
La nueva hoja de ruta delineada por Hunt y el primer ministro, Rishi Sunak, es diametralmente opuesta a la propuesta de Truss

Mundo > Economía

El Reino Unido anunció fuertes aumentos en los impuestos y recortes en el gasto público

Las medidas están contempladas en el Presupuesto 2023 que presentó el gobierno conservador de Rishi Sunak en reemplazo de la polémica hoja de ruta de su antecesora, que impulsaba masivos recortes impositivos y mayores ayudas sociales

Tiempo de lectura: -'

17 de noviembre de 2022 a las 14:28

En medio de una recesión que podría prolongarse hasta mediados del próximo año y de una dinámica inflacionaria que marcó el nivel más alto en cuatro décadas, los británicos enfrentarán durante 2023 un fuerte aumento de impuestos y un duro ajuste del gasto público para compensar un déficit fiscal del orden de los £ 54.000 millones, equivalentes a unos US$ 63.000 millones.

Se trata de las principales conclusiones de la presentación por parte del nuevo ministro de Finanzas, Jeremy Hunt, del Presupuesto 2023 y de un paquete de medidas adicionales para reemplazar la polémica hoja de ruta lanzada dos meses atrás por el anterior gobierno conservador, iniciativa que provocó el derrumbe de la libra esterlina y terminó con la renuncia de Lizz Truss a poco de asumir el cargo de primera ministra tras la dimisión de Boris Johnson.

La nueva hoja de ruta delineada por Hunt y el primer ministro, Rishi Sunak, es diametralmente opuesta a la propuesta de Truss, que impulsaba masivos recortes de impuestos combinados con ayudas sociales, y se conoce un día después que la oficina de estadística del país informara que la inflación se aceleró en octubre al 11,1% interanual, el nivel más alto en 41 años, con máximos del 16,5% en el rubro que mide la evolución de los precios de los alimentos.

En su intervención ante los diputados del Parlamento, Hunt confirmó que el Reino Unido está en recesión "como otros países" y advirtió que "cualquiera que diga que hay respuestas fáciles no está siendo sincero con el pueblo británico". En ese sentido, el titular de Finanzas estimó que la situación “empeorará antes de mejorar” y reveló que según el pronóstico de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), el PIB del país se contraerá un 1,4% el próximo año, antes de volver a crecer en 2024.

Al igual que otros políticos del Partido Conservador, que tiene mayoría en el Parlamento y un escaso apoyo por parte de la población, Hunt culpó a los factores globales por la inflación, entre los que mencionó la guerra en Ucrania y "las consecuencias de una pandemia única en un siglo", aunque evitó mencionar el Brexit, que promovió y concretó su partido, y que lo analistas señalan como una las principal causa del fuerte proceso inflacionario que atraviesa el Reino Unido.

Hunt afirmó que el plan presentado le permitirá al gobierno “abordar la crisis del costo de vida”, “reconstruir la economía" y "reducir la deuda en los próximos años". Dijo, además, que sus prioridades serán la estabilidad, el crecimiento y la protección de los servicios públicos, como así también proteger los intereses de los más desfavorecidos.

El paquete incluye un aumento del impuesto a las ganancias excepcionales de las empresas de energía, y un descenso del piso no imponible del impuesto a las ganancias, que pasará de los actuales 150.000 a £ 125.000 anuales, lo que supondrá un pago extra de unas £ 1.200 (US$ 1.415) al año para los británicos que ya están alcanzados por el gravamen.

En cuanto a los impuestos extraordinarios, Hunt confirmó que desde el 1° de enero hasta marzo de 2028 aumentará el impuesto a las ganancias excepcionales de las empresas energéticas del 25 % al 35 %. "También a partir del 1° de enero, hemos decidido introducir un nuevo impuesto temporal del 45% sobre los generadores de electricidad. Juntos, estos impuestos recaudarán £ 14.000 millones el próximo año", enfatizó.

“No tengo ninguna objeción a los impuestos sobre ganancias excepcionales si realmente se trata de ganancias excepcionales causadas por aumentos inesperados en los precios de la energía", subrayó Hunt. Sobre el cambio climático, el ministro confirmó que el Gobierno sigue “totalmente comprometido” con el pacto climático aprobado el año pasado en Glasgow, durante la COP26, que incluye una reducción del 68 % de las emisiones para 2030.

Con relación al tema, Hunt, sin embargo, argumentó que el Reino Unido no podrá mantener el objetivo del 0,7% de gasto público en ayuda exterior, que redujo al 0,5%, y que prometió reestablecer a su meta original cuando la situación económica del país lo permita.

También anunció un aumento del salario mínimo por hora para los mayores de 23 años a partir de abril del próximo año, un incremento del presupuesto en salud en los próximos dos años del orden de las £ 3.300 millones (US$ 3.900 millones) y un aumento de £ 2.800 millones (US$ 3.300) en los recursos destinados a la asistencia social. Todo esto en un contexto en el que, según expresó, el presupuesto de Defensa insumirá "al menos el 2% del PIB".

Hunt concluyó la presentación señalando que el Reino Unido no es "inmune a los vientos en contra”, pero aseguró con el plan diseñado el país ganará en “estabilidad, crecimiento y mejores servicios públicos para enfrentar la tormenta". Aludiendo a los efectos de la guerra en Ucrania, dijo que la recesión puede ser "hecha en Rusia", pero que la "recuperación se hace en el Reino Unido".

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...