25 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
30 de noviembre 2014 - 20:44hs

“Uno tiene una experiencia mayor y asume las cosas con mayor serenidad”, comentó a El Observador el expresidente, Julio María Sanguinetti, al ser consultado sobre cómo se vive un segundo mandato.

El colorado será, hasta el próximo 1º de marzo, el único uruguayo que fue dos veces presidente por medio de una votación directa.

Luego de votar ayer al mediodía en el colegio Elbio Fernández, en referencia a la posibilidad cierta de que Vázquez lo empatara en la estadística, Sanguinetti dijo, despreocupado, que se trata de un dato puramente “anecdótico”. Y en ese momento del día prefirió no dar un consejo al presidente electo porque no quería especular sobre los resultados.

Más noticias
De todos modos, al hablar de su experiencia, explicó que una segunda presidencia se vive con menos nervios, y señaló: “El doctor Vázquez, que está postulándose de nuevo, supongo que lo vive igual. No es lo mismo la primera vez que la segunda”.

Sanguinetti hizo hincapié en que le tocó ser el primer mandatario “en tiempos distintos”: “En mi primera presidencia era la transición (del gobierno militar a la democracia). Todo estaba al servicio de que el país saliera en paz. En el segundo período eran las reformas estructurales, era la educación”.

Por más que considera que la experiencia es fundamental, que “no es lo mismo patear un primer penal que un segundo penal para un futbolista”, señaló que “uno puede ser mejor o peor (presidente) dependiendo de mil circunstancias”, y subrayó que “lo más importante para un presidente en un país como el Uruguay es la situación internacional”.

En este sentido, resumiendo sus gobiernos, explicó que le tocó vivir con inflaciones de 1.500% y 2.000% en los países vecinos (1985-1990), y que “era una aventura, había que vivir en el más o menos tanteando cómo”. Su segundo período (1995-2000) tuvo dos tiempos, dijo: “hasta el 99 una situación muy tranquila y después vino la devaluación de Brasil y nos cambió todos los parámetros. A nosotros y a la región”.

En la cronología de presidentes, Sanguinetti dijo que el contexto internacional de Luis Alberto Lacalle (1990-1995) “fue bastante bueno”. Y subrayó lo sucedido con Jorge Batlle, con la crisis Argentina y la corrida bancaria. “El ‘yo soy yo y mi circunstancia’ de Ortega, es absolutamente determinante”, explicó.

Finalmente mencionó que los gobiernos del Frente Amplio sí gozaron de una “incuestionable” bonanza . Y que “la situación ideal” fue la que se le dio a Vázquez porque el país venía de la crisis “pero creciendo verticalmente”.
Reforma

Interrogado sobre las versiones que indican que desde el oficialismo se buscará reformar la Constitución para evitar el balotaje, Sanguinetti se pronunció en contra. Dijo además que el cambio nació con Wilson Ferreira Aldunate, y que fue algo que comenzaron con Liber Seregni. “Hay que pensar mucho antes de cambiar”, sentenció.

Temas:

Decisión 2014

Seguí leyendo

Te Puede Interesar